2020 Actualidad

Hacia una economía circular en Chile: dónde estamos y cuánto nos falta: La mirada de 8 organizaciones de cara a la circularidad

En Diario Sustentable le hicimos las siguientes preguntas: ¿Dónde estamos?, ¿Cuánto nos falta? y ¿Cuáles son las principales barreras? a representantes de Ellen MacArthur Foundation, SOFOFA Hub, Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, Fundación Basura, Oficina de Economía Circular del MMA, consultora Gestión Social, Mima Software y Empresas Iansa con la idea de conocer más sobre los avances de economía circula en Chile.

Sin duda hay muchas organizaciones que están haciendo cosas, pero tenemos que movernos mucho más rápido ya que Chile es uno de los países más afectados por el cambio climático.

¿Dónde estamos?

“El Pactos del Plástico de la Fundación Ellen MacArthur involucra importantes actores de la cadena de valor de los plásticos”, Luisa Santiago, Ellen MacArthur Foundation

“Acciones concretas en Chile demuestran este pionerismo, como el pacto del plástico chileno Circula el Plástico, el primero de las Américas y tercero en el mundo en la red global de Pactos del Plástico de la Fundación Ellen MacArthur, que involucra importantes actores de la cadena de valor de los plásticos. Con el liderazgo de la Fundación Chile, en enero de este año, la iniciativa lanzó, su hoja de ruta oficial para poner en marcha la creación de una economía circular para el plástico en Chile. Otro ejemplo concreto en Chile hacia una economía circular es el compromiso de desarrollar una hoja de ruta de economía circular para la economía nacional del país, involucrando a los sectores de la industria para la construcción de dicho documento, lo que significa un primer paso importante hacia la construcción de acciones coordinadas y nuevas reglas políticas para fomentar la economía circular”.

“Estamos lejos de repensar nuestros procesos bajo este nuevo paradigma”, Alan García, director ejecutivo SOFOFA Hub

“A nivel industrial, estamos recién comenzando a entender qué es la economía circular. Aún hablo con gerentes que piensan que firmando un contrato con un gestor de residuos resuelve el problema. Hay algunas empresas, sobre todo aquellas que usan envases plásticos, que están comenzando de a poco a buscar alternativas de diseño, pero estamos lejos de repensar nuestros procesos bajo este nuevo paradigma”.

“Estamos liderando un estudio que se aplicará en diversos países latinoamericanos para establecer la línea base”, Giovanni Calderón Bassi, Director Ejecutivo Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático.

“Hasta octubre del año pasado, Chile era uno de los países latinoamericanos con mayores avances en la implementación de un sistema productivo circular. Tan es así, que estamos liderando un estudio que se aplicará en diversos países latinoamericanos para establecer la línea base en que se encuentran para comenzar a aplicar políticas de circularidad. La Ley de Responsabilidad Extendida del Productor y Fomento al Reciclaje creó por primera vez las reglas para el desarrollo de un mercado del reciclaje y la revalorización de residuos, que es uno de los pilares de la concepción circular de la economía”.

“Con la paulatina dictación de los decretos en materia de tratamiento de los residuos prioritarios, Chile comenzará el camino del tratamiento segregado de residuos, que es el punto de partida para la reducción de residuos en destino final, es decir vertederos y rellenos sanitarios, como también para la reducción en la extracción de recursos naturales, otro de los pilares de la economía circular”.

“Los Acuerdos de Producción Limpia que implementamos en la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático también son instrumentos de gestión ambiental y económica que incluyen acciones para el desarrollo de modelos de gestión de residuos modernos y eficientes. Sin ir más lejos, estamos liderando un acuerdo con más de cuarenta grandes empresas para alcanzar la meta de Cero Residuos a Eliminación y otro para el diseño de ecoetiquetas para el fomento del reciclaje”.

“Economía circular también significa adaptar los procesos industriales a la eficiencia en el consumo de energía y el empleo de fuentes limpias, en lo cual el país ha avanzado muchísimo, política a la cual nosotros también aportamos a través de los Acuerdos de Producción Limpia”.

