Innovación, residuos a cero y liderar el futuro: Las oportunidades para la industria forestal en sustentabilidad y tecnología que identifica estudio de Accenture
Hoy hablamos de...

Innovación, residuos a cero y liderar el futuro: Las oportunidades para la industria forestal en sustentabilidad y tecnología que identifica estudio de Accenture

De acuerdo con el reporte, el sector puede impulsar nuevas fuentes de crecimiento y bajar su impacto en el medio ambiente.

El sector de los productos forestales tiene la oportunidad de ser ampliamente reconocido por su impacto neto positivo en el medio ambiente, gracias a la absorción de carbono en los frondosos bosques, la retención de carbono en los nuevos edificios de madera y bienes duraderos, y el bajo impacto medioambiental de las prácticas de fabricación de la industria. A la cabeza de la fabricación con las últimas tecnologías digitales, el procesamiento de la pulpa y el papel puede transformarse de manera que sólo requiera bajos niveles de energía, productos químicos y agua dulce.

Francisca Yáñez, Directora de Industry X de Accenture Chile, explicó que “aunque puede pasar algún tiempo hasta que esta visión se haga realidad, las fuerzas sociales y del mercado que podrían impulsar este futuro ya están en marcha. La sustentabilidad es la nueva fuerza para la digitalización. Hoy en día se pueden ver destellos en todo el mundo: las compañías de materiales de construcción están invirtiendo en el desarrollo de nuevos productos y capacidades de fabricación para ofrecer productos de madera y celulosa de alta ingeniería. Las empresas de pulpa y papel y las empresas emergentes “verdes” están desarrollando procesos avanzados de reciclaje para cerrar el círculo de la circularidad incluso en los productos de un solo uso, basados en fibras más difíciles de recuperar”.

Francisca Yáñez, Directora de Industry X de Accenture Chile

Además, los niveles de certificación de silvicultura forestal sostenible están aumentando, mientras la superficie total de bosques explotada ha disminuido a un ritmo más lento en los últimos años, a pesar de la devastación de los incendios de 2019 y 2020 en Brasil y Australia. Muchas empresas de bienes de consumo están utilizando compensaciones de carbono para apoyar sus estrategias de emisiones de carbono cero.

Estas compensaciones de carbono son principalmente inversiones en árboles y esos árboles que absorben carbono tienen el potencial de representar hasta un tercio del objetivo de mitigación del dióxido de carbono para 2030. Combinados, estos esfuerzos están teniendo un importante impacto, pero el ritmo de cambio en la industria de los productos forestales es lento.

Hay importantes oportunidades. Por ejemplo, se prevé que el sector de los envases de plástico de un solo uso alcance los 47.300 millones de dólares en 2025.  ¿Por qué no utilizar el papel, el cartón y la celulosa? Tomando sólo una cuota de mercado de los envases de plástico se traduciría en un notable aumento de las ventas de los envases forestales. O consideremos la industria del acero, que se prevé que tenga un valor de 133.000 millones de dólares en 2025. ¿Por qué la madera reconstituida y la celulosa no pueden absorber más de ese negocio?

Accenture desarrolló un “Índice de Disrupción”, que determina la probabilidad de disrupción en un sector basándose en factores como los activos y la mano de obra, las inversiones en innovación y la presencia de nuevos participantes. Los segmentos de los productos de papel, los envases de papel y los materiales de construcción entran en la categoría “vulnerable” del índice. Como tal, la industria de productos forestales puede combatir las futuras disrupciones que se avecinan, o puede pasar a la delantera y convertirse en el disruptor de otras industrias.

Un punto positivo es que la actual atención hacia la sostenibilidad proporciona una serie de nuevas oportunidades. El interés de los consumidores por los productos sostenibles -y su disposición a pagar por ellos- está creciendo, y eso está impulsando el cambio tanto en la regulación gubernamental como en los costos de producción.

Yáñez explicó que “en este entorno, la industria de productos forestales tiene una ventaja sobre otros productores de materiales -como las empresas mineras y químicas-, ya que la sociedad suele considerar que los productos fabricados con materiales “cultivados” son más sostenibles que los de metales o plástico. De hecho, el 55% de los consumidores encuestados percibe que los materiales de envasado a base de papel son más respetuosos con el medio ambiente, mientras que el vidrio ocupa el segundo lugar, con un 29%. Para aprovechar esta tendencia, las empresas de productos forestales tienen que actuar mientras la sostenibilidad está entre las principales preocupaciones de los consumidores y los gobiernos, porque las actitudes pueden cambiar y la competencia también”.

Hay tres elementos clave que la Industria Forestal debe tomar en cuenta:

Dominar la competencia a través de la innovación:

Aunque los productos de papel se consideran en general más sustentables que los plásticos de un solo uso, no se les considera como materiales duraderos y, con el tiempo, eso podría beneficiar a los productores de plásticos. Es totalmente posible que una “nueva economía de los plásticos” circular pueda traer al mercado productos de plástico que sean más sostenibles que los fabricados con materiales forestales actuales.

