2020 Sacando la voz

Aportes de los Plásticos en el combate de la pandemia Covid-19

Mg. Jaime Espinoza Oyarzún, Depto. de Tecnologías Industriales, Facultad Tecnológica, USACH

En el año 2018 se dictó la Ley N° 21.100 que establece la prohibición de otorgar bolsas plásticas, como contenedor de las mercaderías, en el comercio establecido. Para dictar esta ley se adujo, entre otras razones, la contaminación que las mismas provocan en el medio ambiente.

A partir de este impulso legal, los grupos contrarios a los materiales plásticos tomaron más fuerza, propugnando la eliminación total de éstos. Además, a través de los diversos medios de comunicación se han emitido opiniones contrarias a la existencia del plástico que, la gran mayoría de ellas, muestran un absoluto desconocimiento sobre el tema, llegando a la ignorancia, desinformando a la opinión pública sobre cuál es la realidad de estos materiales.  

Los materiales plásticos aparecieron en el mundo a comienzos del Siglo XX, pero fue a partir de los años cincuenta, con el acelerado desarrollo industrial, que los mismos lograron un desarrollo masivo, incorporándose en la vida cotidiana de las personas, abarcando una infinidad de usos y aplicaciones. Hoy día, es posible encontrar plásticos en múltiples actividades, que demuestran sus excelentes características y propiedades como también su versatilidad, superior a la de otros materiales conocidos.

Los plásticos genéricamente son polímeros, o sea, macromoléculas que se forman por la unión de pequeñas moléculas que repitiendo, formando largas cadenas de átomos; estos polímeros forman parte importante de la naturaleza y son esenciales para la vida como los aminoácidos, las proteínas, la queratina, la caseína, el ADN, el caucho, la celulosa, el almidón, la lignina, etc. Por otra parte, existen los plásticos sintéticos, derivados del petróleo, que pueden reproducir las características de los polímeros naturales y también mejorarlas, pudiendo obtenerse materiales a la medida de acuerdo con  requerimientos específicos y a un menor costo.

Un aspecto relevante en la actualidad y puesto en vitrina, a raíz de la pandemia del Corona virus, es el uso y las múltiples aplicaciones de los plásticos en la medicina. La gran mayoría de los plásticos están formados por estructuras hidrocarbonadas, similares a las que se encuentran en nuestro organismo, que hacen posible la integración eficiente con el cuerpo humano en situaciones específicas. De la gran cantidad de plásticos que existen, no todos se usan en medicina; su uso va a depender, al igual que en aplicaciones industriales o domésticas de la funcionabilidad del material frente a un problema determinado. Esto es de extraordinaria relevancia en el campo de la medicina puesto que se pueden diseñar plásticos que satisfagan una necesidad específica que permitan la compatibilidad con el cuerpo humano. Pero también se debe poner cuidado en las limitaciones que los plásticos tienen como son los residuos de monómeros, la incorporación de algunos aditivos que pueden reaccionar con algún componente orgánico o algún proceso degradativo indeseado como también la lenta biodegradabilidad de los mismos.

La crisis sanitaria ha permitido apreciar, especialmente a través de los noticiarios y reportajes de TV, la gran cantidad de elementos para diversas actividades de la medicina hechos con variados materiales plásticos. Los materiales más comunes que se usan son el Polietileno, Polipropileno, Poliestireno, PVC, pero también se usan para fines más específicos materiales tales como Poliuretano, Policarbonato, ABS, siliconas, Polisulfona, Polivinilpirrolodina, etc.

