2017 Emprendimiento

Awto busca contener el creciente parque automotriz nacional y reducir emisiones de CO2

El carsharing (auto compartido) es un sistema con millones de usuarios en Estados Unidos y Europa, donde con sólo un smartphone las personas pueden arrendar autos por minutos, horas o días. En Chile, Francisco Loehnert junto a a la empresa Kaufmann lanzaron Awto, el primer carsharing chileno que ya cuenta con 3.500 usuarios y 90 estacionamientos en la Región Metropolitana, Valparaíso y Viña del Mar.

A más de una persona le ha pasado que al caminar o manejar por Santiago ha visto autos marca Susuki Swift azul con blanco con la palabra “awto” dibujada en una de las puertas. Esa marca y otras cuatro más son la que dispone el primer carsharing de nuestro país, que busca descongestionar las ciudades por un modelo de movilidad compartida y eficiente. “La idea es que la gente que deba hacer trayectos medios y largos tenga la posibilidad de utilizar awto, transporte público y/o bicicleta en un mismo recorrido”, dice Loehnert, Gerente General de Awto.

La empresa da la opción de arrendar autos por horas y hasta minutos. “El automóvil particular pasa el 97% del tiempo estacionado por lo que arrendar media hora o una hora para ir a trabajar o hacer tramites es más económico y además ayuda disminuir las emisiones de CO2”, afirma. Ejemplo de ello, es que por cada auto que se arrienda a la compañía se sacan 4 autos privados de circulación, según un estudio realizado por ellos mismos y el Departamento de Transporte de la Universidad Católica. “El 15% de nuestros usuarios ha renunciado a sus autos particulares y un 10% más lo haría si tuvieran un punto más cercano donde viven o trabajan”, sostiene.

El software del sistema está elaborado para que la persona encuentre el auto más cercano a su ubicación mediante una modalidad que permite recogerlo y dejarlo en cualquiera de los estacionamientos Awto. “Puedes partir tu recorrido en La Reina y dejarlo en Independencia o desde Las Condes a Chicureo” y añade que hoy en día “hasta se puede recoger un awto en Santiago y dejarlo en Viña del Mar”.

Idiosincrasia Chilena

Parte del equipo Awto en su oficina de Providencia. Además de atención al público, la empresa hace ferias de emprendedores una vez cada tres semanas. Más información en www.awto.cl

Cuando Francisco Loehnert regresó a Chile, luego de estudiar por dos años en Alemania, sabía que si quería implementar un servicio de carsharing debía encontrar financiamiento y tener en cuenta que Chile no es lo mismo que Europa. “Tuvimos que adecuar los autos a la situación de acá con una tecnología y seguridad que permitiera no sufrir robos o que alguien rompiera los vidrios. Por eso además contamos con vigilancia en cada uno de los estacionamientos awto”, afirma.

En cuanto al tema monetario, el ingeniero comercial sostiene que la alianza con Kaufmann llegó justo en el momento preciso ya que “la compañía de automóviles realizó un concurso abierto para quienes pudieran llevar a cabo un sistema de carsharing en el mismo momento que yo quería implementar la idea”. Loehnert ganó y puso en marcha el proyecto, aunque admite que ya había hecho pruebas “piloto”. “Con mi familia vivíamos separados en Providencia y teníamos un auto para los cuatro, por lo que arrendamos un estacionamiento privado que quedara equidistante a nuestras casas y el que necesitaba el auto mandaba un mensaje por Whatsapp. Es sólo un tema de planificación”, explica.

Próximamente, la compañía que hace poco se certificó como B-Corp, desea añadir una mayor cantidad de estacionamientos e instalarse en otras ciudades del país, además de aumentar la cantidad de autos eléctricos de acuerdo a los avances que vaya desarrollando el Estado. “Un 5% de nuestra flota son autos eléctricos y queremos ir más allá pero todavía faltan avances en materia de electro movilidad, como infraestructura, técnicos especializados y valorización de autos eléctricos”, afirma y agrega que “es de suma importancia potenciar políticas públicas de avance en el sector automovilístico ya que la industria del automóvil cambiará más en 10 años de lo que cambió en 60”.

Post Comment