“Se está empezando a poner en la mesa de discusión la relación entre el bienestar ambiental y social”, Macarena Guajardo Mavroski, Directora Ejecutiva Fundación Basura

“Con la implementación de la Ley REP comenzamos a hablar de economía circular. Podríamos decir que desde el 18 de octubre se está empezando a poner en la mesa de discusión la relación entre el bienestar ambiental y social. Se está comenzando a comprender que la economía circular, de la cuna a la cuna, basura cero, buen vivir y todos los paradigmas que surgen a partir de estas crisis apuntan a dejar de ver a la naturaleza como un bien de consumo, y pasar a verla como algo de lo cual somos parte y que debemos proteger”.

“La ley de Responsabilidad Extendida del productor nos permitirá dar un salto en materia de valorización de residuos”, Guillermo González, jefe de la Oficina de Economía Circular del MMA.

“En Chile hemos dado pasos importantes como, por ejemplo, la ley que prohibió la entrega de bolsas plásticas en el comercio de Chile y la implementación de la ley de Responsabilidad Extendida del productor que nos permitirá dar un salto en materia de valorización de residuos, que nos pondrá a la par de países desarrollados”.

“Instalar la economía circular es una necesidad para el mundo, dado que este enfoque permite disminuir la extracción de recursos naturales, ahorros de energía y la reducción de gases de efecto invernadero, responsables del cambio climático. Por lo mismo, es esencial potenciar este enfoque en todas nuestras actividades, tanto en empresas como por parte de los emprendedores, quienes lo tienes mucho más integrado, lo que es valorado por consumidores cada vez más exigentes”.

“Hoy día en Chile el 59% de los actores que participan en la economía circular pertenecen al sector privado”, Matías Canelo, Gerente General de la consultora Gestión Social

“Hoy día en Chile el 59% de los actores que participan en la economía circular pertenecen al sector privado, compuesto por corporaciones multinacionales, corporaciones nacionales, Startups, gremios, cooperativas y empresas B”

“Respecto a los diferentes eslabones que componen la economía circular, en los que hay más actores son en aquellos asociados a la gestión y tratamiento de residuos, consumo y producción a partir de un subproducto. Los ámbitos con menor participación son los asociados a explotación de materias primas, generación de energía y logística”.

“El ecodiseño es el principal desafío para las industrias”, Natalia Vidal, directora de Sostenibilidad de Mimasoft.

El principal desafío para las industrias es el ecodiseño, entendiendo desde la concepción de los productos como mejorar el desempeño ambiental e incorporando insumos que sean más circulares. La economía circula en Chile está enfocada en el desarrollo de productos que desde el inicio sean amigables, pero falta mucho para las empresas que ya están produciendo.

En Chile nos falta medir más el Análisis de Ciclo de Vida que va de la mano con la Economía Circular. Un insumo puede ser muy renovable, pero la primera vez que se extrajo fue intensiva en carbono, eso significa que tendría un mal ACV, pero buena Economía Circular.

“Realizamos acciones de segregación de residuos en el origen, para fomentar el reciclaje”: Vivian Budinich, gerenta de Marketing Corporativo y Sostenibilidad de Empresas Iansa

“Estamos trabajando en temas concretos en materia de economía circular. En términos medioambientales, en nuestras instalaciones industriales internas, realizamos acciones de segregación de residuos en el origen, para fomentar el reciclaje. Nuestro porcentaje de reciclamiento consolidado actual es de 35%, y la idea es seguir aumentando este porcentaje de manera gradual”.

“Hemos asumido el compromiso de generar valor compartido con los agricultores y las comunidades con quienes nos relacionamos, y esto considera al mismo tiempo, utilizar el agua en forma responsable en todas nuestras operaciones. El agua, es un recurso indispensable para el desarrollo de la agricultura y ganadería, por lo que es de suma importancia hacer un buen uso de ésta para mantener la producción de alimentos que actualmente se genera en Ñuble y el resto de Chile”.

