Enric Sala, fundador de Pristine Seas: “Mínimamente debemos comprometernos a proteger el 30% del planeta para 2030”
Conversamos con

Enric Sala, fundador de Pristine Seas: “Mínimamente debemos comprometernos a proteger el 30% del planeta para 2030”

Ese fue el pedido urgente que hizo a la comunidad global el explorador residente de National Geographic y fundador del proyecto Pristine Seas, a través de la cuenta de Instagram de National Geographic Latinoamérica.

El activista conversó en vivo con Alex Muñoz, director de Pristine Seas para la región, y compartió los cambios prioritarios e inmediatos que debe hacer el mundo para proteger el planeta y sus recursos.

Asumir el compromiso de proteger al menos el 30% del planeta para 2030. Ese es el pedido inmediato de Enric Sala, biólogo marino, explorador residente de National Geographic y fundador de Pristine Seas, un proyecto creado para proteger los últimos lugares salvajes de los océanos. Con el objetivo de detener la sobreexplotación del planeta y la destrucción de hábitats, Sala hizo el llamado a la acción global e inmediata el pasado miércoles, cuando conversó en vivo con Alex Muñoz, director de National Geographic Pristine Seas para Latinoamérica, a través de la cuenta regional de National Geographic en Instagram.

Mucha gente cree que estamos atravesando distintas crisis, como la de COVID-19, el calentamiento global o la pérdida de biodiversidad. En realidad, se trata de la única gran crisis de sobreexplotación y contaminación del planeta. Todo está interconectado”, señaló Sala en la transmisión, al tiempo que advirtió: “Las investigaciones científicas estiman que se perderá 1 millón de especies animales y vegetales en los próximos años”.

Para frenar esta crisis, el líder de Pristine Seas invitó a sumarse a la campaña global para aumentar las áreas protegidas en cerca de un tercio del planeta. “El objetivo es conseguir un acuerdo internacional para proteger el 30% del planeta en los próximos diez años. Necesitamos la colaboración de todos, desde ONG y gobiernos hasta instituciones científicas y ciudadanos. Esta es la última década para hacerlo”, señaló.

Un reciente informe llamado “Protección del 30% del planeta para la naturaleza: costos, beneficios e implicaciones económicas” asegura que la conservación, restauración y creación de áreas protegidas que vayan en torno al 30% de la biodiversidad y la naturaleza -terrestre y marina- generarían enormes beneficios económicos y financieros a escala global y evitaría, además, el colapso alarmante del mundo natural que ahora amenaza con la extinción de hasta un millón de especies. El estudio fue elaborado con los trabajos de más de 100 científicos y economistas que forman parte de la “Campaña por la Naturaleza y los Pueblos” impulsada por National Geographic y la Wyss Foundation.

En la conversación, además, Sala destacó el rol fundamental que cumplen las comunidades locales en el trabajo de protección de hábitats y especies. “Aprendemos mucho de ellas y tenemos la oportunidad de apoyarlas con nuestra investigación, que complementa su conocimiento tradicional. Nuestros documentales, además, permiten transmitir su voz al resto del mundo”, indicó.

Fundado en 2008 por Sala, con el apoyo de National Geographic, el proyecto Pristine Seas lleva lideradas más de 30 expediciones en distintos cuerpos de agua del mundo y ha colaborado en la protección de más de cinco millones de kilómetros cuadrados de océanos en 22 áreas marinas protegidas.

La versión guardada de la conversación entre Sala y Muñoz está disponible

aquí.