Alimentos du Soleil destaca por su fuerza laboral compuesta por un 74% de mujeres
Emprendimiento

Alimentos du Soleil destaca por su fuerza laboral compuesta por un 74% de mujeres

Hace años que las mujeres vienen exigiendo con más fuerza algo que es justo, más oportunidades e igualdad en el mundo laboral.

Por ello, destaca lo que viene haciendo en Chile una empresa ubicada en San Miguel, cuya fuerza de trabajo está conformada por un 74% de mujeres, por decisión estratégica de su dueño: el francés Etienne de Ginestel.

Se trata Alimentos du Soleil, fundada hace 16 años, y que posee dos marcas: Masas Saint Jacques, que busca popularizar la comida francesa en Chile, a través de la venta de masas frescas listas en el retail: Fillo, Brisée, Crepes sin lactosa, Hoja Fresca, Pascualina y una especial de Pizza con salsa de tomates naturales; y Pastas Etre Bien, que comercializa pastas frescas sin gluten, tales como Fetuccini de Espinaca, Gnochi de papa y Spaguetti al huevo. 

La empresa, que elabora alimentos buscando compatibilizar altísimos estándares de calidad e higiene industrial con el sabor artesanal de la comida francesa e italiana con siglos de tradición, ha mantenido un sostenido crecimiento, por lo cual, ya posee 19 trabajadores, 5 de los cuales son hombres y 14 mujeres.

Etienne de Ginestel es oriundo de Versalles, suburbio emplazado al oeste de París, desde donde llegó a Chile el año 2001. En sus primeros días en nuestro país quiso preparar un quiche y no encontró masas listas, menos frescas, en los supermercados. Por ello, inició su emprendimiento, con énfasis en conformar un equipo mayoritariamente femenino.

“Mi vida ha estado rodeada de mujeres. Tengo tres hermanas, fui educado con ellas, por mi mamá y abuela, en un entorno sano y natural. Además, luego de ello, trabajé muchos años en Francia rodeado de muchas mujeres. Aquello me sirvió para entender y valorar todo su potencial, virtudes y lo beneficioso que es trabajar con ellas”, dijo Ginestel.

“Ellas son muy profesionales y, generalmente, más responsables, dedicadas y detallistas. Por ejemplo, nuestras manipuladoras de alimentos se capacitan con gran interés por las recetas que elaboramos y, por otro lado, son extremadamente cuidadosas en su trabajo. Y en esa área, aquello es vital para el desarrollo de la empresa”.

Carolina May Lara, quien trabaja en esta área contó que “llegué a la empresa luego de postular por internet. Ha sido una experiencia única, ya que debí aprender un trabajo que antes no había hecho y que me gusta mucho. Además, trabajar con un grupo humano conformado mayoritariamente por mujeres es una experiencia muy gratificante”. 

Al mando de distintas áreas

Hasta hace poco, la empresa contaba con un porcentaje aún más elevado de mujeres en su conformación, ya que se incorporaron recientemente dos hombres en áreas que necesitan más fuerza física, como en Producción. Sin embargo, la fuerza femenina sigue liderando distintas áreas relevantes como Finanzas, Comercial, Marketing, Calidad y Producción.

La ingeniera en alimentos Erika Díaz, es Jefa de Producción y Control de Calidad, desde 2018. “Trabajar acá ha sido uno de los desafíos profesionales más interesantes y entretenidos, ya que es una empresa que va en crecimiento, en la que todos los días son diferentes, con nuevos desafíos por enfrentar y resolver para cumplir con nuestros clientes, manteniendo óptimos estándares de tiempo y calidad”, explicó.

“Esta es la primera empresa en la que trabajo con una fuerza laboral mayoritariamente femenina y ha sido muy gratificante. Todas se esfuerzan arduamente por cumplir con su trabajo y, además, se esmeran en cumplir con sus roles en el hogar, lo que es doble trabajo. Incluso, en estos tiempos de pandemia y cuarentena, me ha tocado ver como muchas además han estado preocupadas el doble de sus hijos y sus clases online. En ese aspecto, como mujer, mamá y esposa, me ha sido fácil empatizar con cada una de ellas”, finalizó la profesional.

Alimentos du Soleil se encuentra en un permanente proceso de crecimiento, toda vez que los chilenos cada vez más conocen y valoran sus productos alimenticios. Por ello, su dueño, contempla seguir contratando mano de obra femenina, como estrategia de desarrollo permanente.