Todos los países están enfrentando esta crisis sin precedentes, la que ha dañado sus economías, las formas de relacionamiento y las dinámicas estudiantiles y laborales.