10.7 C
Santiago
Miércoles, Mayo 18, 2022

Igualdad de género para un mañana sostenible

Diario Sustentable
Diario Sustentablehttps://www.diariosustentable.com/
Contamos historias que merecen crecer. Pensamos diferente y elegimos creer en las personas, comunidades y organizaciones, las grandes y las que están empezando ahora en la mesa de un café, pero que van a cambiar el mundo.

María José Torres, Coordinadora Residente, Sistema de las Naciones Unidas en Chile

La pandemia que nos acecha hace ya dos años y el reciente conflicto bélico en Ucrania hacen patente, una vez más, que las mujeres y niñas son más vulnerables en momentos de crisis. Son las primeras en perder el empleo o las oportunidades de educación al asumir más trabajo de cuidados no remunerado, y al enfrentarse a niveles exorbitantes de violencia doméstica y ciberacoso.

Lamentablemente, a las crisis ya mencionadas -y a tantas otras alrededor del mundo-, se suma la climática. Crisis global que tampoco es neutral en cuanto al género, pues son las mujeres y las niñas quienes experimentan sus mayores impactos. El 80% de las personas refugiadas por razones climáticas, son mujeres. Sus tasas de supervivencia son más bajas en los desastres, así como su acceso al socorro y la asistencia, amenazando sus medios de subsistencia, bienestar y recuperación. Los derechos, las prioridades y las necesidades de las mujeres y las niñas son sistemáticamente ignorados por el clima, políticas y programas ambientales y de riesgo de desastres. La violencia de género se intensifica por las crisis y los desastres climáticos y ambientales, en el hogar, en el trabajo y en espacios públicos, tal como lo reveló la pandemia.

Las dolorosas e intensas crisis actuales y sus consecuencias, nos reiteran la necesidad de actuar de manera urgente de cara al futuro. Es fundamental apuntar a una recuperación sostenible e igualitaria, una recuperación feminista, en cuyo centro se sitúe el progreso de las niñas y las mujeres de todo el mundo. El llamado que realizamos con Sistema de las Naciones Unidas es a enfrentar las duras circunstancias existentes como una oportunidad para repensar, reformular y reasignar respuestas y recursos, profundizando la perspectiva de género y un enfoque eficaz contra el cambio climático y la degradación del planeta. La desigualdad de género sumada a la crisis climática es uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo y es el momento de actuar coordinadamente entre todos los estamentos de la sociedad.

Urge una acción climática transformadora para revertir las desigualdades de género históricas que han dejado a las mujeres y a las niñas en una situación de vulnerabilidad desproporcionada. Para garantizar el éxito de estas acciones y su estabilidad en el futuro, las economías deberán ser ecológicas, inclusivas en materia de género y sostenibles y, basadas en data actualizada y desagregada de cómo afecta el cambio climático a las mujeres. Es justamente en lo que estamos trabajando como ONU Chile junto al Ministerio del Medioambiente y el Gran Ducado de Luxemburgo. Con dicha información, y más mujeres en puestos de liderazgo en el mundo público y privado, a cargo de elaborar y aplicar políticas verdes y socialmente progresistas, ciertamente seremos más eficientes en la mitigación y reducción de los efectos de la crisis climática.

Las mujeres y las niñas están tomando medidas climáticas y ambientales en distintos niveles, pero su voz y participación no cuentan con el apoyo, los recursos y el reconocimiento suficientes.  Las sociedades donde los movimientos por los derechos de las mujeres son activos, la democracia es más fuerte. Como ha dicho el Secretario General, António Guterres, “cuando el mundo invierte en ampliar las oportunidades de las mujeres y las niñas, toda la humanidad gana”.

Chile está en pleno proceso constituyente, a días de volver a votar en el pleno las propuestas de la Comisión de Medio Ambiente. Discusión que se desarrollará con la base del reconocimiento de la existencia de la crisis climática y ecológica como consecuencia de la actividad humana, y el deber del Estado de desarrollar acciones y adoptar medidas en todos los niveles para la gestión de los riesgos, vulnerabilidades y efectos provocados por ésta. Es de esperar que la redacción de la futura Carta Magna -elaborada por un órgano paritario-considere un modelo de desarrollo sostenible y con perspectiva de género para Chile. De este modo, el país podrá avanzar hacia una recuperación sostenible y feminista.

CIC

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

NUESTROS SOCIOS
VERAMONTEspot_img
SECHE GROUPspot_img
PEFCspot_img
SALMONES CAMANCHACA

LO ÚLTIMO