Reactivacion post coronavirus: una oportunidad que no podemos perder
Sacando la voz

Reactivacion post coronavirus: una oportunidad que no podemos perder

Por Jens Godtfredsen, embajador de Dinamarca en Chile

La recuperación económica requiere de inversiones públicas: una oportunidad para acelerar la transición verde

Después de años de negociaciones internacionales sobre el combate al cambio climático y lentos progresos, acabamos de ver a muchos gobiernos actuar con rapidez, determinación, y sin escatimar en costos para enfrentar el Coronavirus. Deberían actuar con la misma determinación para frenar el calentamiento global que constituye un peligro aún más fatal.

En 2019 los Primer Ministros de los países nórdicos firmaron un ambicioso acuerdo para llegar a ser la primera región carbono neutro. Y los países de la Unión Europea firmaron un acuerdo para llegar a la misma meta para 2050.

Eso fue antes de la pandemia. ¿Qué pasará ahora?

Antes del  Coronavirus, a menudo las propuestas de cambio en nuestra forma de producir, transportarnos etc. fueron recibidas con cierto miedo. Ahora acabamos de experimentar grandes cambios en nuestras sociedades y vidas privadas para protegernos contra la pandemia, así que cambios ya no nos son tan extraños. Además, en decisiones importantes contra el virus, nos basamos en científicos, médicos e investigadores. Si ese respeto por las ciencias se traslada a las decisiones medioambientales, podemos avanzar más rápido.  

Aprovechemos el momento! Los gobiernos tendrán que invertir fondos públicos en la reactivación económica. ¿Qué más oportuno que invertir en los objetivos proclamados de un desarrollo más sustentable?

Hay muchos empleos en la transición verde: Creación de ciclovías, ensanchamiento de veredas, más transporte público, mejora de los espacios públicos y parques, eficiencia energética, renovación energética de edificios, mayor introducción de energía renovable -sigan ustedes agregando.

En Dinamarca parte de las medidas de reactivación económica apunta a la transición verde: el Fondo de Innovación apoya a empresas privadas a desarrollar nuevos productos o servicios que aumenten su competitividad internacional, especialmente en tecnología verde. La transición verde es un buen negocio para muchas empresas danesas y cada vez más importante para la exportación.    

Desde hace unos años, las empresas danesas han podido deducir de sus impuestos en un 100% todos sus gastos en investigación e innovación. Para los años 2020 y 2021 esa deducción se ha incrementado a 130%.

El año pasado, el ministro de RREE de Dinamarca, Jeppe Kofod, lanzó el  ”Foro para una política comercial justo y sustentable ”, desde donde representantes de las organizaciones de comercio y empresarios, movimiento sindical, sociedad civil y expertos envían al gobierno recomendaciones para que la política comercial de Dinamarca sea justa, sustentable y contribuya a las metas de sustentabilidad de la ONU.

A partir de 2021, la promoción de exportación de tecnología y conocimiento danés, que realiza nuestro ministerio de RREE, se centrará en la sustentabilidad. El apoyo estatal a la exportación danesa priorizará innovación y soluciones verdes, y trabajará para atraer a Dinamarca inversiones extranjeras en tecnología e innovación sustentable.

En las últimas décadas, Dinamarca ha priorizado el desarrollo de energías renovables como eólica, solar y power-to-x donde Chile también tiene un potencial de desarrollo enorme y donde vemos grandes posibilidades de cooperación. Las energías renovables entregan además ventajas competitivas en término de energía más barata y limpia para transporte, producción y climatización, y desarrollo tecnológico nacional.   

Nuestra capacidad para enfrentar futuras pandemias depende de nuestra posibilidad de contar con agua limpia, comida, aire respirable, o sea, depende de que si logramos acelerar la transición verde.