La Cooperación Alemana GIZ apoyará proyectos de hidrógeno verde en Chile
Conectando Oportunidades

La Cooperación Alemana GIZ apoyará proyectos de hidrógeno verde en Chile

Debido al gran interés que se ha generado en el país desde distintos sectores económicos, se abrirá un proceso para que empresas y desarrolladores puedan solicitar apoyo técnico para la realización de proyectos de hidrógeno.

La recepción de los antecedentes se extenderá hasta el 7 de septiembre de 2020, estando las bases publicadas en www.4echile.cl

La cooperación alemana en Chile, GIZ, a través de su Programa de Energías Renovables y Eficiencia Energética, pone a disposición un apoyo técnico a proyectos que utilicen o produzcan hidrógeno verde, a partir de la electrólisis del agua utilizando electricidad proveniente de fuentes renovables.

El objetivo de este apoyo es acelerar el desarrollo de proyectos de hidrógeno verde en Chile, mediante la realización de evaluaciones o asesorías técnicas especializadas que permitan disminuir las brechas tecnológicas y de conocimiento en los proyectos para que estos puedan continuar con su desarrollo y ejecución.

Esta iniciativa está dirigida a empresas y desarrolladores de proyectos públicos o privados que pretendan utilizar o producir hidrógeno verde como energético, ya sea como insumo o como alternativa a los combustibles fósiles. La recepción de los antecedentes se extenderá hasta el 7 de septiembre de 2020, estando las bases publicadas en www.4echile.cl.

Descarbonización

El uso hidrógeno verde se presenta como un elemento clave para la descarbonización de los procesos industriales, generación de energía eléctrica y térmica, y su conversión en otros productos de uso masivo como insumos en la industria química, en el transporte, agricultura, entre otros.

Desde el 2015 la GIZ, junto al Ministerio de Energía, ha promovido el uso del hidrógeno, no solo como insumo de la industria, sino también su uso como energético. Ya que Chile cuenta con la ventaja de poseer un gran potencial de generación renovable y a precios competitivos, lo que se traduce en la posibilidad de producir hidrógeno verde a precios inferiores a cualquier otro lugar del mundo.