Emprendimiento

Egresados U. de Chile ganan concurso internacional de innovación del MIT

Lucas Amézquita  y Tomás Acuña – Ingenieros en Recursos Naturales Renovables de la U. de Chile-  son parte de ‘Bloom Alert’, emprendimiento que desarrolló un software que alerta la contaminación de aguas del mar a las plantas desaladoras y que ganó el MIT Water Innovation Prize,  certamen que premia a proyectos que buscan una mejor gestión del agua.

Lucas Amézquita  y Tomás Acuña, ingenieros en Recursos Naturales Renovables de la Universidad de Chile, fueron reconocidos –junto al equipo de ‘Bloom Alert’- en el prestigioso concurso internacional ‘MIT Water Innovation Prize’ por su innovación que entrega el servicio de monitoreo e inteligencia a plantas desaladoras a detectar eventos de contaminación.

Fenómenos como la marea roja, descarga de aguas residuales y derrames de petróleo pueden afectar la producción de agua desalada. “En Bloom Alert a partir de imágenes satelitales generamos indicadores específicos para la industria desaladora”, detalla Lucas Amézquita. 

A lo que su compañero Tomás Acuña agrega: “Tomamos la imagen, la tratamos, la ajustamos y entregamos un resultado asimilable para el funcionamiento de la planta desaladora”.

Cabe destacar que el Water Innovation Prize impulsado por el Massachusetts Institute of Technology (MIT), otorga anualmente hasta 35 mil dólares a emprendedores emergentes que desarrollen soluciones innovadoras para la industria del agua.

Plantas desalinizadoras, una vía sustentable para el crecimiento de la industria

Cada día cerca de 300 millones de personas en el mundo dependen del agua desalada para su supervivencia. Este suministro es abastecido por más de 18.000 plantas desaladoras operativas en el planeta. El agua de mar es el principal suministro para este proceso, por lo que la contaminación costera es un constante riesgo a la sostenibilidad productiva de agua desalada. 

Se estima que anualmente la industria desaladora pierde hasta 3 billones de dólares por eventos de contaminación costera que no fueron previstos correctamente. Es en este contexto que Bloom Alert, destacó entre sus competidores. 

Cabe destacar que Bloom Alert no sólo ganó el premio monetario del MIT Water Innovation Prize sino que también recibió asesoría y mentoría por parte de destacados agentes del ecosistema de innovación durante los seis meses de competencia.  “En el proceso, además pudimos discutir nuestro proyecto con líderes de la industria del agua del área de Boston y Nueva York (…) Sin duda que contar con el respaldo y exposición a tan selecto ecosistema de innovación nos da la fuerza para poder medirnos cara a cara con las tecnologías globales que están transformando los paradigmas tecnológicos en materia de sostenibilidad hídrica”, afirman Tomás y Lucas.

Tras la obtención de este reconocimiento, Bloom Alert se encuentra trabajando para escalar sus modelos de pronóstico satelital a una escala global y en el desarrollo de nuevos productos.

Post Comment