2020 Hoy hablamos de... Sociedad Civil

Donaciones de la Casa de la Inclusión de Curanilahue ya han beneficiado a más de 450 personas

Gracias al trabajo colaborativo con Fundación AcercaRedes, y el apoyo de otras instituciones, el centro comunitario ha logrado entregar protectores faciales en las comunas de Curanilahue, Arauco, Cañete, Yungay y, Concepción.   

Lo que partió como un gesto para los profesionales del Hospital Rafael Avaria Valenzuela terminó transformándose en una cadena de donaciones que ya ha beneficiado a más de 486 personas de 20 instituciones de las regiones de Ñuble y Biobío. Y es que la Casa de la Inclusión de Curanilahue decidió dar un giro en su quehacer diario para aportar a la emergencia sanitaria que hoy enfrenta el país.

¿Cómo lo hizo este espacio comunitario que se encuentra en la Región del Biobío? El año pasado ganaron un Fondo Concursable ARAUCO-AcercaRedes que les permitió comprar dos impresoras de tecnología 3D para fabricar prótesis y órtesis, las cuales llegaron en marzo de este año.

“Empezamos a prototipar, pero justo empezó la contingencia y se suspendieron todas las actividades. Pensando en eso, se nos ocurrió ayudar a la comunidad a través de la producción de artículos de autocuidado”, dice Eduardo Carrillo Guzmán, terapeuta ocupacional a cargo de Oficina de Discapacidad de la Casa de la Inclusión de Curanilahue.

En este proceso Fundación AcercaRedes fue fundamental, pues los acompañó y ayudó a gestionar aspectos clave de la producción y entrega, como el conseguir un prototipo adecuado para obtener un modelo certificado por la autoridad sanitaria. Así lo señala el director ejecutivo, Camilo Carrasco, quien agregó que “hoy todos coinciden en que lavarse las manos y usar implementos de seguridad es lo principal para prevenir el virus, sin embargo, en territorios alejados de los grandes centros urbanos es difícil acceder a estos insumos, es por eso que nos pone muy contentos ver que esta idea se logró materializar desde y hacia el territorio, apoyando así a los trabajadores y emprendedores de distintos sectores y rubros”.

Así, en primera instancia entregaron 60 protectores certificados al personal de salud del hospital de la comuna y tras esto, comenzaron con una cadena de donaciones que hoy ya suman más de  486 unidades entregadas a la Municipalidad de Curanilahue, Feria Agrícola de Arauco, Carabineros de Chile, Dirigentes de la Unión Comunal de la Discapacidad, Camara de Comercio de Curanilahue, Organización Inclunatur, Planta ARAUCO Secado Complejo Horcones, ARAUCO Aserradero El Colorado,  entre otros.

Pero esto no termina aquí ya que han surgido nuevos requerimientos que dan cuenta de que estos insumos básicos para combatir el virus no llegan a los sectores rurales. Entre quienes han solicitado unidades se encuentra el Hogar de Ancianos Santa Julia, Supermercado El Porvenir, Farmacia Municipal, SSA, Dirección de administración Municipal de Salud Cañete.

Carrillo agrega que el gran éxito que han tenido se debe también a que los productos son de muy buena calidad: reutilizables, lavables y no se empañan. Esta última característica es la que más destacan los profesionales del área de la salud, quienes necesitan un producto que sirva para los quirofanos.

Además del apoyo de AcercaRedes, durante las últimas semanas se han sumado otros actores que han querido colaborar para que la Casa de la Inclusión pueda seguir fabricando protectores faciales y así proteger a la comunidad. Entre ellos destaca el alcalde Luis Gengnagel – quien además de apoyar en la logística entregó 50 kilos de filamento y otra impresora 3D, la que les ha permitido aumentar la producción diaria de 8 a 32 productores faciales – y empresa ARAUCO.

Tanto Carrillo como Carrasco concuerdan en que durante este periodo la colaboración público privada es clave para que todos los chilenos – tanto los de regiones como de territorios rurales – puedan acceder a estos implementos y así entre todos controlar la propagación del coronavirus.  

Post Comment