20.5 C
Santiago
Lunes, Noviembre 29, 2021

Happy Bags: bolsas compostables hechas de almidón de maíz que apunta al mercado femenino entregando bolsas de colores y personalizadas

Diario Sustentablehttps://www.diariosustentable.com/
Contamos historias que merecen crecer. Pensamos diferente y elegimos creer en las personas, comunidades y organizaciones, las grandes y las que están empezando ahora en la mesa de un café, pero que van a cambiar el mundo.

Hoy en día, existe un gran porcentaje de residuos que van a caer al mar, ya sea por irresponsabilidad del ser humano o por las pocas opciones que ofrecen para el doble uso de residuos. En este contexto, Happy Bags busca ser un aporte al medio ambiente y se presenta como una bolsa feliz que busca generar conciencia en el consumidor entregando una opción fácil y rápida para el uso de los residuos que generan las pequeñas y grandes empresas.

Happy Bags es un emprendimiento que nació en plena pandemia, de la mano de Valentina Bernales, una Arquitecta que trabajó en el mundo de la industria textil y que, al momento de hacer entrega de sus productos, vio la cantidad enorme de residuos que se utilizan para los despachos. Justo en ese tiempo se presentó la Ley 21.100. donde se permitía el uso del plástico de un solo uso. En ese momento, sólo había una empresa que satisfacía esta necesidad en Chile y Happy Bags fue la segunda empresa en lanzar estas bolsas compostables.

Por su parte, la mayoría de las otras empresas ofrece bolsas sin un nicho diferenciador, es por eso que Happy Bags apunta al mercado femenino entregando bolsas de colores y personalizadas según la empresa o marca.

“Me di cuenta de que las bolsas compostables que había en el mercado no eran muy estéticas, entonces como arquitecta me preocupé del diseño. Y me enfoqué en el mercado femenino e hice bolsas rosadas de partida, para nosotras, las emprendedoras”, asegura Valentina Bernales, Co fundadora de Happy Bags.

Las bolsas que promueve Happy Bag son de almidón de maíz, es decir, sin intervención de ningún combustible fósil en su fabricación, lo que permite que sean compostables y al cabo de 3 a 6 meses la bolsa se habrá degradado y se convierte en abono.

“El mensaje para los distintos emprendedores que compran Happy Bags es que cuando ya no ocupen la bolsa, puedan echarla a la compostera junto a los otros residuos orgánicos y así obtener abono o llevarla a alguna planta de compostaje industrial disponible en las respectivas comunas. Para la persona que no tenga compostera, la bolsa igual se puede enterrar. Ahora bien, que las bolsas terminen en una compostera personal o comunitaria, o en una planta de compostaje industrial, dependerá a última hora de la voluntad del cliente final, ”, asegura Valentina.

Esta apuesta ofrece bolsas de tres tipos y tres tamaños, dirigidas a otras pymes que las usan en sus despachos, con el fin de que las bolsas sean efectivamente compostadas en su disposición final. Al mismo tiempo, con el objetivo de educar y enseñar al consumidor, Happy Bags elabora contenido informativo y educativo a través de sus redes y está comenzando a tender alianzas con municipalidades para facilitar el traslado hacia las plantas de compostaje comunal. Una iniciativa que está marcando tendencia y que las empresas están optando por utilizar.

Todas las bolsas tienen tres certificaciones, tanto para compostaje domiciliario como para compostaje industrial: Home Compostable ABAM 20013 por Australasian Bioplastics Association, Compostable ABAM 10004 por DINCERTCO de Alemania  y OK Compost S294 por Vincotte de Austria.

HoyHappy Bags busca ser una solución para un sinfín de emprendedores que buscan convertirse en empresas verdes y generar un impacto positivo en el medio ambiente.  

Para más información de Happy Bags, puedes revisar la página www.happybag.cl  y en redes sociales https://www.instagram.com/happybag.cl/?hl=es 

Aspire Vero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

NUESTROS SOCIOSspot_img
VERAMONTEspot_img
SECHE GROUPspot_img
PEFCspot_img

LO ÚLTIMO