2019 Destacados Economía Circular

Reciclaje de colgadores: la nueva apuesta sostenible de Falabella Retail

Entre los beneficios del proyecto está la reducción del impacto ambiental, que se reflejará en la reducción de desecho a relleno sanitario, y la creación de nuevos ganchos, a través del reciclaje de los residuos de plásticos generados por las tiendas.

Actualmente sólo una parte menor de los colgadores de ropa se puede reciclar. Lo anterior, porque la mayor parte de los colgadores son de poliestireno (PS), material que no se puede reciclar en volúmenes importantes en Chile actualmente.

Con tal escenario de fondo, Falabella Retail puso en marcha un plan piloto que busca generar economía circular, a través del manejo de los colgadores de plásticos de ropa, implementos indispensables en todas las tiendas de la compañía.

“El modelo económico de tomar, hacer y desechar está siendo reemplazado por uno en que la actividad económica se concibe como reparadora y regenerativa. Por eso, nosotros decidimos iniciar el proyecto con los colgadores de ropa, ya que podemos aportar de manera significativa al cuidado del medio ambiente,”, explica Pamela Lagos, gerente de Gestión de Sostenibilidad de la compañía.

En concreto, el proyecto tiene dos etapas: la actual, consiste en la reutilización de colgadores de plástico en buen estado a través del gestor de residuos de la empresa. Gracias a esta iniciativa, en los últimos seis meses ya se han reutilizado más de 400.000 colgadores, que corresponde a una importante parte de las necesidades de nuestros mismos proveedores nacionales.

La siguiente etapa, que se espera poner en marcha durante este año y tras cambiar la materialidad de los colgadores, consiste en el reciclaje de colgadores para convertirlos en nuevos. El proceso está conformado por los siguientes hitos: en primer lugar, el gestor de residuos retirará los colgadores desde las tiendas, llevándolos a la planta de clasificación de residuos, y pasarán al molino de trituración. Luego continuarán hacia la peletizadora para filtrar material de plástico y transitarán a la matriz de colgadores, para finalmente lograr el producto final. Con esto se pretende llegar a la mayoría de la compra nacional de colgadores, a través de elementos reciclados.

Lagos agrega que “entre los beneficios del proyecto está la reducción del impacto ambiental, que se reflejará en la reducción de residuos destinados a relleno sanitario, y la creación de nuevos colgadores, a través del reciclaje de residuos de plástico. A lo anterior, se suma la disminución en 15% de los costos en la adquisición de colgadores de ropa, para la unidad de negocio que fabrica marcas propias para Falabella Retail”.

Post Comment