25.9 C
Santiago
Sábado, Diciembre 4, 2021

La empresa sostenible debe proteger al artista interior de sus empleados

Diario Sustentablehttps://www.diariosustentable.com/
Contamos historias que merecen crecer. Pensamos diferente y elegimos creer en las personas, comunidades y organizaciones, las grandes y las que están empezando ahora en la mesa de un café, pero que van a cambiar el mundo.
Por: Patricia Peri.

El agotamiento y fracaso de los viejos paradigmas de conflicto y competencia en la empresas conduce al consecuente agotamiento de la Innovación y la Creatividad. Las empresas se replantean la necesidad de que las personas puedan expresarse integralmente dentro de las organizaciones. Gestión del Talento, Teambuilding, Risoterapia, Mindfullness. son algunas de las vías por las cuales se intenta que la Creatividad y la Innovación vuelvan a la empresa. Esta claro que hoy día, la empresa sostenible necesita crear un espacio de expansión para el artista interior de cada uno de sus miembros.

Dame la receta

Como en todos los grandes momentos disruptivos, no hay ninguna receta para sacar el artista interior: solo dejarlo salir. Como dijera Morpheus  a Neo en Matrix “No pienses que lo eres, sabes que lo eres. No trates de liberar tu mente. Hazlo.”

Pero, siempre hay un pero.
Si alguien nos propusiera ahora mismo la posibilidad de expresar todo lo que somos ya mismo y aquí, toda nuestra creatividad y sentimientos libremente, casi con seguridad desconfiaríamos, lo miraríamos entre asombrados y disgustados.
En el primer momento, pensaríamos que esta loco y seguiríamos nuestro camino hacia el banco, la oficina o el supermercado, rumiando la propuesta.
¿Es una locura pensar que todos podemos expresar nuestro artista interior allí en donde estemos?
¿O es que de tanto repetir los trayectos y las rutinas que hacemos cada día nos hemos olvidado del camino que nos lleva hasta la creatividad?

En cada uno de nosotros habita la necesidad de crear. Lo hacíamos sin preguntar cómo cuando éramos niños, y aunque nos hayamos olvidado del placer de pintar, dibujar, cantar o bailar, el Artista Interior llama sin cesar a la puerta de la conciencia, esperando que un aroma, un gesto, un recuerdo, le permita salir a jugar. Ese estado de alineación con los que verdaderamente somos es el grado cero de la expansión creativa que podríamos activar en cualquier sitio. Relaciones, casa, trabajo, sexo, amigos, ocio, gobierno, negocios, cultura, sociedad.

El artista interior no vive en los criterios estéticos ni en los cánones de la crítica especializada, sino en la pasión y en la determinación conque alguien en un momento dado y desafiando la ley de la gravedad – me refiero a la gravedad de ciertos estados de amargura- decide simplemente ser.
Ser y escribir, cantar, pintar, fotografiar , conversar o contemplar algo porque su espíritu se lo reclama y de ese modo, recarga sus baterías con el verdadero prana y se conecta  a los demás en un nivel diferente.La empres sostenible debe serlo también en cuanto a los sentimientos y creatividad de sus empleados. Es sencillo. Es simple, pero no es fácil. Lo antinatural es lo otro, lo que repetimos sin cuestionar.

El coro que nos aturde

A lo lejos, en nuestras conciencias se oyen los lamentos de un coro plañidero que resuena: “la Empresa no está para perder tiempo, hay que vender, hay una agenda que cumplir y muchos índices que relacionar”…
Mentira.
Lo primordial son la personas. Y las personas cambian.
Solo hay que ver el rotundo fracaso de los paradigmas que nos rodean. Es tan pobre la compensación que nos ofrece esta vida organizada, controlada, informatizada, administrada, vigilada, que el espíritu se escapa a cada rato y grita tan fuerte que es imposible no escucharlo.

Y allí aparece el soñar despierto, la palabra mágica, el poema escrito detrás de una fotocopia, la canción que nos acompaña incesantemente , el retrato que se nos aparece en la pantalla, la sonrisa de un recuerdo. Tal vez la obra de arte no asome de entre las nieblas cada día, pero cuando lo hace, el alma se llena de una emoción incomparable y uno sabe que las cosas no volverán a ser como antes. Sencillez, naturalidad y amabilidad, confianza en los demás, colaboración, bien común.

Esas son las pistas. Y volar juntos. Como sea.
Una empresa sostenible debería plantearse la protección del medio ambiente tan seriamente como la expansión del artista interior de sus empleados.
La empresa sostenible debe proteger al artista interior de sus empleados
Aspire Vero
NUESTROS SOCIOSspot_img
VERAMONTEspot_img
SECHE GROUPspot_img
PEFCspot_img

LO ÚLTIMO