Dispositivo de audio analógico portable creado por chilenos es éxito de ventas en mercados extranjeros
Emprendimiento

Dispositivo de audio analógico portable creado por chilenos es éxito de ventas en mercados extranjeros

Manuel Acevedo es comunicador audiovisual y guitarrista de una banda que lo ha llevado de gira por Chile y varios países de Latinoamérica. 

El peso y lo delicado de los equipos era siempre un problema recurrente a la hora de viajar, más aún si estos no eran considerados un transporte frágil y sufrían las consecuencias de ello.

Su interés por la música lo llevó a crear una pequeña empresa de insumos para guitarristas y el año 2019 viajó hasta Estados Unidos para recorrer NAMM (National Association of Music Merchant), una de las más grandes exhibiciones de productos musicales en el mundo que se celebra en Anaheim, California.

Es ahí donde repara en la necesidad que tienen los músicos de hoy de simplificar su equipamiento y conectarse a las consolas de audio en vivo de manera directa a través de los típicos cables de micrófono. 

De regreso a Chile y junto a su amigo Daniel Schwarz, ingeniero civil industrial también aficionado a la música y un destacado diseñador de circuitos analógicos de audio, decide crear un dispositivo capaz de integrar todo en una sola unidad. Nace así Simplifier, producto que cuenta con financiamiento Corfo y que ya está siendo comercializado en mercados extranjeros.

“Lanzamos el producto y de inmediato se comenzó a vender”, comenta Manuel Acevedo. Agrega que la pandemia aumentó el ciclo de ventas y ya son 31 los países que tienen en sus mercados este dispositivo, comercializado en 51 tiendas en los cuatro continentes.  

“Simplifier se vende en tiendas especializadas, incluso ya cerramos un trato con Thomann, la segunda tienda más grande en el rubro de la música en el mundo, quienes adquirieron el producto y parten con las ventas en septiembre”, señala Manuel.  

Y si de números se trata, las cifras son azules para estos dos jóvenes empresarios.  Manuel explica que solo en septiembre del año pasado, facturaron 28 mil dólares. En febrero pasado 47 mil dólares y en lo que va de julio ya van en los 200 mil dólares. 

Respecto de su fabricación, todo el sistema de ensamblaje se realiza en Chile y la parte electrónica, de diseño chileno, se manda a fabricar a China. Primero fueron 300 unidades y hoy ya han fabricado más 1.500 unidades del producto en un mes.