8.5 C
Santiago
Domingo, Octubre 24, 2021

La Iniciativa de Paridad de Género en Chile renueva su agenda de trabajo con énfasis en la transformación cultural y la creación de una comunidad de práctica

Diario Sustentablehttps://www.diariosustentable.com/
Contamos historias que merecen crecer. Pensamos diferente y elegimos creer en las personas, comunidades y organizaciones, las grandes y las que están empezando ahora en la mesa de un café, pero que van a cambiar el mundo.

El Grupo de Liderazgo de la Iniciativa de Paridad de Género (IPG) Chile, integrado por representantes del sector público, privado y de la sociedad civil, se reunió con el objetivo de poner en marcha un plan de acción con tres ejes.

El desarrollo de una agenda de Comunicaciones y Marketing, para promover la paridad de género en todo el territorio nacional; la creación de una Comunidad de Aprendizaje, que aborde las temáticas cruciales para las 100 empresas ya adheridas a esta segunda etapa de la IPG Chile; y el desarrollo de una Plataforma Colaborativa que permita crear un espacio virtual donde la Comunidad IPG pueda compartir ideas, buenas prácticas y testimonios de sus colaboradores.

Las IPG como motores de cambio

Las IPGs son un modelo de colaboración público-privada, de alto nivel, que busca identificar y cerrar las brechas de género que impiden que las mujeres puedan acceder a las oportunidades laborales en igualdad de condiciones.

En 2016, el Grupo BID se alió con el Foro Económico Mundial, y en 2019, con la Agencia Francesa de Desarrollo, para implementar las Iniciativas de Paridad de Género (IPGs) en nuestra región. La primera IPG fue justamente la de Chile, y actualmente contamos con una Red Regional de IPG a las que se han sumado Argentina, Panamá, Colombia, República Dominicana, Costa Rica y muy recientemente Ecuador. Esta red cuenta con más de 60 organizaciones del sector público, privado y organismos internacionales para fomentar cambios de política pública y con más de 250 empresas adheridas que representan tanto a industrias no tradicionales (minería, energía, transporte y construcción), así como industrias con alta participación de mujeres (retail, bancos y servicios).

El impacto de la pandemia por COVID-19 sobre las mujeres no ha hecho más que confirmar la necesidad de trabajar en pos de la equidad de género. Y le ha puesto urgencia a la acción para recuperar los niveles de participación laboral y empleo pre-pandemia y seguir trabajando hacia el cierre de todas las brechas de género. En este contexto, desde la coordinación de las IPG a nivel regional, se ha organizado una serie de encuentros que se llevarán a cabo entre julio y diciembre de 2021 para dialogar y compartir experiencias en distintas temáticas relevantes como los temas de cuidados y corresponsabilidad, cómo promover la incorporación de mujeres en sectores como el financiero, de infraestructura y en otras industrias masculinizadas.

IPG Chile: un modelo exitoso de colaboración público-privada

La IPG Chile contó desde sus inicios en 2016 con una sostenida participación del gobierno de Chile, representantes del sector empresarial y por ComunidadMujer, organización de la sociedad civil que, además, lideró la Secretaría Ejecutiva durante el periodo 2016-2020.

Durante esta primera etapa, la IPG Chile tuvo una vasta convocatoria llegando a contar con 180 empresas adheridas, de las cuales 140 realizaron una evaluación de autodiagnóstico para identificar sus brechas de género, 64 ejecutaron planes de acción para cerrar dichas brechas, y 79 midieron nuevamente sus brechas, evidenciando avances en todos los indicadores (participación femenina, brecha salarial y liderazgo femenino).

Más aún, estos cuatro años estuvieron marcados por importantes avances promovidos desde el sector público, donde el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género tuvo un rol estratégico, por ejemplo, al impulsar el Registro de Mujeres para Directorios (marzo de 2019) y la Red de Mujeres Líderes del Estado, en conjunto, con la Dirección Nacional del Servicio Civil (agosto de 2019). Por su parte, junto con el Ministerio del Trabajo y Previsión Social, se envió un proyecto de reforma a la Ley de Sala Cuna, que sigue en discusión en el Congreso, y que será clave para eliminar una de las barreras más importantes al acceso de las mujeres al mercado del trabajo que es, además, causal de brecha salarial de género.

En diciembre 2020, recogiendo el éxito de los primeros años de las iniciativas, y ante una compleja crisis sanitaria que afecta a la vida laboral y social de las mujeres de todo el mundo, se puso en marcha la IPG Chile 2.0. Esta nueva versión pretende impulsar una mayor transformación cultural en el mundo del trabajo, en un momento en que es aún más importante aumentar los esfuerzos del sector privado y gobiernos para responder ante las nuevas necesidades generadas por la pandemia de coronavirus.

En Chile, aproximadamente un millón de mujeres abandonaron la fuerza laboral durante el año 2020. En gran parte debido a las restricciones de movilidad y al aumento del número de horas que debían dedicar a las tareas domésticas y al cuidado de niños o adultos enfermos.  Además, se produjo un aumento de la violencia contra las mujeres durante las cuarentenas, dejándolas en una posición aún más vulnerable.

Sin una recuperación inclusiva y con enfoque de género, las perspectivas de futuro no son muy propicias, puesto que los sectores que forman parte de los planes nacionales de recuperación de los países son justamente los que menos mujeres emplean: como la construcción (4%) o la explotación de minas y canteras (12%); mientras que las áreas de trabajo que se han visto potenciadas durante la pandemia, como Ciencias, Tecnología, Ingeniería y matemáticas, tienen una baja participación femenina, representando solo el 30% de las personas graduadas en estas áreas.

Por ello, IPG Chile 2.0 ha puesto énfasis en reforzar y coordinar medidas en la búsqueda de la paridad de género en todas sus dimensiones, incluyendo la promoción de la corresponsabilidad en los hogares y la generación de nuevas medidas para la detección y derivación de la violencia.

Los objetivos de la IPG Chile están completamente alineados con los de la Visión 2025 del Grupo BID que considera que la recuperación económica no será posible sin la igualdad de género y diversidad, empoderando a las mujeres y a poblaciones vulnerables en las que ha recaído el mayor peso de la crisis sanitaria y económica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

NUESTROS SOCIOSspot_img
VERAMONTEspot_img
SECHE GROUPspot_img
PEFCspot_img

LO ÚLTIMO