Por primera vez en Chile la miel obtiene certificación de origen forestal sostenible
Conciencia Verde

Por primera vez en Chile la miel obtiene certificación de origen forestal sostenible

Seis apicultores de la Región del Biobío son los pioneros de la producción de miel con origen en bosques gestionados de manera sostenible, cumpliendo además con requisitos de cadena de custodia establecidos por el sello con alcance internacional PEFC.

Este es el resultado de un proyecto piloto que impulsa el valor agregado de los productos forestales no madereros.

Libre de químicos, elaborada en bosques certificados en armonía con el medioambiente y con responsabilidad social, son algunos de los requisitos que deben cumplir los productores nacionales de miel si quieren que sus productos sean certificados por el sistema chileno de certificación forestal CERTFOR (PEFC Chile). Con este paso, es la primera vez que un producto forestal no maderero (PFNM) se somete a un proceso que certifica su cadena de custodia, su origen y su producción sostenible en nuestro país.

La certificación de la miel es el resultado de un proyecto piloto en el que también participan las empresas Forestal Arauco S.A. y Forestal Mininco SpA., quienes facilitan el acceso a predios forestales certificados a un grupo de apicultores de la Región del Biobío para que, en el marco del proyecto, puedan instalar sus apiarios y producir miel. Esto con el propósito de que las abejas se alimenten del polen de las flores del bosque nativo y plantaciones de eucalipto de estos predios, los que cuentan con certificado PEFC Chile de gestión forestal sostenible.

La cadena de custodia es la etapa posterior a la certificación de los bosques, lo que asegura que los productos madereros y no-madereros que se obtienen en ellos provienen de actividades legales y sostenibles, cumpliendo también con estrictos requisitos de producción del sello de certificación. La obtención de este sello avala el compromiso de las empresas con el medio ambiente, potenciando y dando visibilidad a sus políticas de sostenibilidad corporativa.

“El principal beneficio de esta certificación es el acceso a terrenos que no teníamos antes y que nos ha permitido ordenar los procedimientos internos de producción. Dado que tenemos que pasar por auditorías que nos evalúan, mantener el registro de trazabilidad ordenado y al día, es clave y eso ha sido súper bueno para nosotros “, comenta Marcelo Rodríguez, uno de los apicultores que es parte del proyecto. Su opinión es apoyada por Jonny Márquez, apicultor que destaca que “el valor agregado de esta miel es que cuenta con el certificado de una organización seria que asegura el origen natural de esta miel.”

Al hablar de las características del producto, Lorenzo Flores, también apicultor, nos comenta que “esta es una miel rica, de olor más intenso y menos densa, que proviene de bosque nativo y de flores de eucalipto. Es una miel que no había probado antes, que sorprende por el sabor y que ha gustado mucho entre los que la hemos probado”.   

El análisis botánico de la miel estuvo a cargo del Instituto Forestal INFOR, quien derivó el estudio a la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal de la Pontificia Universidad Católica de Chile, que, en el caso de Marcelo Rodríguez, por ejemplo, explicitó que la miel es 30% de flor de eucalipto. Los porcentajes varían para todos los apicultores y esto se debe a la posición de sus apiarios con relación al bosque.

Experiencia colaborativa de desarrollo local sostenible

“Este es el fruto de un intenso trabajo que se aplica en Chile luego de una implementación similar en Uruguay que desde agosto de 2019 es un éxito y esperamos que en Chile también represente un próspero camino de desarrollo sostenible para los apicultores”, comenta André Laroze, secretario ejecutivo de PEFC Chile.

Y precisamente el impacto nacional es valorado por Patricio Rojas, investigador de la línea de conservación y mejoramiento genético de INFOR quien asegura que “la certificación PEFC Chile es un hito para la apicultura nacional, por cuanto es la primera certificación de un PFNM que garantiza la trazabilidad de las mieles para su comercialización en los mercados nacionales e internacionales, mejorando su calidad y la cantidad de las mieles producidas”.

Desde la mirada social, la clave del éxito está en “el compromiso de los apicultores con el proceso sostenible en la producción de miel y el trabajo colaborativo para el desarrollo de este proyecto, transformando este producto en el primer PFNM certificado en Chile” comenta Rodrigo Vidal, secretario técnico de PEFC Chile, quien participó en el desarrollo de la iniciativa uruguaya e implementó el proyecto en Chile. El ejecutivo destaca que los beneficios para las distintas partes involucradas son tangibles y agrega que “además de ser exquisita, estamos garantizando una miel pura, sin ningún tipo de adulteración”.

El aporte de las empresas y la comercialización del producto final

Para las empresas participantes, la iniciativa representa un trabajo colaborativo con el desarrollo productivo de la apicultura de la zona. Ambas empresas además cuentan con programas corporativos que promueven los emprendimientos locales a base de productos forestales no madereros y en donde se pondrá a disposición esta primera producción de miel certificada y las que se elaboren a futuro.

Juan Anzieta, gerente de medio ambiente y comunidades de Forestal Arauco S.A. comenta que desde la empresa se considera que “nuestros bosques cumplen un rol fundamental en la prestación de servicios ecosistémicos, en particular, representan un refugio para las abejas y una oportunidad para el desarrollo de la apicultura, siendo este uno de los oficios que colabora en la recuperación de los ecosistemas y la mitigación del cambio climático”.

El ejecutivo agrega que la empresa cuenta con un programa corporativo llamado “Despensa Silvestre”, el que busca promover el desarrollo de oficios que se articulan en torno al bosque, como son la apicultura y la recolección silvestre, buscando contribuir al desarrollo social, económico y ambiental de las comunidades locales. Es allí donde se promocionará la miel producida en sus predios forestales.

Por su parte, el subgerente de asuntos públicos de CMPC Bosques, Ignacio Lira, destacó que “abrir nuestros espacios permite compartir valor con nuestros vecinos apicultores, quienes tienen sus colmenas al interior de bosques certificados de la compañía. Esta iniciativa piloto de certificación de miel es un gran paso para los apicultores que participaron en el proyecto, y un ejemplo de cómo al compartir espacio aparecen nuevas oportunidades.”

En este caso, el ejecutivo destaca que la miel de tres apicultores que tuvieron acceso a sus predios estarán a disposición del público en la tienda de Espacio Fibra Local de Temuco, con el fin de apoyar su posicionamiento y comercialización.

La ceremonia de certificación se celebrará el 6 de octubre desde las 9:am con transmisión en vivo desde el canal YouTube de @PEFC.cl