11.2 C
Santiago
Martes, Julio 5, 2022

Programa Vector Inicia del Centro de Innovación FING realizó su lanzamiento oficial con interesante historia de emprendimiento

INSTAGRAM
Diario Sustentable
Diario Sustentablehttps://www.diariosustentable.com/
Contamos historias que merecen crecer. Pensamos diferente y elegimos creer en las personas, comunidades y organizaciones, las grandes y las que están empezando ahora en la mesa de un café, pero que van a cambiar el mundo.

Julien Hanna, Cofundador de la startup Qactus, relató su camino en el emprendimiento y compartió su experiencia en Qactus, empresa que se dedica a transformar residuos de plásticos en productos comercializables, utilizando la impresión 3D, como principal tecnología.

Con la charla de inspiración “Las grandes ideas tiene un punto de partida”, el Centro de Innovación de la Facultad de Ingeniería, realizó el lanzamiento de su programa de emprendimiento, Vector Inicia 2022. La actividad se desarrolló en el Salón de Honor de Rectoría y tuvo la participación de la comunidad estudiantil que está interesada en ser parte de esta nueva iniciativa de preincubación de emprendimiento.

En una jornada marcada por la innovación, el Decano de la Facultad de Ingeniería, y también Director del Centro de Innovación, Dr. Cristian Vargas, recibió a los participantes de la jornada, invitándolos a ser parte de una nueva iniciativa que tiene dentro de sus objetivos convocar  las mentes creativas de la Universidad de Santiago, en torno al desarrollo y potenciamiento de ideas innovadoras que buscan crear soluciones reales, acordes a las necesidades de nuestra sociedad, en base a la ciencia y la tecnología.

Para la autoridad, el programa se ha consolidado dentro del ecosistema universitario y es una gran fuente de apoyo para las y los estudiantes. “Vector Inicia poco a poco se ha ido transformando en el semillero de emprendimientos de la USACH, y es desde acá es donde buscamos impulsar y acompañar a los distintos agentes de cambio que se gestan al interior de nuestra casa de estudios. Nosotros estamos a disposición de nuestra comunidad estudiantil y es parte de nuestro objetivo, ayudarlos y guiarlos en la consecución de sus sueños”.

Por su parte, el Coordinador de Emprendimiento del Centro de Innovación, Walter Valdés, desarrolló una presentación que englobó los sistemas de apoyo en innovación, trasferencia tecnológica, emprendimiento y prototipado con los que cuenta el Centro, y comentó en detalle, las nuevas implicancias que trae Vector Inicia 2022, el cual comienza con sus talleres de acompañamiento, el próximo miércoles 8 de junio.

“Este año seleccionaremos a cinco equipos más destacados del programa para que puedan desarrollar junto al Centro de Innovación el proceso de prototipado de su idea. Además, quien resulte ganador o ganadora de esta convocatoria, tendrá como gran recompensa el pasar directamente a la final del concurso de emprendimiento de nuestra universidad, Despega Usach”.

Ya en lo que fue la charla principal, y con el objetivo de acercar las experiencias de quienes han logrado desarrollar una carrera en el ecosistema de innovación y emprendimiento nacional, plasmando sus ideas más ambiciosas que hablan acerca el desarrollo productivo y social de la comunidad de una manera sustentable y responsable con el medioambiente, Julien Hanna, Cofundador de la startup Qactus, relató su camino en el del emprendimiento y compartió su experiencia con su empresa, iniciativa que se dedica a transformar residuos de plásticos en productos comercializables, utilizando la impresión 3D, como principal tecnología.

Historia de emprendimiento

Para Julien, su camino en el emprendimiento, partió cuando estaba en la universidad. Aquí junto a su grupo de compañeros (algunos actuales socios de Qactus), comenzó a desarrollar una iniciativa de fabricación de cervezas artesanales, utilizando así los conocimientos generados en su carrera de biotecnología. Sin embargo, producto de los propios estudios, tuvo que dejar de lado la empresa para abocarse de lleno a lo que sería su tesis.

Este acontecimiento, en vez de acortarle su proceso en el emprendimiento, no hizo más que enseñarle una nueva oportunidad en el desarrollo de soluciones que estuviesen acorde a las necesidades que presenta la sociedad y el ecosistema, y fue en su propia actividad al interior de los laboratorios, en donde desarrollaba su tesis, donde detecto un tremendo problema en el uso de los plásticos y en los desechos que estos generan.

 “Percibiendo esta situación, decidimos con nuestros amigos hacer algo al respecto, y es así como empezamos a investigar sobre el impacto que los desechos de plásticos dejan a nivel global, viendo que la situación que vivíamos en el laboratorio, era solo la punta del iceberg. De esta manera, llegamos a un movimiento que se llama “precious plastic” donde proponen la confección de máquinas de fácil armado para procesar plásticos y utilizarlos como productos. Estos planos, eran liberados en internet, por lo que hicimos nuestra propia trituradora de plásticos”, comentó Hana.

Dentro de las funcionalidades de estas máquinas, se podían realizar filamentos para impresoras 3D desde plástico reciclado, esto, llamó completamente la atención de los jóvenes emprendedores, quienes desde se momento, comenzaron a dar forma a lo que sería su actual iniciativa, Qactus. “Nosotros trabajamos en base a un ciclo de economía circular muy bueno, en donde integramos nuevas tecnologías que no son las tradicionales y en donde se puede agregar valor de forma muy sustancial”.

“Utilizar el plástico para la fabricación de filamentos para la impresión 3D, nos llamó mucho la atención ya que cambia el paradigma. Ya no es utilizar el proceso normal para hacer valorización de plástico, sino es utilizar tecnología de punta para esto. La impresión 3D es una tecnología que está en auge y que, según el Foro Económico Mundial, es una de las 5 tecnologías que está dando forma al presente y dará forma al futuro”, agregó el emprendedor.

La startup fue fundada en 2017, y a lo largo de su trayectoria, han sido parte de diversos procesos de aceleración de negocios como Start-Up Chile, donde trabajaron con grandes marcas como HP y Ripley. Dentro de su recorrido, la empresa fue seleccionada como uno de los 500 mejores proyectos de LATAM por los Premios Latinoamérica Verde, quedando en el lugar 36 de su categoría. Hoy buscan impulsar la producción y consumo responsable, a través de la fusión de la tecnología con la sustentabilidad.

Para finalizar, Julien llamó a los participantes a ser parte de estas iniciativas que permiten a sus estudiantes aprender cosas nuevas, destacando lo mucho que él habría utilizado una oportunidad de este estilo mientras era estudiante.

Vector Inicia comienza este miércoles 8 de junio con el taller “Detección de un Problema” y será dictada por María Ignacia Lucares, arquitecta de la Universidad de Santiago y fundadora de B-Morph, emprendimiento dedicado a crear revestimientos para edificios que absorben la contaminación atmosférica imitando la forma que tienen los corales para eliminar el dióxido de carbono en el mar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

NUESTROS SOCIOS
VERAMONTEspot_img
SECHE GROUPspot_img
PEFCspot_img
SALMONES CAMANCHACA

LO ÚLTIMO