2018 Sacando la voz

Productividad en la construcción desde la sustentabilidad

José Pedro Mery García, Director de la Escuela de Construcción de Duoc UC

El estancamiento de la productividad en la construcción y su alta incidencia en la economía nacional (6,4% del PIB), interpela al sector a mejorar su eficiencia. La construcción sigue siendo una actividad basada en procesos artesanales, poco industrializados, intensiva en mano de obra poco entrenada, donde se utilizan insumos con altas tolerancias y baja estandarización, crecientes consumos de energía y elevada generación de residuos.

En el estudio “Productividad Laboral en la Construcción en Chile: Comparación Internacional”, los autores confirman el retroceso de este indicador en las dos últimas décadas con un impacto equivalente a pérdidas anuales por 1,5% del PIB nacional. En el trabajo se midió la productividad en la construcción, como productividad media laboral o mejor entendida como el aporte que cada trabajador en promedio realiza al PIB sectorial, el que a su vez corresponde al cociente entre el valor agregado de la producción y la cantidad de empleados en la industria de la construcción. Como resultado, el valor es similar a la productividad observada en países como México, Portugal, Estonia y Argentina, y ampliamente inferior a la de la OCDE.

¿Cómo enfrentar el desafío de ser más eficientes en el sector? Un primer gran paso lo ha dado la Corfo, al asumir un nuevo rol basado en la colaboración público – privada, creando como estrategia nacional el Programa Construye 2025. Esta instancia tiene como visión y objetivo, transformar al sector de la construcción desde la perspectiva de la sustentabilidad y la productividad, para lograr un desarrollo nacional con equidad social, económica y medioambiental. Su objetivo es una industria de la construcción sustentable y competitiva a nivel global, líder en la región, comprometida con el desarrollo del país a través de la incorporación de innovación, nuevas tecnologías y fortalecimiento del capital humano, teniendo como foco el bienestar de los usuarios y el impacto a lo largo del ciclo de vida de las edificaciones.

En concreto, el programa está orientado a mejorar la salud y bienestar de los usuarios de la edificación; minimizar el impacto que genera el proceso constructivo de una edificación; reducir el consumo de energía de las edificaciones; desarrollar la industria de los proveedores y servicios; transformar a la industria en un referente internacional; aumentar la productividad del sector; y mejorar la competitividad del sector construcción.

Hoy, esta estrategia cuenta con una hoja de ruta que está en plena fase de operación, contando con la participación de múltiples actores del mundo público, privado, gremial, empresarial y educacional. Todos ellos se articulan en proyectos o iniciativas claves como la implementación masiva de BIM (building information modelling), el desarrollo de centros tecnológicos de I+D+I, el desarrollo de la primera plataforma digital DOM en Línea (para tramitación de permisos de edificación), la modernización de marcos contractuales, la gestión de residuos de la construcción, el desarrollo y actualización de normativa y certificación sustentables, la construcción industrializada, y los centros de extensionismo.

Finalmente, y conscientes de la importancia que tiene la formación de profesionales capacitados en la productividad, es importante destacar que la escuela de Construcción de Duoc UC ha colaborado activamente tanto en la elaboración de la hoja de ruta de Construye 2015, como en la actual fase de operación de sus proyectos e iniciativas.

Post Comment