Además, los nuevos competidores tratan de sustituir no sólo los materiales extraídos, sino también los productos forestales tradicionales menos sostenibles.

El minorista Ikea, por ejemplo, utiliza materiales de embalaje fabricados con tecnología de micelio, que utiliza hongos de desechos agrícolas en un producto resistente pero fácilmente biodegradable. Y Gramitherm® (propiedad de Clean Insulating Technologies) es un tablero de aislamiento térmico fabricado con fibras de hierba mediante un proceso de aire.

Para mantenerse al día, las empresas de productos forestales deben seguir el ritmo, aprender de los clientes y competidores innovadores, y pensar más allá de los árboles y de los enfoques arraigados de la industria. El futuro pertenece a los que reúnen combinaciones novedosas de materiales y procesos tradicionales y no tradicionales de la naturaleza y de otras industrias.

El embalaje ha sido un punto brillante para los productos forestales, debido al aumento de los envíos impulsados por las compras en línea, junto con la restricción o prohibición de los plásticos de un solo uso en varios países y jurisdicciones locales. Sin embargo, los consumidores están empezando a ver todos los tipos de envases de un solo uso, no solo de plástico, como residuos evitables. Y algunas empresas ya están tomando medidas: Lush, un minorista del Reino Unido, vende el 35% de sus productos en la tienda “desnudos”, es decir, sin envases. Como resultado de esta demanda cambiante, es probable que las oportunidades a largo plazo de la industria de productos forestales en el ámbito de los envases sean limitadas.

Francisca Yáñez destacó que “afortunadamente, hay muchos otros segmentos de mercado a los que dirigirse, especialmente cuando se trata de productos de un solo uso, como los pañales desechables. Los ecologistas llevan mucho tiempo señalando los pañales desechables en los vertederos como un gran problema. Reconociendo la oportunidad, Procter & Gamble se ha comprometido a convertir sus pañales desechables en pañales “circulares”. Esta parte de la cadena de valor de la fibra circular podría ser fácilmente “compartida” con la industria de bienes de consumo, ya que la tecnología y las operaciones de la fibra y las operaciones de reciclaje ya son un punto fuerte de esa industria”.

Agregó que “otra oportunidad reside en la sustitución directa de plásticos y metales en los bienes duraderos con productos de origen forestal. El avance constante de la fabricación aditiva desde sus raíces en la impresión 3D está incorporando ahora fibras orientadas en piezas estructurales, lo que abre la puerta a productos forestales de alta ingeniería.

La clave para aprovechar este potencial de ingresos es acelerar la tendencia a la sostenibilidad que ya se ha iniciado, y apoyar la infraestructura y el ecosistema necesarios para fabricar y construir con productos de nueva generación como la madera en masa y la nanocelulosa. La industria de productos forestales tiene que avanzar rápidamente en este frente, mientras que su competencia -los sectores del acero y del cemento – está luchando con la responsabilidad de unas emisiones de gases de efecto invernadero de aproximadamente el 15%. Si se espera demasiado, la industria siderúrgica podría encontrar la forma de comercializar algo como el novedoso proceso de fabricación de acero del MIT, que no tiene más emisiones que el oxígeno puro”.

Llevar los residuos a cero:

La industria de los productos forestales puede tener de su lado el sentimiento de los consumidores en relación con los plásticos de un solo uso. Pero sigue generando unos 2.000 millones de toneladas de residuos al año, sobre todo en forma de aguas residuales y lodos. Ambos residuos pueden eliminarse en gran medida si se replantea el uso del agua con el objetivo de convertirse en “usuarios netos cero” de agua dulce.

Las plantaciones, las fábricas de pulpa y papel e incluso las operaciones de reciclaje de papel utilizan grandes cantidades de agua, compitiendo con las necesidades de otros usuarios privados e industriales. Varias fábricas de Estados Unidos han visto restringido su suministro de agua debido a la sobreexplotación de los acuíferos. En cuanto a la búsqueda de soluciones viables, la desalinización de los océanos es una alternativa poco probable, ya que es costosa, requiere de mucha energía y perjudica a la vida marina. Sin embargo, las soluciones viables pueden incluir la recolección de lluvia, el reciclaje de agua, la reducción del uso y la maximización de el rendimiento del agua a partir de otros productos de desecho.

