En cualquier tienda de belleza podrás encontrar estantes llenos de productos que prometen solucionar problemas estéticos que ni siquiera sabías que tenías. ¿Tu cabello es demasiado graso o demasiado seco? Hay un champú para eso. ¿Tienes piel escamosa? Usa este exfoliante. ¿Tu piel está descolorida? Usa esta base de corrección de color o prueba este colorete.

Saltar a la barra de herramientas