2018 Actualidad

Ministro de Agricultura, Antonio Walker: “El gobierno chileno promueve una “agricultura más sustentable” con planes de reforestación y capacitación a agricultores”

El gobierno de Chile trabaja en la creación de alianzas público-privadas dedicadas al cuidado del medio ambiente y la promoción de “una agricultura sustentable”, por medio de iniciativas como la reforestación de decenas de miles de hectáreas y la enseña de técnicas de cosecha de agua a los agricultores de la zona central del país.

Valentina Bastías Atias

En una entrevista con el Diario Sustentable, el ministro de Agricultura, Antonio Walker, aseguró que su cartera tiene por misión repoblar con plantas forestales más de 53.000 hectáreas en los próximos cuatro años.

“Vamos a reforestar 1.800 hectáreas este año y tenemos un programa para los próximos años de reforestar 12.500 hectáreas por año. Van a ser más de 53.000 hectáreas reforestadas en cuatro años”, señaló Walker.

Esta iniciativa se trabaja en conjunto con la Corporación Nacional Forestal (Conaf) y empresas privadas relacionadas al ámbito agrícola y forestal, con el propósito de cooperar con el cuidado del ecosistema y a la vez crear conciencia sobre la materia, dijo la autoridad.

Asimismo, “en el sector forestal estamos creando el servicio de biodiversidad, un servicio nacional forestal, entre otros muchos cambios para garantizar una agricultura sustentable” y la protección de áreas cuyo objeto es la conservación.

El ministro destacó que este gobierno ha planteado “medidas concretas” respecto del agua y la cada vez más aguda escasez hídrica, con políticas “inéditas” que cuentan con el auspicio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

“Estamos con una capacitación a lo largo del país, con un programa de diez millones de dólares, por ejemplo en la sexta región, sobre cómo enfrentar el cambio climático”, explicó Walker, quien aplaudió esta inversión “nunca antes hecha en el país”.

“Vamos a abarcar más de 8.000 hectáreas; con más de 3.000 agricultores y ocho comunas de la región de O’Higgins”, a quienes se les entregará herramientas para enfrentar los embates del cambio climático “desde la sustentabilidad”, apuntó.

Se enseñarán “medidas prácticas” a los agricultores, como técnicas de cosecha de aguas lluvias e incorporación de rastrojos a los cultivos, “en vez de quemarlos”.

Estudios científicos han anticipado un aumento de las temperaturas de hasta dos grados en Chile en los próximos 35 años, como efectos del cambio climático.

Respecto de las lluvias, se proyecta una disminución en la caída de agua en todo el país, con más afectación en las zonas costeras, con bajas de hasta un 30 por ciento, lo que podría generar problemas en algunas plantaciones.

Los expertos han recomendado mejorar los sistemas de regadíos, gestión de cuencas, protección de humedales y glaciares, entre otras medidas de almacenaje y aprovechamiento del recurso hídrico.

Walker remarcó que otra de las ocupaciones del Ejecutivo es promover la “producción orgánica”, para responder a una de las principales necesidades del mercado, que exige trazabilidad e inocuidad a los productos chilenos que se comercializan dentro del país y en el extranjero.

“No es posible como país pequeño y alejado del resto del mundo, un país exportador, hacer una agricultura que no sea sustentable. Por esta razón estamos promoviendo tan fuerte la producción de productos saludables, con una baja cantidad de moléculas”, explicó.

Mencionó también la importancia que tiene la generación de bioinsumos que se utilizan en la nutrición y protección de plantas y animales, que se originan a partir de fuentes naturales y que son biodegradables, como abonos, plaguicidas, sustratos, entre otros productos orgánicos y de bajo impacto al ecosistema.

“Por ejemplo lo relacionado al control de polillas, que ahora se combate con difusores y dispensadores. Esto se ha logrado en un trabajo del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) con el mundo privado”, precisó Walker, al describir una de las iniciativas del Ejecutivo.

Destacó que en el extranjero los productos de exportación como las frutas provenientes de Chile, se han ganado un prestigio gracias a la “seguridad e inocuidad” que caracterizan los procesos de cultivo en el territorio local.

Según la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), entre enero y julio de este año el país registró un aumento interanual en las exportaciones de fruta fresca, con 2.177.749 toneladas de producto.

Post Comment