“Contamos con nuevas tecnologías de riego, como el riego tecnificado, que mejora la eficiencia del uso de este recurso. Adicionalmente, tenemos la profesionalización de cuidados como vitaminas, fertilización foliar como cobre, zinc y otros, que son reductores de stress hídrico. Al mismo tiempo, se han creado protectores de radiación solar que protegen a las hojas y tallos, evitando una mayor pérdida de agua a través de éstas y quemaduras de sol”.

Con este tipo de acciones concretas, y más, hemos triplicado el uso eficiente del agua, evitando erosiones y arrastres de nutrientes en los procesos de regadío, y que contamos con un sistema de recirculación de agua, reutilizando el 50% de la misma.

“Sobre la gestión de residuos líquidos, nuestras plantas azucareras disponen residuos líquidos en cuerpos de agua superficiales, aplicándoles el cumplimiento de la norma de emisión para la regulación de contaminantes asociados a las descargas de residuos líquidos a aguas marinas y continentales superficiales o Decreto Supremo N°90. De esta forma, en los últimos años, nuestras instalaciones han consolidado el cumplimiento de la normativa mediante la realización de autocontroles mensuales reportados a la autoridad”.

¿Cuánto nos falta?

“Hay un movimiento de los pioneros globales hacia la economía circular y, aunque la Unión Europea y China estén en la vanguardia de este movimiento, Chile sin duda está entre ellos”, Luisa Santiago – Ellen MacArthur Foundation

“Cada país tiene una trayectoria única de transición hacia una economía circular y actualmente no existe una regla para medir el progreso de los países en sus trayectorias. Lo que sí se puede decir es que hay un movimiento de los pioneros globales hacia la economía circular y, aunque la Unión Europea y China estén en la vanguardia de este movimiento, Chile sin duda está entre ellos. Ocupa, además, un rol de liderazgo fundamental en América Latina y en otros foros internacionales, como la OCDE, donde está activamente impulsando el diálogo sobre economía circular”.

“A nivel institucional resulta fundamental que este desafío se aborde de manera colaborativa”, Alan García, director ejecutivo SOFOFA Hub

“Sin duda que la Ley REP representa un primer paso, así como también el paulatino aumento de la conciencia del consumidor. No obstante, a nivel institucional resulta fundamental que este desafío se aborde de manera colaborativa y en Chile nos cuesta sentarnos en una mesa a trabajar juntos, rompiendo las inercias en una cultura de silos. Esta es una de las principales oportunidades que nos ha inspirado a abordar los desafíos de la economía circular desde SOFOFA Hub, vinculando empresas, emprendedores y centros de investigación o universidades a través de proyectos colaborativos que nos permitan avanzar hacia el nuevo modelo”.

“Hoy no existe ningún país del mundo que pueda demostrar que su economía es plenamente circular”, Giovanni Calderón Bassi, Director Ejecutivo Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático.

“Hoy no existe ningún país del mundo que pueda demostrar que su economía es plenamente circular. Y una de las razones de eso es que la economía es hoy un proceso global, de manera que los esfuerzos de unos países deben ser complementados por otros países. Es lo mismo que ocurre con el combate contra el calentamiento global. Por ejemplo, hoy los suizos están preocupados en apoyar la eficiencia hídrica de los países en desarrollo que les exportan productos, conscientes del problema global de la disponibilidad de agua. En Chile, sin duda, estamos más avanzados que prácticamente todos los países de la región, incluso que algunos países con mayor grado de desarrollo que el nuestro, pero la completa circularidad de la economía sólo se logrará con un avance de la tecnología como el que estamos experimentando, que permita sustituir paulatinamente los procesos productivos lineales”.

“Nos falta muchísimo. Estamos lejos”, Macarena Guajardo Mavroski, Directora Ejecutiva Fundación Basura

“Nos falta muchísimo. Estamos lejos, pero pienso que lo importante es reconocer que debemos hacer una transición y poner metas ambiciosas; urgentes”.

“Como Ministerio del Medio Ambiente iniciamos un trabajo para elaborar una hoja de ruta”, Guillermo González, jefe de la Oficina de Economía Circular del MMA

 “La transición desde una economía lineal –consistente en extraer, usar y desechar- hacia una economía circular significa un cambio de paradigma y requiere de una transformación enorme en nuestras formas de producir y también de consumir. Hacerlo no es una opción, sino que una necesidad”.

