El ambicioso plan de Empresas Iansa para revalorizar el 95% de sus residuos para 2030

Suscríbete Fondos Concursables
Diario Sustentable
Diario Sustentablehttps://www.diariosustentable.com/
Contamos historias que merecen crecer. Pensamos diferente y elegimos creer en las personas, comunidades y organizaciones, las grandes y las que están empezando ahora en la mesa de un café, pero que van a cambiar el mundo.
NESTLÉ
++BETTER
PEFC

Empresas Iansa, con una robusta columna vertebral de sostenibilidad, destaca por su estrategia de revalorización de residuos. La compañía ha implementado iniciativas que van desde la eficiencia energética hasta la economía circular, buscando reducir significativamente su impacto ambiental.

Empresas Iansa tiene una columna vertebral de sostenibilidad que se ha robustecido con los años, destacando entre ellos, la estrategia de revalorización de residuos. Actualmente, la empresa de alimentos no solo cuenta con el Certificado Azul de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC) por Acuerdos de Producción Limpia en sus plantas de Chillán y Quepe, sino que también tiene un camino trazado en eficiencia energética en su planta de Patagoniafresh, un plan de descarbonización y reducción del 29% al 2023 en Gases de Efecto Invernadero respecto al 2021, el recambio de carbón a biomasa en Chillán y un plan de Gestión de Residuos y Economía Circular que busca alcanzar un 95% de revalorización al 2030.

En esta línea, Camila Arriagada Jaramillo, Ingeniero en Sostenibilidad y Economía Circular de Empresas Iansa, nos cuenta algunos detalles del plan que tiene Empresas Iansa en esta materia.

¿Podría describir los proyectos de reciclaje actuales y cómo estos se alinean con las políticas de sostenibilidad corporativas? ¿Principales impactos?

“Nuestra meta como empresa es disminuir la generación de residuos e ir más allá de la revalorización. Este año, hemos apuntado a la Economía Circular en la compañía, para darle un valor agregado a nuestros residuos y que estos puedan ser utilizados en otros procesos. Llevamos un tiempo fomentando el reciclaje en nuestras instalaciones y en sectores aledaños a través del plan ‘Comunidad Circular IANSA’, el cual se enfoca en reciclar no solo los residuos que genera la planta, sino también los residuos que nosotros como humanos generamos. Un caso de éxito son las Barrier Balls, esferas hechas de plástico provenientes de las cintas de riego de nuestros campos, que ayudan a disminuir la evaporación y formación de algas en el agua utilizada para el riego”, señala Arriagada Jaramillo.

En el contexto de los desafíos ambientales actuales, ¿qué innovaciones o mejoras han implementado para optimizar los procesos de reciclaje y reducir el impacto?

“Lo más innovador que hemos desarrollado este año ha sido el Proyecto Compostaje en Planta Quepe, ya que es un inicio de autogestión de nuestros residuos orgánicos. La metodología utilizada es de costo-eficiente, innovadora y sencilla en su manejo, lo que nos permite disminuir nuestro impacto en emisiones de manera eficiente”, explica.

¿Cuáles son los principales desafíos, y cómo planean superarlos?

“Hoy en Empresas Iansa, el mayor desafío, sin duda, es la Educación Ambiental y la Economía Circular. La Educación Ambiental es la base para poder desarrollar y avanzar en la Economía Circular. Con la capacitación ambiental, tenemos la mitad del camino recorrido en cada proyecto que se quiera desarrollar en y para la compañía. Queremos que nuestros residuos se transformen en productos que sean un insumo necesario en nuestro proceso o en otro, y buscamos ir más allá de lo que exige la ley, desarrollando y potenciando ideas rupturistas en la materia”, concluye Camila Arriagada Jaramillo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

×