2019 Conciencia Verde

Modelo de intervención sustentable busca fomentar la productividad comercial del bosque nativo

A través de un Acuerdo de Producción Limpia, propietarios de bosques nativos serán parte de Planes de Manejo con Criterios de Ordenación Forestal en la Región de Valparaíso, que tienen por objetivo garantizar la recuperación, conservación y rentabilidad de sus terrenos. La iniciativa pondrá en valor 10 mil hectáreas.

En la Reserva Nacional Lago Peñuelas se firmó un Acuerdo de Producción Limpia (APL II), el cual busca promover un modelo de intervención que pone en valor los bienes y servicios ambientales del bosque esclerófilo en propiedad privada, mediante el uso de alternativas de producción sustentable, evitando su sustitución.  De esta forma, se apoyará a aquellos propietarios que estén interesados en ser parte de los Planes de Manejo con Criterios de Ordenación Forestal (PMOF) en la región de Valparaíso.

El acuerdo cuenta con financiamiento de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC), la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y el Proyecto GEF “Corredores Biológicos de Montaña” del Ministerio del Medio Ambiente, apoyado por la agencia internacional ONU Medio Ambiente. Esos recursos serán utilizados en la ejecución de las actividades comprometidas en los planes ya aprobados; en asistencia técnica a los privados adheridos; en desarrollo de nuevos planes de ordenación forestal; en investigación de tecnologías de secado y aserrío de maderas nativas; en la búsqueda de nuevas alternativas de mercado para las maderas obtenidas de los bosques y en la capacitación de profesionales del área forestal, en la aplicación de este nuevo modelo de ordenación forestal bajo criterios de sustentabilidad.

“Esta iniciativa busca dar un paso adelante en la modernización de cómo nos relacionamos con el bosque; nos obliga a adaptar la mirada sobre este recurso natural, que nos brinda múltiples beneficios en un contexto de cambio global. Este APL tiene un alto potencial de ser replicado a nivel nacional, por lo que constituye un gran aporte a una serie de compromisos de nuestro país en materia ambiental, tanto en acciones referidas al Cambio Climático, a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y a los diferentes esfuerzos de conservación del patrimonio natural”, sostiene la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

Durante la firma del APL II, Marianne Katunarić, coordinadora del Proyecto GEF Montaña, explicó la importancia del acuerdo: “Vivimos en una región semiárida, extremadamente frágil a los cambios de temperatura y ausencia de precipitación, lo que propicia incendios forestales, por lo que no podemos darnos el lujo de prescindir de un recurso como el bosque esclerófilo que nos ayuda a infiltrar aguas lluvia a las napas subterráneas; a frenar el avance del desierto hacia el sur del país; o generar microclimas favorables para la actividad agrícola. Creemos necesario desarrollar una nueva visión sobre el bosque mediterráneo, participar y estimular su uso sostenible, es decir, usarlo, pero con una proyección a la conservación de sus funciones ambientales”.

Un bosque rentable

Dentro de las acciones a implementar en el marco de esta alianza público-privada, se busca la apertura de mercados compradores de materias primas con valor agregado, con una certificación del proceso de producción, para mejorar la rentabilidad del uso del bosque mediterráneo. “El mejor regalo que podemos hacerle a Chile es manejar el bosque nativo y poder enriquecerlo. Nos interesa mucho el bosque nativo, porque su uso es mucho más que leña o carbón, tiene mucho más que aportar. A través de este Plan de Ordenamiento Forestal los propietarios están produciendo maderas para uso comercial, entre otros subproductos de alto valor y productividad”, señaló el director ejecutivo de CONAF, José Manuel Rebolledo.

Por su parte, Jaime Riesco, representante del Consorcio de Privados Dueños de Bosques Mediterráneos de la  Región de Valparaíso, también valoró la iniciativa: “Es algo que necesitábamos hacer hace muchos años. Todos los que estamos ligados al bosque nos hemos dado cuenta, desde niños, que es un ecosistema muy frágil, por lo que agradecemos a todos quienes han participado, porque se está logrando algo increíble. Ya estamos viendo los resultados, el bosque tiene otro valor, tanto desde el punto de vista paisajístico, como por su valor económico, y es lo que hay que seguir haciendo”.

La ministra de Medio Ambiente destaca que “los compromisos que se establecen en este acuerdo se traducen en una mayor productividad  a través de una relación de cuidado y protección del medio ambiente”. Así también lo explicó Giovanni Calderón, director ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático: “Estamos desarrollando una iniciativa innovadora para transformar el modelo económico para que sea verdaderamente sustentable, que a la vez tenga la capacidad de enfrentar el fenómeno del cambio climático y entregar a las futuras generaciones un territorio que también puedan usar”.

El Acuerdo, contempla el establecimiento de PMOF de 10.000 hectáreas, de las cuales 2.900 fueron implementadas durante la primera etapa (APL I), finalizada en mayo de 2018. Estas áreas se convertirán en pilotos demostrativos, de carácter permanente, de las ejecuciones silviculturales en los predios con Plan de Ordenación Forestal ya aprobados en la región de Valparaíso, contribuyendo a fomentar e instalar capacidades para el manejo adecuado del bosque mediterráneo.

Si estás interesado en informarte sobre los Planes de Manejo con Criterios de Ordenación Forestal (PMOF) en la región de Valparaíso y Metropolitana, escribe a contacto@gefmontana.cl o vista www.gefmontana.cl.

Post Comment