18.3 C
Santiago
Miércoles, Octubre 20, 2021

Cierran acceso vehicular para evitar el daño ecológico al Santuario de La Naturaleza y Humedal Urbano Aguada La Chimba

Diario Sustentablehttps://www.diariosustentable.com/
Contamos historias que merecen crecer. Pensamos diferente y elegimos creer en las personas, comunidades y organizaciones, las grandes y las que están empezando ahora en la mesa de un café, pero que van a cambiar el mundo.

Seremi del Medio Ambiente de Antofagasta, Fundación Kennedy y voluntarios de la organización, cierran la entrada norte y sur del humedal con el objeto de restringir el paso de vehículos todo terreno.

Para resguardar el Humedal Aguada de La Chimba, la Secretaría Regional del Medio Ambiente de Antofagasta,Fundación Kennedy y Copec gestionaron el cierre del acceso vehicular del Santuario de la Naturaleza Aguada La Chimba.

Esto se realizó en el marco del Proyecto de Conservación que está ejecutando la fundación con el apoyo de las 2 instituciones, y es parte de las labores de protección del sector ubicado en el borde costero al norte de Antofagasta, donde el ingreso constante de vehículos ha generado un importante daño ecológico.

El seremi (S) de Medio Ambiente de la Región de Antofagasta, Ronie Navarrete Tapia, indicó “con este cierre se impide el acceso vehicular y nos permite proteger la flora y fauna que encontramos en este ecosistema, declarado Santuario de la Naturaleza por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad y próximo a ser declarado como el primer humedal urbano de la comuna de Antofagasta. Las cifras indican que muchos humedales en el mundo han sido destruidos, pero la buena noticia es que hoy existen muchas personas y organizaciones que están trabajando por mantenerlos y recuperarlos. En Chile, el Plan Nacional de Protección de Humedales 2018-2022 es una iniciativa del Gobierno de Chile que busca contribuir a detener su deterioro y preservar su rica biodiversidad”, concluyó.

Por su parte, Deysy Maturana, Coordinadora de proyectos en la Zona norte de Fundación Kennedy aseguró que “La experiencia de La Chimba es un ejemplo de cómo podemos crear modelos virtuosos de conservación ambiental, que promuevan una cultura de respeto hacia la biodiversidad y el medio ambiente. Estas últimas semanas hemos visto como con el cierre, el parche vegetacional a avanzado sobre el camino antes transitado, las aves han vuelto a ocupar el área de reposadero en el borde costero, agregando además que, “Hemos identificados otros humedales en la ciudad en evidente estado de abandono que necesitan una urgente intervención y protección. Ya estamos buscando los apoyos necesarios para avanzar y replicar el proyecto de la aguada”.

El gerente de Oficina Norte de Copec, Juan Ignacio Solís, señaló que “el proceso de conservación implica también un aprendizaje, tener una mejor comprensión del entorno… y este cierre nos viene ayudar en esa tarea. Proteger el ecosistema de este Humedal, particularmente, su flora y fauna, es hoy la prioridad”.

En tanto, Ernesto Kloetzer, vecino del humedal y voluntario del proyecto señaló que “Los vecinos somos los centinelas del humedal, estamos organizados para vigilar permanentemente y denunciar cualquier actividad que afecte a el humedal y sus ecosistemas, y participamos activamente en las actividades de limpieza y de conservación”.

Plan Nacional de Protección de Humedales

El Plan Nacional de Protección de Humedales tiene por objetivo proteger su biodiversidad y servicios ecosistémicos, mediante la creación de áreas protegidas que garanticen su conservación y gestión a largo plazo. El Santuario Aguada La Chimba ingresó en el listado de los 40 humedales prioritarios para la conservación en la región, siendo uno de los 33 primeros del país y primero en la región en entrar en el proceso de declaración bajo la categoría de Humedal Urbano por medio de la nueva Ley 21.202 de Humedales Urbanos.

La Chimba forma parte ecosistema único en la zona costera del desierto de Atacama, cuya vegetación se mantiene gracias a los afloramientos de agua subterránea que provienen de dos vertientes: “El Rubio” (de norte a sur), el cual es utilizado como reposadero de aves marinas migratorias y residentes, y Chimbanito”, segundo escurrimiento de agua.

Su superficie presenta un clima particular para el paisaje desértico de la costa de Antofagasta, cuya vegetación se mantiene gracias al agua subterránea. Estas vertientes de agua también constituyen un hábitat adecuado para la fauna que habita en el desierto costero, entre ellas algunas en categoría de conservación como el caracol de la Chimba (Heleobia chimbaensis), especie en categoría vulnerable.

En octubre de 2020, el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, que preside la Ministra de Medioambiente, Carolina Schmidt, declaró Santuario de la Naturaleza la Aguada La Chimba. Hito que permitió visibilizar el trabajo que se está realizando para proteger y conservar este valioso lugar. Sin embargo, tras este anuncio persisten algunas conductas que ponen en riesgo precisamente aquello que se busca proteger.

Fundación Kennedy, quienes han liderado la lucha de la conservación de este humedal, han detectado variadas y constantes amenazas, como ingreso vehicular a zona de playa, picnic, entierro de mascotas, basura, desechos de construcción y el tránsito de cuatrimotos que afectan la preservación de la flora y fauna del lugar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

NUESTROS SOCIOSspot_img
VERAMONTEspot_img
SECHE GROUPspot_img
PEFCspot_img

LO ÚLTIMO