30 C
Santiago
Lunes, Enero 24, 2022

Softys logra ahorro de US$ 1,2 millones con innovador proceso sostenible de reutilización de bobinas

Diario Sustentablehttps://www.diariosustentable.com/
Contamos historias que merecen crecer. Pensamos diferente y elegimos creer en las personas, comunidades y organizaciones, las grandes y las que están empezando ahora en la mesa de un café, pero que van a cambiar el mundo.

La compañía multinacional de higiene y cuidado personal, recientemente fue premiada por Kaizen Awards por la eficiencia productiva lograda en su Planta Talagante.

Softys busca reducir a cero las pérdidas en las bobinas de cartón usadas en rollos de papel industrial, mediante un proceso de mejora para una reutilización permanente de este elemento.

La iniciativa está alineada a los objetivos establecidos por la empresa en su Estrategia de Sostenibilidad 2020 – 2023, en la cual se comprometió a ser una empresa cero residuo industrial a vertedero al 2025.

Softys concretó en Chile de forma exitosa un programa de mejora productiva, innovador y sostenible. El proyecto se denomina Reutilización de Bobinas para Fabricación, éste se aplicó en su planta de Talagante, y en un periodo de 18 meses ha significado un ahorro de US$ 1,2 millones, gracias a la reutilización y reciclaje permanente de estas piezas, en un camino que la compañía se ha trazado hacia la economía circular.

La implementación de esta iniciativa está alineada a los objetivos establecidos por la compañía en su Estrategia de Sostenibilidad 2020 – 2023, en la cual se comprometió a ser una empresa cero residuo industrial a vertedero al 2025, para así reducir y mitigar los impactos que generan sus plantas a lo largo de América Latina.

Las bobinas son los centros de cartón de los rollos de papel jumbo (de tamaño industrial) que se utilizan para la producción de diferentes productos tissue. Estas bobinas están hechas de cartón corrugado de diferentes diámetros y pesan alrededor de 2,5 toneladas cada una.

En concreto, para poder generar el ahorro, Softys desarrolló un sistema de insertos que permite ir reutilizando una a una las bobinas, sin perder la resistencia. Bajo este nuevo esquema, Softys tiene como objetivo de corto plazo reducir al menos en un 99% las compras de bobinas nuevas anuales y en un 90% la demanda mensual.

“Cuando se evaluó en Chile, se hablaba de llegar a seis ciclos de reutilización, lo que corresponde a US$ 1 millón de ahorro. Hoy el crecimiento es exponencial, hay bobinas que llegan a tener 40 ciclos”, explica Sebastián Reyes, gerente general de Softys Chile, quien agrega que buscar mantener en el tiempo esta técnica, apuntando siempre la excelencia operacional.

La iniciativa le permitió a Softys Chile el reconocimiento en los Kaizen Awards Chile 2020/2021, instancia donde se destaca la práctica de la mejora continua para el crecimiento rentable, la excelencia operacional, el cambio cultural y la digitalización, y cómo éstas aumentan el valor de las empresas a largo plazo de manera sostenible. La compañía obtuvo el 2º Lugar a nivel nacional en la categoría Excelencia en Productividad.

Origen del proyecto

El nacimiento del proyecto comenzó con dos inputs: Arbol Pérdidas en costos y Benchmark con SEPAC, filial de la compañía ubicada en Brasil. La empresa brasileña, que fue adquirida por Softys hace un par de años, reutiliza las bobinas, proceso que al ser observado por sus nuevos controladores fue destacado como una gran oportunidad de reutilización de recursos. Así es como se decidió exportar al resto de las plantas de la compañía esta técnica, siendo el primer lugar para implementarlo la Planta ubicada en Talagante, Chile, unidad que logró mejor la iniciativa de manera importante, aplicando su metodología de trabajo ágil, denominada TPM.

TPM es un sistema de gestión integrado que consiste en un conjunto de herramientas estructuradas en pilares, que se ejecutan siguiendo pasos ordenados y coordinados entre sí. Su objetivo es resolver los problemas de la operación, atacando sus pérdidas, en forma priorizada de acuerdo a las necesidades del negocio, para hacer más eficientes todos los procesos. “Es un sistema que implica un cambio organizacional y aprendizaje transversal, que genera valor a través de una cultura de excelencia operacional, y en consecuencia, permite operar de manera integral y sostenible”, señala Sebastián Reyes, gerente general de Softys Chile.

Tras la exitosa implementación en Softys Chile, la compañía presentó las mejoras de sus bobinas a los otros siete países de la región en donde cuenta con operaciones (Argentina, México, Uruguay, Brasil, Perú, Colombia y Uruguay), con la posibilidad de implementar la metodología en dichos mercados. Hoy, las operaciones que van más avanzadas en el proceso, además de Chile, son Brasil y México.

Aspire Vero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

NUESTROS SOCIOS
VERAMONTEspot_img
SECHE GROUPspot_img
PEFCspot_img

LO ÚLTIMO