20.9 C
Santiago
Miércoles, Septiembre 28, 2022

Estudio sobre Cambio Climático y Salud contribuye a mejorar la capacidad predictiva de los sistemas de salud

Youtube
Diario Sustentable
Diario Sustentablehttps://www.diariosustentable.com/
Contamos historias que merecen crecer. Pensamos diferente y elegimos creer en las personas, comunidades y organizaciones, las grandes y las que están empezando ahora en la mesa de un café, pero que van a cambiar el mundo.
NESTLÉ

Bupa Chile, el Centro de Cambio Global de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Microsoft Chile y la Embajada Británica, se unieron para investigar si la ocurrencia de temperaturas extremas tiene efectos sobre las consultas ambulatorias y hospitalarias de pacientes de la Región Metropolitana. El estudio analizó una década completa de registros clínicos anonimizados.

La pandemia reforzó la importancia de que los servicios de salud se adelanten y preparen para los eventos críticos en materia sanitaria. El éxito de esta tarea depende en gran parte de conocer los factores estacionales y de riesgo, así como de optimizar la capacidad predictiva de los sistemas. Este es el principal aporte del estudio sobre Cambio Climático y Salud que está llevando adelante Bupa Chile, junto al Centro de Cambio Global de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Microsoft Chile y la Embajada Británica, quienes realizan una investigación sobre las consecuencias del cambio climático en la salud de las personas y que ya cuenta con los primeros hallazgos.

Tras analizar los registros clínicos anónimos de más de 6.600 pacientes mayores de 65 años diagnosticados con alguna enfermedad del sistema circulatorio de la red de Bupa Chile durante la última década, se constató que las temperaturas mínimas y máximas influyen en la ocurrencia de determinados episodios clínicos, lo que permite mejorar la capacidad predictiva de los centros de salud y prepararse para gestionar de mejor forma estos eventos.  

“En Bupa sabemos que la salud de las personas está íntimamente relacionada con la del medio ambiente. Con esto en mente, diseñamos un estudio que, respetando y cumpliendo con los estándares de seguridad y cuidado de los datos, nos permitiera ver cómo está impactando el cambio climático en la salud de la población y nos entregará información valiosa que contribuya al diseño de mejores políticas públicas basadas en evidencia”, señaló Pamela Contador, gerente de Asuntos Corporativos y de Sostenibilidad de Bupa Chile.

Por su parte, Luis Abdón Cifuentes, director de Greenlab y académico del Departamento de Ingeniería Industrial y de Sistemas de la Universidad Católica, destacó lo valioso de la data a partir de la cual se realiza este estudio: “Nunca antes habíamos tenido una evidencia a nivel de pacientes que nos permitiera conocer el impacto que los cambios medioambientales están teniendo en la salud de los chilenos. La especificidad de este estudio y la cantidad de data recopilada permite que sea una extraordinaria herramienta complementaria para la generación de políticas públicas con foco en la salud de las personas”.

Utilizando análisis estadísticos en base a modelos internacionalmente probados para el manejo confidencial e interpretación de la data, los investigadores analizaron la relación entre las visitas a centros de salud (ambulatorias, urgencias y hospitalizaciones) de los pacientes anónimos estudiados y la temperatura diaria máxima, media y mínima en Santiago, considerando los registros clínicos asociados a más de 160 mil visitas a distintos centros de salud de la red de Bupa Chile en la Región Metropolitana durante la última década (2012-2022).

En ese escenario, los registros clínicos constituyen una importante fuente de información, al consolidar la información del paciente para los eventos ambulatorios, hospitalarios y de urgencia, permitiendo relacionar múltiples eventos en diferentes momentos, considerando también el impacto de las comorbilidades presentes.

Ignacio Pilasi, gerente de Empresas y Ecosistemas Digitales para Sudamérica de Microsoft, comentó: “A través de este trabajo en conjunto con Bupa Chile, la Embajada Británica de Chile y el Centro de Cambio Global de la Pontificia Universidad Católica de Chile, esperamos ser un aporte al sector y apoyar a la resolución de problemas diarios, así como a mejorar su eficiencia, pues estamos convencidos de que la tecnología es un habilitador”.

Mejorar la capacidad predictiva

Al analizar los datos, se observó que, en los días posteriores a temperaturas mínimas bajas -o más bajas de lo normal-, se registra un aumento de visitas a los centros de salud. Este aumento se mantuvo incluso controlado por el efecto de la contaminación atmosférica, por lo que existe mayor confianza de que el aumento esté asociado específicamente a la temperatura.

“Pudimos observar que, en los días posteriores a una mínima extrema, las visitas a centros de salud de los pacientes con alguna patología relacionada al sistema circulatorio aumentaron. Desde el punto de vista de la gestión clínica, este tipo de información es muy útil, pues nos permite adelantarnos a eventos que sabemos que van a ocurrir, preparar los servicios de urgencias y manejar de mejor forma los peaks”, señala Paulina Gómez, Directora Médica Corporativa de Bupa Chile.

La investigación continuará durante los próximos meses, con el fin de profundizar en nuevos hallazgos y detalles adicionales de cómo está afectando el cambio climático a la salud de la población.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

NUESTROS SOCIOS
PEFCspot_img
SALMONES CAMANCHACA

LO ÚLTIMO