Francisca Yáñez afirmó que “la buena noticia es que muchas fábricas están empezando a estudiar lo que significa convertirse en usuarios netos de agua. Y, con los problemas de escasez de agua, la industria de productos forestales tendrá que liderar la conservación del agua en la industria o correrá el riesgo de ser cerrada. Además de reducir el uso del agua, las empresas de productos forestales pueden sacar provecho de sus residuos, utilizando los lodos como insumo o incluso como producto generador de ingresos. Los lodos, compuestos por fibras de papel y minerales, pueden utilizarse de muchas maneras. Puede descomponerse en bioaceites y materias primas adecuadas para su uso en el proceso de fabricación como alternativa. Un número cada vez mayor de fábricas de celulosa reciclan sus lodos residuales para convertirlos en abono para los bosques”.

Pero las oportunidades no se quedan sólo en la manufactura. Por ejemplo, la data puede utilizarse para ayudar a gestionar los bosques de forma más eficiente. En Europa, una empresa ha creado un bosque inteligente que utiliza los datos y la teledetección para para ayudar a comprender mejor el suministro de madera, permitiendo que los árboles crezcan hasta su edad biológicamente apropiada y que retengan más carbono. Una empresa estadounidense de EEUU, SilviaTerra, ha creado el primer inventario de alta resolución de todos los bosques de EE.UU. y está utilizando la inteligencia artificial (IA) para modelar los bosques en el futuro teniendo en cuenta todas las variables que componen la gestión sostenible. A medida que el acceso a los datos se democratice, las empresas seguirán ganando poder para tomar mejores decisiones que, en última instancia, equilibren los valores económicos y sociales para reducir los residuos y maximizar la captura de carbono.

Otras empresas están utilizando datos en combinación con vehículos aéreos no tripulados (UAV) para reducir los costos y aumentar las tasas de crecimiento. Una startup está utilizando drones para seleccionar sitios de plantación ideales y disparar las plántulas germinadas en la tierra, lo que reduce los costos de reforestación en un 80%. Los mismos drones pueden utilizarse a lo largo de la vida de esos árboles para aplicar fertilizantes y agua, y para inspeccionar los árboles para detectar problemas de enfermedades y plagas.

En general, hay muchas oportunidades para que las empresas de productos forestales reduzcan los residuos en toda la cadena de valor de la silvicultura y la fabricación.

Liderar el futuro:

Históricamente, los molinos se han situado cerca de las fuentes de árboles, y las comunidades rurales han apoyado la mano de obra en esos molinos. Sin embargo, los tiempos han cambiado. La gente se traslada a las zonas urbanas y las fuentes de materiales forestales son cada vez más diversas. Las empresas de productos forestales deben aprender a aceptar un modelo de suministro cambiante y un grupo demográfico cambiante.

Hay varias estrategias que las empresas de productos forestales deben considerar en respuesta a la alteración de la mano de obra debido a la urbanización, empezando por minimizar el número de personal in situ en lugares remotos. El uso de las tecnologías digital y la automatización de procesos puede reducir la necesidad de la presencia física de las personas en las operaciones de fabricación.

La industria de productos forestales podría aprender del sector minero, que ya es pionero en el desarrollo de operaciones totalmente autónomas. Además, cuanto más circular sea una empresa de productos forestales, más más importante será cultivar “bosques urbanos”.

El aprovechamiento de tecnologías digitales como la realidad virtual y la realidad aumentada para acelerar el aprendizaje de habilidades, junto con una mejor comunicación y de la experiencia de los empleados ayudará a demostrar la importancia que la organización otorga a los nuevos empleados. El sector también tiene la oportunidad de atraer a los trabajadores de la próxima generación a través de un enfoque implacable en la sostenibilidad, ya que los profesionales hoy esperas que las empresas adopten -y avancen continuamente- en políticas respetuosas con el medio ambiente.

También puede haber nuevos modelos de empleo. Por ejemplo, las empresas de productos forestales podrían colaborar con una red de socios de otras industrias de uso intensivo de activos para compartir trabajadores con ciertas competencias que no se necesitan a tiempo completo. Un científico de datos, por ejemplo, podría ir de un lado a otro de una empresa de productos forestales a otra de energía.

Este enfoque de trabajo compartido podría dar a los trabajadores más habilidades, a la vez que da a las empresas una mayor flexibilidad de la mano de obra y el acceso a importantes conjuntos de habilidades.

Por último, los profesionales necesitan el apoyo de la empresa para desarrollar productos innovadores y llevarlos al mercado; necesitarán incentivos para reinventar los procesos de fabricación y tecnologías digitales para operar las cadenas de suministro de forma segura y eficiente.

Francisca Yáñez destacó que “una vez más, se avecinan importantes disrupciones en un sector que ha experimentado muchos cambios en los últimos 50 años. En lugar de esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos y luego reaccionar, las empresas de productos forestales deben empezar a reinventarse ahora para liderar la disrupción”.

Link al estudio: https://www.accenture.com/_acnmedia/PDF-123/Accenture-Reinventing-Forest-Products-Industry.pdf#zoom=40

Post Comment