Antonella Pellegrini, gerenta de sostenibilidad de Enel Chile: “Tenemos una cartera de proyectos renovables que nos permite sumar al 2022 casi 2.000 MW a la actual capacidad eólica, geotérmica y solar instalada de 1,2 GW”.
Conversamos con

Antonella Pellegrini, gerenta de sostenibilidad de Enel Chile: “Tenemos una cartera de proyectos renovables que nos permite sumar al 2022 casi 2.000 MW a la actual capacidad eólica, geotérmica y solar instalada de 1,2 GW”.

Conversamos con Antonella Pellegrini, gerenta de sostenibilidad de Enel Chile sobre los principales desafíos de la contingencia sanitaria, la importante cartera de proyectos renovables y la mirada de la sostenibilidad como parte del negocio.

¿Cuáles son los principales aprendizajes que les ha dejado la pandemia?

La contingencia sanitaria debida al COVID19 ha evidenciado las debilidades de la sociedad y del sistema económico. Las mi-pymes, las mujeres y las comunidades más vulnerables se han visto más impactadas que otros. Como empresa hemos centrado nuestras prioridades en asegurar tanto la generación de energía en todo el país, el servicio eléctrico de los clientes en nuestra área de concesión y velar por el cuidado de todas las personas que trabajan en Enel y las empresas que pertenecen a nuestra cadena de proveedores.

La contingencia sanitaria debida al COVID19 ha evidenciado las debilidades de la sociedad y del sistema económico. Las mi-pymes, las mujeres y las comunidades más vulnerables se han visto más impactadas que otros.

Antonella Pellegrini, gerenta de sostenibilidad de Enel Chile

¿Cuáles serán los énfasis de la sostenibilidad post pandemia? ¿Desafíos?

Es evidente que somos todos parte del mismo tejido, que nuestro sistema es interconectado y por ende la falla de uno impacta en la sostenibilidad de la existencia del otro. Nuestro aprendizaje como empresa eléctrica que ofrece energía al país y la distribuye en Santiago a casi 2 millones de clientes es que debemos seguir invirtiendo en innovación y digitalización, que son las condiciones que nos han permitido enfrentar esta emergencia adecuadamente, respetando los compromisos con nuestros clientes y con el sistema eléctrico del país, velando por la seguridad de las personas y entregando a las comunidades las herramientas para fortalecer su crecimiento sostenible a nivel social y económico, compatible con el medioambiente.

Nos encontramos en una etapa transitoria en Chile que nos guiará hacia la reactivación de todo el sistema y esto nos ofrece la oportunidad de seguir nuestro camino hacia la transición energética del país. Enel en Chile tiene una cartera importante de proyectos renovables que nos permite sumar al 2022 casi 2.000 MW a la actual capacidad eólica, geotérmica y solar instalada de 1,2 GW. Este desafío se traduce en valor a nivel de empleo en el país además que disminuir las emisiones directas de CO2 a futuro en Chile. Es importante considerar estos procesos como un motor de reactivación económica y agilizar su desarrollo rápidamente.

¿Qué rol tiene la sostenibilidad en la cultura y toma de decisiones?

La comunidad financiera y no financiera, los clientes, las comunidades, la comunidad internacional y todos los grupos de interés hoy están rápidamente encausando las empresas hacia un modelo económico capaz de gestionar las variables en materia ambientales, sociales y de gobierno corporativo, para la generación de valor económico en el largo plazo. Un modelo económico que sigue este principio, exige que la sostenibilidad sea parte del negocio, de la cultura interna de la organización, y que sea plasmada en su propósito. Esto implica que las decisiones de inversión sean conectadas a la sostenibilidad, porque los objetivos de negocio son objetivos de desarrollo sostenible.

¿Cuáles son los principios de la estrategia de sostenibilidad?

Desde hace varios años, Enel ha decidido, en el negocio de generación, invertir en nuevas plantas exclusivamente renovables, apuntando con esta inversión en el ODS  7 – Energía Asequible y No Contaminante. En un proceso de transición energética la energía limpia tendrá que ser puesta a disposición de los consumos de personas, industrias y en general de la sociedad. Para esto se necesita una infraestructura sólida, digitalizada y resiliente. De acuerdo a este principio, nuestra inversión en Infraestructuras y Redes apunta al ODS 9 – Industria, Innovación e Infraestructura. El fenómeno de la urbanización nos pone como industria eléctrica en el gran desafío de contribuir a la sostenibilidad de nuestras ciudades las cuales queremos que sean siempre menos contaminadas y con servicios siempre más “limpios” que los ciudadanos puedan aprovechar. En este sentido Enel X invierte en la electrificación de la movilidad en el país, en la electrificación de los consumos en nuestras casas, en nuestras industrias y en nuestras ciudades cumpliendo con las metas del ODS 11 – Ciudades y Comunidades Sostenibles.

