5 C
Santiago
Martes, Julio 5, 2022

“Zero Residuos”: Hay que partir por casa

INSTAGRAM
Diario Sustentable
Diario Sustentablehttps://www.diariosustentable.com/
Contamos historias que merecen crecer. Pensamos diferente y elegimos creer en las personas, comunidades y organizaciones, las grandes y las que están empezando ahora en la mesa de un café, pero que van a cambiar el mundo.

Sergio Ramírez Romero, Jefe de Medio Ambiente, Salmones Camanchaca

Entre las múltiples consecuencias que nos dejó la pandemia, el aumento de los residuos es una de ellas. Y es que el excesivo uso de implementos como mascarillas y guantes generó un alza considerable en los desechos. Sin ir más lejos, según cifras de la OMS, entre 2020 y 2021 se utilizaron cerca de 87 mil toneladas de equipos de protección, los que terminaron como residuos en rellenos sanitarios o simplemente en lugares no autorizados.

Estas cifras nos obligan a hacer un cambio, y hay que partir por casa. En este sentido, la pandemia fue una de las aristas que se sumó al proyecto que como Salmones Camanchaca ya veníamos trabajando, es decir, la implementación del programa “Zero Residuos”, que a la fecha nos permite valorizar el 97% de los residuos que se generan en nuestra Planta ubicada en Tomé, esperando alcanzar un 99% en 2025. Y uno de los inconvenientes que nos permitió atacar fue justamente el uso que le dábamos a las más de 90 mil mascarillas mensuales que se utilizan en la planta. Para eso, nos incorporamos a un Proyecto de Economía Circular -encabezado por la Unidad de Desarrollo Tecnológico de la Universidad de Concepción, y ASIPES-, iniciativa que incluye la recolección, desinfección, clasificación, molienda y obtención de productos plásticos por medio del proceso de extrusión e inyección a partir de mascarillas, y que culmina con la fabricación de productos, como bandejas para el casino, vasos, basureros, lápices y otros productos similares. A su vez, Salmones Camanchaca ha sumado a dos establecimientos educacionales, Liceo Industrial de Tomé y Escuela Básica Gabriela Mistral.

Otro de los procesos más relevantes de este programa, es el uso de los residuos orgánicos que resultan de la preparación de comidas en el casino de la Planta, éstos son segregados por los mismos colaboradores y retirados por la Empresa Ketrawe para producir Hummus a través de Vermicompostaje.

Reutilizar los desechos que generamos en pandemia nos permitió ampliar esto e implementar procesos de reciclaje a largo plazo y en diversas áreas como, por ejemplo, reciclar las capas plásticas que se utilizan al interior de la planta, y que son de un solo uso, para fabricar otros artículos.

También aplicamos economía circular con nuestros propios desechos -como vísceras, cabezas, esquilones, y pieles-, que son enviados para que se reduzcan a harina de pescado para consumo animal. Al igual que los aceites lubricantes, que se reciclan para ser procesados y darles un nuevo uso en maquinarias. Adicionalmente, logramos un hito no menor: comenzamos a enviar los lodos orgánicos que se generan en la Planta de Tratamientos de Aguas Residuales a la Planta de Compostaje VROSS, para transformarlos en Compost y utilizarlos como fertilizantes en plantaciones forestales.

Todo esto forma parte de la meta que tiene la compañía de ser carbono neutral al término de 2025, en el total de sus operaciones, además de contribuir a un entorno mucho más sustentable, algo fundamental en la estrategia de sostenibilidad de la empresa. La implementación de campañas contribuye a que cada vez nos hagamos más parte del proceso de concientización con el medio ambiente, pero el próximo paso debe ser generar acciones concretas que se traduzcan en efectos positivos. Desde nuestra vereda, estamos trabajando en propuestas que potencien estos hábitos entre nuestros colaboradores, así como transformarnos en un ejemplo para la industria y, por qué no, para otras también.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

NUESTROS SOCIOS
VERAMONTEspot_img
SECHE GROUPspot_img
PEFCspot_img
SALMONES CAMANCHACA

LO ÚLTIMO