30% de la nueva inversión pública será en proyectos de acción climática con impacto social
Actualidad

30% de la nueva inversión pública será en proyectos de acción climática con impacto social

La titular de Medio Ambiente recalcó que todas las iniciativas anunciadas deberán cumplir con las exigencias que establece la normativa ambiental del país.

Un importante foco en la transición hacia un desarrollo sustentable, con proyectos que permitirán al país avanzar en la mitigación y adaptación al cambio climático, es el que tendrá el plan de inversión pública “Paso a Paso Chile se Recupera” que totaliza un monto de US$ 34.000 millones y que fue anunciado hoy por el Presidente de la República, Sebastián Piñera.

La ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, detalló que el 30% de la nueva inversión pública anunciada, proveniente del Fondo Covid, será destinada a proyectos con impacto social que contribuirán a acelerar nuestra transición hacia un desarrollo sustentable y mitigar y adaptar nuestro país al cambio climático, en línea con los compromisos adquiridos por Chile en su actualización de Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC), presentada en abril pasado.

“Este plan anunciado por el Presidente Piñera no sólo permitirá recuperar nuestra economía de los efectos del Covid-19, sino que también hace frente a la otra grave crisis global que seguimos viviendo y que no ha sido puesto en cuarentena: el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Todo está relacionado”, indicó la ministra Schmidt.

La titular de Medio Ambiente añadió que “los esfuerzos de recuperación ecológica brindan una gran oportunidad para acelerar nuestra transición hacia una economía neutra en carbono y resiliente, con un enfoque social”.

Entre los proyectos sustentables contenidos en el plan se encuentran edificios públicos verdes, el acondicionamiento térmico de viviendas o el impulso del transporte limpio a través de buses eléctricos, ciclovías, ferrocarriles o metro. Este tipo de iniciativas permiten disminuir emisiones de gases de efecto invernadero y, principalmente, mejorar la calidad de vida de las personas que viven en las ciudades.

También, se contemplan proyectos de adaptación, enfocados en la gestión del agua y construcción de infraestructura necesaria para enfrentar las nuevas condiciones que establece el cambio climático. En esta línea se incluyen los planes estratégicos de recursos hídricos, agua potable rural, tecnificación del riego u obras aluvionales o que controlen las crecidas de ríos o esteros, entre otros.

Adicionalmente, se destacan iniciativas de forestación sustentable con pequeños y medianos propietarios o infraestructura para mitigar incendios forestales.