27.5 C
Santiago
Miércoles, Febrero 8, 2023

Diego Varela, socio fundador de Biosfera Austral: “Más del 95% de la superficie de los Parques rurales de conservación se destina únicamente a una conservación total y efectiva a perpetuidad”

Suscríbete Fondos Concursables
Diario Sustentable
Diario Sustentablehttps://www.diariosustentable.com/
Contamos historias que merecen crecer. Pensamos diferente y elegimos creer en las personas, comunidades y organizaciones, las grandes y las que están empezando ahora en la mesa de un café, pero que van a cambiar el mundo.
NESTLÉ
++BETTER
SALMONES CAMANCHACA
PEFC

Democratizar el acceso a la conservación de la naturaleza, para entregar un legado a las futuras generaciones, y que habitar la ruralidad sea un derecho y no un privilegio es el propósito de Biósfera Austral. Conversamos con Diego Varela, socio fundador de Biosfera Austral para conocer el rol de los privados en la conservación y la figura de los parques rurales de conservación.

¿Qué son los parques rurales de conservación? ¿Qué características tienen?

Los parques rurales de conservación son una figura de protección donde coexiste en armonía el ser humano con la naturaleza. Este modelo tiene como finalidad resguardar el suelo agrícola, incentivar actividades forestales no maderables, promover la bioeconomía y fomentar la ruralidad como forma de vida.

Más del 95% de la superficie de estos parques se destina únicamente a una conservación total y efectiva a perpetuidad, lo que es garantizado por una fundación que actúa como garante, en nuestro caso Geute Conservación Sur, quienes además de fiscalizar y monitorear el cumplimiento, son los encargados de hacer la línea de base, el diseño y la estrategia jurídica y ambiental.

Del mismo modo, a través de una zonificación que no fragmenta el territorio, emplazamos en menos de un 5% del lugar áreas habitables, las cuales además de mantener su destino agrícola y forestal no maderable, también están gravadas con derechos reales de conservación y se prohíben en ellas los animales domésticos, los cercos, la subdivisiones, se norman las alturas, colores, materialidades, además de asegurar biorremediación, tratamiento de aguas grises, fomentar energías renovables y asegurar la protección del paisaje.

También nos hacemos cargo de los residuos, del ruido, de los olores, entre muchas otras cosas, conservación en todas sus dimensiones.

Las personas que participan de esta iniciativa lo hacen comprando macrolotes de dos a ocho hectáreas, en los cuales no solo hay restricciones, sino también obligaciones de conservación, como reportería y renovación del plan de manejo.

Acá los propietarios son unos verdaderos guardaparques del lugar.

¿Cuál es rol de los privados en la conservación?

Con las débiles cifras de la conservación en manos del estado y entendiendo que más del 65% del bosque nativo en Chile esta en manos de privados, queda claro que tienen un rol fundamental en la conservación y restauración del patrimonio natural de nuestro país.

El Estado por sí solo no tiene la capacidad de hacerse cargo de la conservación, posiblemente los privados tampoco. Por lo mismo, se necesita una alianza público privada que sea lo más amplia posible, donde también participe la academia y la sociedad civil, para generar una verdadera política nacional de conservación medioambiental, que defina cuáles son los objetivos estratégicos para el país en esta materia, con acciones multisectoriales a corto, mediano y largo plazo.

¿Cuáles son los desafíos de conservación de las áreas protegidas?

En las áreas protegidas en manos del Estado los principales desafíos son aumentar el presupuesto fiscal destinado a ellas, la educación medio ambiental, fortalecer a los guardaparques y hacer crecer la red de parques nacionales. En los parques rurales los desafíos están en que la conservación privada tengo un claro espacio en la ley e incentivos para su implementación. Es necesario superar las barreras ideológicas donde la conservación más purista limita nuevas formas de protección y la deja en manos de pocos, esto sin duda ya no funciona.

¿Cómo aumentamos la cantidad de áreas protegidas?

Abriéndonos a nuevas formas de conservación y sumando a los privados. En momentos donde el cambio climático está arrasando en el mundo, y considerando que Chile tiene una de las reservas naturales de agua dulce más importantes del mundo, debemos planificar cómo vamos a gestionar nuestra naturaleza, buscando nuevas maneras de protegerla y conservarla. Para ello se requiere una alianza entre el sector público y el sector privado, que deje atrás cualquier ideología que limite la protección de la biodiversidad, y que sea capaz de poner a la conservación en el centro del debate nacional.

Las herramientas para fomentar prácticas generativas

  • Los parques rurales como figura de protección donde pueda coexistir el ser humano, la naturaleza y actividades rurales como agricultura regenerativa y restauración.

  • El Derecho Real de Conservación como una innovadora y efectiva herramienta legal para diseñar proyectos que generen valor en la naturaleza, restauración, planes de manejo de conservación, ganadería regenerativa, diseños de conservación, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

NUESTROS SOCIOS

LO ÚLTIMO