Todo este plan industrial se basa en la sostenibilidad social que vela por un correcto ambiente laboral en el respecto de la diversidad e inclusión, y entregando herramientas de desarrollo a todas las personas que trabajan en la empresa y a las personas que viven en las comunidades donde operamos. Los pilares que sostienen este plan consisten en la extensión de los principios del desarrollo sostenible a nuestra cadena de proveedores; el pilar es la salud y seguridad laboral. El pilar de la sostenibilidad en material ambiental, que unido a la solidez de nuestro modelo de gobernanza, nos permiten abordar los grandes desafíos que esta época nos presenta.

En septiembre 2019 el Grupo Enel lanzó la nueva línea de crédito y el primer programa mundial de bonos vinculados a los ODS cuyo objetivo es ampliar y diversificar las fuentes de financiación sostenible de Enel. Este nuevo enfoque de financiación forma parte de la estrategia de creación de valor a través de la integración de los ODS en el modelo de negocio del Grupo, estrategia que ha contribuido al crecimiento de la compañía y a la reducción de su perfil de riesgo.

¿Qué ODS son importantes para la organización? ¿Por qué?

Como se ha explicado, todo el plan de negocio de Enel apunta a los objetivos de desarrollo sostenibles 7,9 y 11. Los tres apuntan también a acciones para el clima, que son las metas del ODS13. Enel cuantifica el ODS13 en disminución de las emisiones directas. En nuestro proceso de descarbonización y cierre de las plantas a carbón este objetivo 11 se está cumpliendo cabalmente en cuanto nuestro plan prevé la salida de la generación a carbón dentro del 2022 con el cierre de la planta Bocamina 2. En tema de desarrollo local y relacionamiento comunitario, Enel Chile implementa iniciativas a beneficio de las comunidades donde opera de acuerdo a las metas de los ODS 4 – Educación de calidad, el ODS 7 – Acceso a la Energía Asequible y no contaminante y ODS 8 – Trabajo Decente y Desarrollo Económico. Estos objetivos han sido identificados para contribuir al fortalecimiento del tejido social de las comunidades donde operamos poniendo en marcha las condiciones para su desarrollo y crecimiento sostenible.

Los principales proyectos de impacto social, ambiental o económico

La Economía Circular es hoy el gran desafío y el proyecto en que están enfocando su capacidad de revertir un modelo económico convencional en un modelo nuevo que responda a los desafíos ambientales del país. Es necesario convertir la industria basada en modelos lineales “extraer, producir, desperdiciar”, está saturando la disponibilidad de recursos. Por esto, es indispensable transitar hacia una economía que diseñe sus productos de acuerdo a un modelo circular que eliminen los residuos desde el diseño, mantenga los productos y los materiales en uso y regenere los sistemas naturales. Además, la economía circular representa un cambio que genera oportunidades para la difusión de emprendimientos locales entregando, al mismo tiempo, beneficios económicos, sociales y ambientales.

Uno de los proyectos más icónicos consiste en la colaboración que Enel Chile ha entregado a unas mujeres Coronelinas la cuales se han capacitado como eco-constructoras. Son 4 valiosas mujeres que han creado su pyme “Entre Pallets”. Ellas reutilizan pallets de las diferentes industrias locales para producir muebles y construcciones. Hoy, además que construir la sede social de su propia comunidad de acuerdo a los criterios de la eco-construcción, producen muebles para el mercado local. Este proyecto es un ejemplo de triple impacto: ambiental, económico y social en cuanto a empoderamiento de las mujeres y reducción de las barreas de género.

Igualmente, en la planta geotérmica, trabajan pymes lideradas por personas pertenecientes a una comunidad indígena Quechua, donde también predominan las mujeres. Este proyecto de encadenamiento productivo es otro ejemplo de impacto social y económico positivo para la empresa y para la comunidad.

Otro proyecto icónico es la restitución de tierra indígena a una comunidad mapuche del sur del país. Se trata de 6 hectáreas cerca de la planta hidroeléctrica Pilmaiquén: el Parque La Isla salto La Olla es un atractivo turístico donde hoy la comunidad trabaja. En este parque se reciben miles de personas cada año que aprenden de la cosmovisión mapuche gracias a las guías comunitarias. Los ingresos se reinvierten en parte para la conservación del Parque con su biodiversidad y bosque nativo.