Enel Green Power Chile comienza la construcción del proyecto fotovoltaico Sol de Lila
Destacados Energías renovables

Enel Green Power Chile comienza la construcción del proyecto fotovoltaico Sol de Lila

El nuevo parque fotovoltaico contempla una inversión de casi 130 millones de dólares, y una potencia instalada de 163 MW.

Ubicado al interior del desierto de Atacama, este nuevo proyecto está siendo construido con tecnología fotovoltaica de punta del tipo bifacial, lo que permite mayor eficiencia en la captación de la radiación solar.

Enel Green Power Chile inició la construcción de su nuevo parque fotovoltaico Sol de Lila, al interior del desierto de Atacama, en la Región de Antofagasta. Esta nueva planta solar, tendrá una potencia instalada de 163 MW y su puesta en marcha, está programada para julio de 2021.

“Con la construcción de Sol de Lila seguimos avanzando en nuestro desafiante plan de crecimiento hacia una matriz energética basada en energías renovables, impulsando con ello una transición energética justa para Chile. En estos tiempos desafiantes, las energías renovables representan un motor relevante para la reactivación de todo el sistema económico a través de la generación de empleo. Nuestro compromiso es desarrollar y construir esta planta, así como todas las otras ya en construcción, con el máximo respeto del medio ambiente y de las comunidades cercanas”, indicó James Lee Stancampiano gerente general de Enel Green Power Chile.

Sol de Lila contará con 407.400 paneles fotovoltaicos monocristalinos bifaciales, tecnología de punta que permite una mayor eficiencia en la captación de la radiación solar. Una vez en operación, en julio de 2021, este nuevo parque generará 499,7 GWh por año, evitando la emisión de más de 372 mil toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, contribuyendo con ello, a la disminución de los gases de efecto invernadero.

Para la construcción de esta planta y al igual que en todos sus proyectos en desarrollo, Enel Green Power Chile ha implementado rigurosos protocolos de seguridad, para mitigar todos los riesgos relacionados con la pandemia de Covid-19 en curso, protegiendo con ello, a los cerca de 450 trabajadores que ejecutarán las obras. Las medidas incluyen el uso obligatorio y permanente de equipos de protección personal, como mascarillas y el distanciamiento físico entre las cuadrillas en terreno.

El parque fotovoltaico Sol de Lila es parte de una cartera de proyectos renovables que busca sumar 2 GW de capacidad instalada para 2022, la mitad de los cuales ya está en construcción.