Magia y Cartón: la imaginación, creatividad y los juguetes como agentes de cambio
Emprendimiento

Magia y Cartón: la imaginación, creatividad y los juguetes como agentes de cambio

El proyecto se ha posicionado como una alternativa educativa, consciente de las urgencias medioambientales y de la misión de crear niños con mayor imaginación y uso de la creatividad, a partir de juguetes simples, hechos de cartón y 100% reciclables.

Trabajar con la creatividad para ofrecer creatividad. Magia y Cartón es un proyecto que dio una nueva mirada a los juguetes: conciencia medioambiental, emprendimiento, educación y, por supuesto, ideas. Con 7 años hoy cuenta con una fábrica propia, un potente e-commerce y una amplia capilaridad de distribuidores a nivel nacional con una línea especialmente dedicada a desarrollar la imaginación de niñas y niños, a través de puzles, cohetes, castillos, barcos, autos, aviones, juegos familiares y mucho más, porque la imaginación es el límite.

Innovar no es sólo asunto de la tecnología. Es más, la innovación está en espacios más próximos de lo que creemos. Así lo supo Trinidad Jove Avilés quien, hace 7 años, dio con la idea que buscó durante mucho tiempo. La historia es larga y llena de aventuras: estudió diseño en la Universidad de Chile y siempre trabajó para juntar su propio dinero y llevar a cabo sus ideas: encuestadora telefónica, promotora de supermercados, disfrazada para restaurantes de comida rápida, mesera y un largo etc., fueron algunos oficios que desempeñó para conseguir sus objetivos. La inquietud y la perseverancia han sido su motor. Una vez titulada comenzó el mundo laboral, la insatisfacción de no hacer con sus propias manos lo que quería se transformó en un catalizador. Primero, observar, descubrir en el oficio qué era lo que necesitaba. Luego, adquirir conocimiento: juntó dinero y dejó todo para partir a España y entrar en un MBA en la Universidad Complutense de Madrid. 

Al regreso, nuevamente, comenzar de cero y seguir, con más conocimientos y herramientas, en la búsqueda de “eso” que le permitiría emprender. Sin embargo, jamás pensó que lo que buscaba estaba más cerca de lo que creía.

¿Quién no imaginó que una simple caja podía ser un enorme castillo?, ¿quién no construyó el hogar de sus mascotas con cartón?, ¿quién no hizo espadas, escudos, pizarras, cohetes o autos con él? Todos o si no todos, al menos, una gran mayoría. Dentro de estas chicas y chicos imaginativos estaba Trinidad. Para su sorpresa, esta experiencia infantil le trajo lo que siempre buscó: un proyecto propio, que permitiera abrir la creatividad y generar un impacto positivo en el medioambiente.

Magia y Cartón fue el proyecto que siempre quiso. Tras un comienzo en que externalizó la fabricación de sus juguetes, desde el 2018 cuenta con su fábrica propia y un equipo que se encarga de pensar, crear y manufacturar los más de 30 productos que componen sus 3 líneas principales: los juguetes “mini”, que corresponden a figuras que miden 40 cm. en promedio, los juegos de mesa y los “grandes”, juegos a los que se puede ingresar, como castillos o barcos. Todo un universo de diversión hecho de cartón, para armar, pintar, decorar o simplemente, divertirse. El proyecto ya cuenta con miles de seguidores (más de 35 mil personas en Instagram) que se han cautivado con esta idea de disfrutar de forma simple y creativa. Además, ya piensan en la expansión y posicionarse en nuevos países y mercados. “Lo más significativo para mí es saber que se puede: se puede creer en los sueños, se puede creer en las ideas y se puede creer en el emprendimiento. Gracias a esa fe hoy tenemos este proyecto que día a día va creciendo más y más, permitiéndonos aportar desde diversos lugares, desde el medioambiental, generando conciencia del reciclaje; lo profesional, protegiendo e incentivando nuestra pequeña industria local; y también desde lo educacional, entregando a los niños herramientas para volver a jugar, acción imprescindible para el desarrollo armónico de todo ser humano”, explica la creadora de Magia y Cartón.

El innovador proyecto ha tenido éxito gracias a su preocupación por la creatividad y su innovadora forma de fomentar el reciclaje: “el cartón es tremendamente versátil, prácticamente cualquier cosa se puede hacer con él, si a eso se suma lo atractivo que una simple caja puede llegar a ser para los niños y niñas y las horas de entretención que jugar con ella les puede entregar hacen que se conviertan en juguetes perfectos para volver a ser niños, a jugar con lo simple, hacer volar la imaginación, armar en familia, jugar y soñar”. “Cuando se acaba su vida útil, el juguete no muere, sino que se recicla”, explica Trinidad. “El proceso final es parte fundamental de este proyecto. No existe basura, la idea es crear conciencia, a través de juguetes 100% reciclables”.

Todas las semanas la fábrica de Magia y Cartón entrega a SOREPA (Sociedad Recicladora de Papel y Cartón) alrededor de 3000 kilos de recortes (Material que sobra de la fabricación). El juguete que cumplió su vida útil ya depende de los adultos. Si no tienen donde reciclarlo, lo pueden llevar a la tienda donde se les entregará algún juguete pequeño, como un dinosaurio hecho con material reutilizado. “Nuestra misión es educar a los niños, pensar que serán los adultos del mañana. Es nuestro deber entregarles herramientas y conocimientos sobre el cuidado del planeta. Por eso, cada juguete viene con un diploma, que incentiva a los chicos a trabajar por un mundo mejor”, cierra la fundadora del proyecto. “El mañana no es sólo tecnología o robótica, el mañana es sustentabilidad”

Si quieres conocer más sobre Magia y Cartón puedes ingresar a www.magiaycarton.cl, ir a la tienda ubicada en Príncipe de Gales 7141, oficina 2, entre 10.00 y 17.00 horas, o bien visitar sus redes sociales Facebook e Instagram: @magiaycarton.