La economía circular también revoluciona la industria del papel y la celulosa
Economía Circular

La economía circular también revoluciona la industria del papel y la celulosa

Los procesos industriales para que “nada se pierda” son la clave para el futuro de las empresas del rubro en Chile.

Transformar los recursos renovables en sostenibles, reutilizando y aprovechando lo que antiguamente se consideraba un desperdicio, ha revolucionado tanto a empresas como modelos de negocios en los últimos años. Este formato conocido como economía circular es, en un panorama de cambio climático global, la única forma de avanzar.

En los países nórdicos, por ejemplo, desde que se puso en marcha este proceso, en los últimos cinco años ha bajado el consumo y consecuentemente las emisiones de agua, entre un 30% y un 40%, aportando grandes cantidades energía verde a la red eléctrica, autosuficientes en químicos, baja huella de carbono, libre de combustibles fósiles y captando las emisiones de gases.

La industria del papel y la celulosa, tan fundamental en Chile, también está siendo transformada por esta agenda de sostenibilidad, teniendo muchas opciones para adoptar las nuevas tecnologías teniendo como base una materia prima totalmente renovable.

 Una de las empresas responsables de esta revolución ha sido Valmet, firma de origen finlandés, encargada de optimizar y automatizar los procesos técnicos en firmas como CMPC, Empresas Arauco, Masisa, BO Paper y FPC. La marca figura por séptima vez en los índices Dow Jones Sustainability World y Europa 2020-221, formando parte del selecto grupo de 323 empresas del mundo que destacan por su desempeño económico, ambiental y social.

Nano celulosa e internet industrial

Entre sus áreas de trabajo destaca la tecnología sostenible para ahorro de agua, eliminado los combustibles fósiles. También la eliminación de emisiones de olor, desarrollando productos con base de madera para eliminar los plásticos. También el uso del internet industrial -considerado el futuro de las empresas al conectar y monitorear procesos a distancia- para lograr las plantas autónomas de gran eficiencia de materias primas y alta confiabilidad.

Otro campo trascendente es el desarrollo rápido de aplicación de nano celulosa. Una materia renovable, biodegradable y de alta resistencia, considerado un “súper material” capaz de reemplazar al plástico entre muchas aplicaciones en nuestra vida cotidiana en el futuro. “Cada día crece el interés por desarrollar aún más la economía circular de nuestros usuarios en el país y de forma diaria estamos trabajando junto con ellos para desarrollar soluciones que aportan a la economía circular. Actualmente, hay un gran desarrollo en reducir el uso de la huella de carbón, al reemplazar los combustibles fósiles y reducir el consumo de agua; también, mejorando la eficiencia tanto energética como en el uso de materia prima, facilitando energía verde a nuestra red eléctrica del país”, señala Carl Mikael Stal, Technical and Operation Manager de Valmet Región Andes, que abarca Chile, Bolivia y Perú.

 Un ejemplo de gran avance durante la última década, explica, ha sido la reducción de emisiones a la atmósfera de las plantas de celulosa que ya tiene una posición “world class” en Chile. “Queremos mejorar aún más los niveles para poder recuperar más los químicos del proceso y producir subproductos que puedan ser reutilizados en el proceso productivo”, declara.

 Así, los gastos de investigación y desarrollo (I + D) de Valmet en 2019 ascendieron a 71 millones de euros; es decir, el 2,0 por ciento de las ventas netas. “El trabajo de investigación y desarrollo se lleva a cabo principalmente en Finlandia y Suecia, dentro de las organizaciones de I+D de las líneas de negocio y las instalaciones piloto. Además, la investigación y el desarrollo se llevan a cabo dentro de una red de clientes, proveedores, institutos de investigación y universidades”, detalla Stal.

Actualmente, “muchos inversionistas invierten en las corporaciones que cumplen con los estrictos criterios mundiales de sostenibilidad. En conjunto con nuestros clientes estamos muy comprometidos en desarrollar soluciones para la economía circular con el fin de asegurar un aporte importante a nuestro país y la industria de celulosa de papel, generando una industria aún más sostenible y garantizar la viabilidad de la industria para muchos años hacia adelante”, concluye el ejecutivo.

Post Comment