Algunas de las tantas aplicaciones de los plásticos en medicina, es posible de mencionar

  • En oftalmología, los lentes ópticos tanto sobrepuestos como de contacto en base a materiales acrílicos, Policarbonato y Poliacetato de Celulosa. Esto ha ayudado a las personas, otorgando una mayor seguridad frente a accidentes y un peso menor. Implantes de corneas o Queratoprótesis, usando Polimetilmetacrilato que se traduce en una rápida recuperación del paciente y un nulo rechazo. Este mismo material se utiliza en los lentes intraoculares de la cirugía de cataratas.  
  • Elementos de protección y seguridad como guantes, mascarillas, trajes protectores contra microorganismos, elementos desechables como las jeringas, equipos para administración de soluciones parenterales basados en siliconas y Poliuretano, catéteres vasculares, envases estériles para diversos productos tanto farmacológicos como para recogida de muestras, bolsas para recogida de sangre, etc. que han disminuidos, en forma notable las infecciones. Los envases con tapa disminuyen el riesgo de contaminación e infecciones, así también elementos desechables como accesorios respiratorios, filtros de laboratorio, dispositivos para diagnóstico, membranas para hemodiálisis hechas con una combinación de plásticos hidrófilos e hidrófobos, etc.
  • Elementos de prótesis y órtesis como prótesis de caderas con Polietileno UHMW, cementos acrílicos para implantes óseos, estos últimos basados en Polieteretercetona; también rodillas y caderas artificiales.
  • Equipos de RMN[1] donde los plásticos se usan como protectores, rodeando la máquina, para evitar la interferencia y atracción de metales.
  • La esterilización constante de los equipos a causa de las infecciones intrahospitalarias, se traduce en que los mismos deben ser capaces de resistir, sin cambios, la acción de los productos químicos de limpieza.
  • Muchos de los equipos médicos portátiles tienen componentes plásticos y ellos han ayudado a disminuir costos de los procedimientos y posibilitar que el paciente pueda hacer el tratamiento en casa. Equipos como medidores de glucosa, oxímetros, herramientas de diagnóstico, etc.
  • Apósitos a base de plásticos permiten una óptima protección mecánica y propiedades de barrera casi sin adherencia a la herida mejorando el tiempo de sanación. Apósitos especiales, de alta capacidad de absorción para quemaduras y heridas supurantes como también apósitos híbridos para heridas que requieren humectación.
  • En cirugía, en la sutura de heridas son cada vez más importantes los materiales plásticos. Hoy día es el uso de suturas bioabsorbibles a base de Ácido Poliláctico, Ácido Poliglicólico y Policaprolactona, todos ellos biodegradables. El uso de los plásticos, especialmente naturales, ha permitido reemplazar a las suturas tradicionales. También se destaca, actualmente, el uso de mallas quirúrgicas para reparar hernias abdominales a base de Polifluoruro de Vinilideno por su inercia, baja fricción y mínimo rechazo. Se deben mencionar además, lo stents fabricados en poliésteres biodegradables y las válvulas cardiacas hechas en Poliuretano.  

Este panorama, muy resumido, por cierto, muestra las grandes posibilidades que tienen actualmente los materiales poliméricos en el campo de la medicina. Aunque su uso es todavía acotado, las características y propiedades de estos materiales como propiedades de barrera, durabilidad, poco peso, compatibilidad con otros materiales, disminución del riego de infecciones y bajo costo, unido a esto la revolución digital  y la aparición de tecnologías como la impresión 3D están abriendo grandes posibilidades de desarrollo para estos materiales. En la actualidad, se estima un crecimiento superior al 8% anual para el mercado de los plásticos asociado a la medicina, proyectándose para este año un mercado del orden de US$ 17.000 millones.[2]

Será tarea de equipos multidisciplinarios, médicos, bioquímicos, ingenieros, tecnólogos, etc.  el estudio y nuevas aplicaciones en el campo de la medicina, pensando siempre en el beneficio del paciente. Pero, es necesario aclarar, que hay problemas no resueltos, que deben ser investigados y solucionados como la posible toxicidad que puedan presentar y las regulaciones que permitan los estándares más elevados que requiere la medicina, que deben existir para su correcto uso. 


[1] RMN: Resonancia Magnética Nuclear

[2] https://www.interempresas.net/Plastico/Articulos/220050-Polimeros-en-medicina-aplicaciones-actuales-y-tendencias-futuras.html

Post Comment