Para facilitar la educación a distancia, la iniciativa de Kyklos y el Centro Inclusivo de Reciclaje, en conjunto con Entel, sumó nuevos puntos en regiones y amplió el retiro a domicilio de equipos para continuar recolectando computadores, tablets y celulares que no son utilizados, los que serán recuperados y donados a estudiantes en situación de vulnerabilidad.