Llamamiento a los gobiernos en una reunión clave para proteger la Antártida y su vida silvestre en medio de la creciente crisis climática

Suscríbete Fondos Concursables
Diario Sustentable
Diario Sustentablehttps://www.diariosustentable.com/
Contamos historias que merecen crecer. Pensamos diferente y elegimos creer en las personas, comunidades y organizaciones, las grandes y las que están empezando ahora en la mesa de un café, pero que van a cambiar el mundo.
NESTLÉ
++BETTER
PEFC

La 46ª Reunión Consultiva del Tratado Antártico (RCTA) comienza en Kochi, India, en medio de una creciente alarma sobre los impactos de la crisis climática, las actividades humanas y la gripe aviar en los frágiles ecosistemas y la emblemática vida silvestre de la Antártida. La Coalición Antártica del Océano Austral (ASOC) insta a las Partes del Tratado Antártico a recordar el espíritu de colaboración que está en el corazón del Tratado y aprovechar esta oportunidad para adoptar medidas contundentes para reducir y prevenir los impactos en los ecosistemas antárticos.

En respuesta al crecimiento constante del turismo en la Antártida, la RCTA de este año se centrará especialmente en el turismo y se espera que comience a trabajar en un marco integral para gestionar el impacto del número creciente de personas que visitan la Antártida, incluyendo reglas y regulaciones ejecutables. ASOC aboga por un enfoque holístico y una protección que se escale rápidamente en línea con el objetivo del Marco Global de Biodiversidad del Convenio sobre la Diversidad Biológica de al menos el 30% de protección terrestre y marina.

“La regulación formal del turismo se ha retrasado demasiado. Sin embargo, la próxima RCTA ofrece una oportunidad crucial para finalmente adoptar regulaciones ejecutables y prevenir impactos en la biodiversidad de la Antártida”, dijo Claire Christian, Directora Ejecutiva de la Coalición Antártica del Océano Austral (ASOC).

El aumento del número de turistas y estaciones de investigación en la región también significa más microplásticos y “agua gris” —el agua usada para bañarse, lavar la ropa, etc.— descargados en las aguas de la Antártida. Las descargas de agua gris, que a menudo incluyen fibras de microplásticos de telas sintéticas, actualmente no están reguladas. Ya se han detectado microplásticos en las aguas y especies de la Antártida. Para combatir esta amenaza emergente, ASOC y sus miembros están pidiendo a la RCTA que imponga requisitos más estrictos a los barcos y estaciones de investigación.

ASOC también apoya la designación del pingüino emperador como Especie Especialmente Protegida, ya que se prevén importantes declives poblacionales para 2100, debido al acelerado cambio climático en la región. La propuesta se basa en un estudio reciente del British Antarctic Survey que encontró niveles mínimos récord de hielo marino que causaron la muerte de colonias enteras de crías de pingüino emperador el año pasado y advirtió que sus poblaciones podrían desplomarse en un 99% para finales de siglo. La RCTA no ha logrado alcanzar un consenso sobre esta propuesta en años anteriores a pesar de la clara y convincente evidencia, pero debe actuar ahora para proteger a esta especie emblemática.

ASOC y sus socios Deutsche Umwelthilfe, la Agencia Alemana de Medio Ambiente y el Centro Nacional para la Investigación Polar y Oceánica de India también lanzarán un programa “Juventud por la Antártida”, y organizarán actividades con niños en Kochi. El 22 de mayo se develará ante los delegados un mural de terracota que representa ocho especies icónicas de la Antártida creado por niños y jóvenes locales, antes de ser abierto al público en el Centro Nacional para la Investigación Polar y Oceánica en Goa, India.

Andrea Kavanagh, directora del trabajo de conservación del Océano Antártico y del Sur para el Proyecto Pew Bertarelli Ocean Legacy señaló que “El ecosistema antártico desempeña un papel vital en la regulación del clima del planeta al almacenar carbono, reciclar nutrientes y producir oxígeno que sostiene la vida. Sin embargo, esta frágil región enfrenta crecientes amenazas del cambio climático, la pesca intensiva y la contaminación, poniendo en peligro sus funciones esenciales y el bienestar de todo nuestro planeta. Con los líderes mundiales comprometiéndose a salvaguardar al menos el 30% de los océanos del mundo para 2030, la próxima reunión anual de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR por sus siglas en inglés) ofrece una clara oportunidad para dar un paso esencial hacia ese objetivo designando nuevas áreas protegidas en la Península Antártica. Al salvaguardar el Océano Austral, nuestros líderes pueden demostrar su determinación de cumplir con sus responsabilidades como guardianes del medio ambiente”.

Pam Pearson, Directora de la Iniciativa Internacional para el Clima de la Criosfera señaló que “La crisis climática se está desarrollando a un ritmo alarmante, y la criosfera, un componente crítico del equilibrio ecológico de nuestro planeta, está soportando el peso de esta crisis con una velocidad y gravedad sin precedentes. Como advirtió nuestro Informe sobre el Estado de la Criosfera 2023, incluso un calentamiento global de 2°C supondría la pérdida de porciones significativas de las capas de hielo polares, lo que llevaría a un aumento irreversible y catastrófico del nivel del mar. Es hora de que en la RCTA se reconozca la importancia global del ‘servicio ecosistémico’ más esencial de la Antártida: mantener sus capas de hielo intactas mediante una acción suficientemente urgente para reducir las emisiones de combustibles fósiles, para frenar los impactos del cambio climático en regiones vulnerables y de baja altitud lejos de los polos. El destino de la Antártida y, por lo tanto, del planeta tal como lo ha conocido la humanidad, está en juego”.

Emily Grilly, Gerente de Conservación de la Antártida, WWF-Australia dijo que “La amenaza inminente de las crisis climática y de biodiversidad está poniendo en peligro las funciones esenciales de la Antártida y su Océano Austral circundante. Tanto las Partes de la RCTA, como los Miembros de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR por sus siglas en inglés), que se reunirán más tarde en octubre, tienen la responsabilidad imperativa de tomar medidas para proteger este vital ecosistema y todas las especies clave que dependen de un hábitat saludable, incluyendo el emblemático pingüino emperador”.

Sascha Müller-Kraenner, Director Ejecutivo de Deutsche Umwelthilfe expresó que “Los niños y las generaciones futuras soportarán las peores consecuencias de la crisis climática y de biodiversidad. Es vital que los líderes escuchen sus voces y tengan en cuenta su futuro cuando se reúnan en la RCTA y la CCAMLR. Al cumplir su promesa de proteger el 30% de nuestros océanos y tierras para 2030, no solo pueden salvaguardar la biodiversidad antártica, sino también contribuir a la estabilidad climática de nuestro planeta. Todavía hay una oportunidad de que las generaciones futuras puedan maravillarse con la biodiversidad y las maravillas únicas de la Antártida y el Océano Austral, pero para que esto suceda, los líderes deben actuar ahora”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

×