Después de más de 100 días en los que la mayoría de los chilenos ha realizado cuarentena, y trabajado desde sus casas, los ánimos y expectativas no son las mismas.