“Como Ministerio del Medio Ambiente iniciamos un trabajo para elaborar una hoja de ruta que desarrollaremos junto a todos los actores para generar una visión compartida de cómo se ve ese Chile circular en el 2040 y generar un plan de acción concreto que trascienda periodos de gobierno”.

“Para que la economía circular sea realmente efectiva, hay que gestionar la demanda, no solo la oferta”, Matías Canelo, Gerente General de la consultora Gestión Social

“Esta nueva forma de entender la economía requiere promover aún más la innovación y la colaboración entre los distintos ámbitos existentes (producción, logística, venta, gestión de residuos, etc). Siendo todos actores independientes y especializados, hace falta una mirada más integral con experiencia aplicada en el mundo empresarial para efectivamente lograr cambios en la forma de operar de los negocios”.

“Para que la economía circular sea realmente efectiva, hay que gestionar la demanda, no solo la oferta. Lo anterior supone un cambio cultural con un fuerte componente social. Si bien, hoy en Chile hay un consumidor más informado y demandante en aspectos de sostenibilidad, la sociedad de consumo sigue siendo la que impera”.

“Tomar estratégicas, involucrando a áreas que no necesariamente están vinculadas con sustentabilidad”, Natalia Vidal, directora de Sostenibilidad de Mimasoft.

“Falta que en las empresas se tomen decisiones que son estratégicas, involucrando a áreas que no necesariamente están vinculadas con sustentabilidad en primera instancia, tales como logística, adquisiciones, reingeniería de proyectos. Hay muchas formas de mejorar el desempeño ambiental de las empresas, una de ellas es reducir la huella y otra aumentar la circularidad”.

“Hoy vemos y tratamos a los envases como un potencial recurso, que debe servir en otra cadena de producción”, Vivian Budinich, gerenta de Marketing Corporativo y Sostenibilidad de Empresas Iansa

“Actualmente trabajamos para optimizar los flujos internos de residuos, estadística de generación, sensibilización de las personas, y también en búsqueda de socios estratégicos (proveedores) para aumentar nuestro actual porcentaje de reciclaje.  En términos de empaques, estamos trabajando en un plan que nos permita aportar con la circularidad de los materiales de envases y embalajes, es decir, hoy vemos y tratamos a los envases como un potencial recurso, que debe servir en otra cadena de producción”.

“Todos los productos que estamos desarrollamos actualmente, vendrán con esta oferta diferenciadora para nuestros consumidores. Además, estamos participando del primer Acuerdo de Producción Limpia (APL) para el eco-etiquetado de envases y embalaje, impulsada por el Ministerio del Medio Ambiente, la Sociedad de Fomento Fabril, SOFOFA, la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, la Asociación de Consumidores Circular, SERNAC y la Superintendencia del Medio Ambiente, y que nos permite educar al consumidor en la experiencia de conocer e incentivar el reciclaje y además colaboramos con la correcta implementación del Ley Rep”.

¿Cuáles son las principales barreras?

“Creación de mecanismos de incentivo para su construcción”, Luisa Santiago, Ellen MacArthur Foundation

“Los desafíos comunes de una transición nacional hacia la economía circular incluyen la creación de mecanismos de incentivo para su construcción. Las políticas públicas, así como los instrumentos de financiación, deben alinearse con esta visión y para ello es necesario buscar el apoyo y la participación de todos los actores relevantes para ponerlo en práctica. Se puede mencionar también como un desafío posible la dependencia demasiada en sectores extractivos de la economía, que deben reinventarse en una transición”.

“Los incentivos y modelos de negocio juegan un rol clave y deben ser analizados”, Alan García, director ejecutivo SOFOFA Hub

“La principal barrera está hoy en el ámbito cultural, donde aún no hemos sido capaces de crear la conciencia necesaria, tanto a nivel domiciliario como a nivel empresarial. Segundo, hay barreras regulatorias que impiden el uso de material reciclado como materia prima. Por último, resulta fundamental poder contar con herramientas que permitan priorizar de manera objetiva todos los recursos e iniciativas que destinamos a esta transición. Hemos visto muchos proyectos que son llamativos desde el punto de vista comunicacional, pero cuyo impacto es muy limitado. En la medida que seamos capaces de tomar decisiones informadas considerando el impacto real de cada proyecto, los costos asociados y su viabilidad – acá los incentivos y modelos de negocio juegan un rol clave y deben ser analizados – seremos más eficientes y efectivos en la transición hacia una economía circular en Chile”.

