El 2020 fue un año sin precedentes y desafiante, con una pandemia de COVID-19 que sigue afectando la vida de todos. En este escenario de incertidumbre, NESTLÉ Chile respondió con claridad, activando y ejecutando medidas para mantener a su gente segura y garantizar el suministro de alimentos en el país. También brindó apoyo a las comunidades y continuó con su trabajo de cuidar el planeta para las futuras generaciones.