Rompiendo la Ola de Plástico: la Fundación Ellen MacArthur hace un llamado a la acción para la industria y los gobiernos
Actualidad

Rompiendo la Ola de Plástico: la Fundación Ellen MacArthur hace un llamado a la acción para la industria y los gobiernos

Pew Charitable Trusts y SYSTEMIQ – junto con sus socios de conocimiento Fundación Ellen Macarthur, Universidad de Oxford, Universidad de Leeds y Common Seas – publicaron el estudio “Rompiendo la Ola de Plástico” (Breaking the Plastic Wave).

Este es uno de los estudios más completos y analíticamente robustos jamás publicados sobre plásticos en el océano. El documento adjunto describe el posicionamiento de la Fundación Ellen MacArthur, incluyendo los principales resultados del estudio y un llamado a la acción para la industria y los actores públicos.

El estudio “Rompiendo la Ola de Plástico” revela que, si no actuamos, hasta 2040 el volumen de plásticos en el mercado se duplicará, el volumen anual de plásticos que entra en   el océano casi se triplicará (de 11 millones de toneladas en 2016 a 29 millones de toneladas    en 2040) y la cantidad de plásticos en los océanos se cuadruplicará (alcanzando más de 600 millones de toneladas).

En su posicionamiento, la Fundación Ellen MacArthur establece acciones claras y urgentes, que incluyen:

ELIMINAR los plásticos innecesarios – no solo eliminando las bolsas y pajitas como ampliando innovadores modelos de entrega que llevan los productos a los clientes sin empaques o utilizando empaques retornables y estableciendo metas ambiciosas para reducir el uso de plástico virgen. El uso de plásticos debe reducirse en casi un 50% hasta 2040 en comparación con el escenario habitual. Esto equivale a un crecimiento neto nulo en el uso de plásticos para el período.

Diseñar todos los artículos de plástico para que sean reutilizables, reciclables o compostables. También es crucial financiar la infraestructura necesaria para ampliar nuestra capacidad de recoger y CIRCULAR estos artículos. Esto requerirá una financiación anual continua de unos US$ 30 billones en el mejor escenario. Por eso, mecanismos que mejoren las condiciones económicas del reciclaje y proporcionen flujos de financiación recurrentes y estables con contribuciones considerables de la industria, tal como la Responsabilidad extendida del productor (REP) u otras iniciativas equivalentes impulsadas por el sector industrial, deben ser implementadas urgentemente alrededor del mundo.

INNOVAR a una velocidad y escala sin precedentes hacia nuevos modelos de negocio, diseño de productos, materiales, tecnologías y sistemas de recolección para acelerar la transición a una economía circular. Si las industrias del plástico y de gestión de residuos intensifican sus actividades de investigación y desarrollo a un nivel equivalente al nivel de la industria de la maquinaria, por ejemplo, eso puede crear un programa de R&D de US$ 100 billones hasta 2040 – cuadruplicando sus inversiones en R&D en comparación con los niveles habituales.

En comparación con el escenario habitual, el enfoque integral de economía circular descrito en este estudio tiene el potencial de generar una economía anual de US$ 200 billones, reducir en un 25% las emisiones de gases de efecto invernadero y crear un saldo neto de 700 mil empleos adicionales hasta 2040.

La Dama Ellen MacArthur, fundadora de la Fundación Ellen MacArthur, dijo: “El estudio <<Rompiendo la Ola de Plástico>> aporta un nivel de detalles  sin  precedentes  sobre  el sistema global de los plásticos y confirma que, sin un cambio fundamental, para 2050 puede haber más plásticos que peces en el océano. Para combatir el desperdicio y la contaminación por plástico, debemos intensificar radicalmente nuestros esfuerzos y acelerar la transición  hacia una economía circular. Debemos eliminar los plásticos que no necesitamos y reducir drásticamente el uso de plástico virgen. Necesitamos innovar para crear nuevos materiales y modelos de reuso. Y necesitamos una mejor infraestructura para asegurarnos de que todos    los plásticos que utilizamos circulen en la economía y nunca se conviertan en residuos o contaminación. La cuestión no es si es posible una economía circular para el plástico, sino     qué haremos juntos para que se haga realidad.”

Para más detalles: www.newplasticseconomy.org