“La principal barrera en este momento es la idea de que la economía circular es sinónimo de tratamiento de residuos y eso es sólo un aspecto de esta forma de concebir la producción, distribución y consumo”, Giovanni Calderón Bassi, Director Ejecutivo Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático.

“Existen barreras de todo tipo. Creo que la principal barrera en este momento es la idea de que la economía circular es sinónimo de tratamiento de residuos y eso es sólo un aspecto de esta forma de concebir la producción, distribución y consumo. De hecho, existe consenso entre los especialistas que la implementación de la circularidad en la economía requiere inevitablemente un cambio radical de los hábitos de consumo”.

“Desde mediados del siglo XX el mundo comenzó un proceso exponencial de producción masiva que, basada en el consumo, fue generando productos cada vez más desechables. Ese es el modelo que es necesario corregir y para eso es fundamental el cambio de hábitos de los consumidores que, en definitiva, somos todos nosotros”.

“La voluntad política y basar el éxito en la capacidad de consumo”, Macarena Guajardo Mavroski, Directora Ejecutiva Fundación Basura

“La voluntad política. Basar el éxito en la capacidad de consumo, es decir, la creencia de que mientras más podamos comprar más exitosos somos”.

“Necesitamos pensar conjuntamente entre el sector público, privado, academia y sociedad civil”, Guillermo González, jefe de la Oficina de Economía Circular del MMA.

“Nosotros hemos planteado que sólo un 10% de nuestros residuos domiciliarios deben llegar a un relleno sanitario, esto es, que no son aprovechados de ninguna forma. Hoy la cifra es un 96%, lo que tiene colapsados los rellenos sanitarios y vertederos a lo largo del país. Cómo reduciremos de forma dramática ese número no es obvio. Y por eso necesitamos pensar conjuntamente entre el sector público, privado, academia y sociedad civil”.

“Actualmente, sin duda, hace falta la presencia del sector público en todos los eslabones de la economía circular”, Matías Canelo, Gerente General de la consultora Gestión Social

“Si bien existen algunos actores del sector público que participan de la economía circular en etapas puntuales como por ejemplo el Ministerio de Medio Ambiente, CORFO y algunos municipios, no existe una figura que coordine esta nueva forma de entender la actividad económica de manera transversal y que, por lo tanto, tenga presencia en todas las etapas de la economía circular”. “Actualmente, sin duda, hace falta la presencia del sector público en todos los eslabones de la economía circular”

“Va a ser difícil de implementar, pero hay que aprovechar recursos como los de CORFO”, Natalia Vidal, directora de Sostenibilidad de Mimasoft.

Va a ser difícil de implementar, pero hay que aprovechar recursos como los que pone CORFO a disposición de las empresas. Hay un desafío a nivel país en torno a cómo hacer políticas y mejorar la inversión para acelerar este proceso.

“Pocos proveedores que potencien la economía circular para las instalaciones ubicadas fuera de la Región Metropolitana”, Vivian Budinich, gerenta de Marketing Corporativo y Sostenibilidad de Empresas Iansa

“Uno de los desafíos que hemos encontrado en este camino, es la dificultad de encontrar proveedores de servicio que tengan dentro de su línea de trabajo el prestar servicios que potencien la economía circular, para las instalaciones ubicadas fuera de la Región Metropolitana.

Una de las principales barreras que vemos es la disposición final de nuestros empaques: si bien actualmente podemos contar con envases que sean de un solo material —que podrían ser incorporados en otros procesos— para generar otro tipo de productos que admitan materiales reciclados, vemos que en algunos casos no existe tanta demanda por parte de los valorizadores de residuos por los componentes de los materiales de los envases”.

Post Comment