Cierre de 2020 y sostenibilidad: Pare, mire y escuche
Sacando la voz

Cierre de 2020 y sostenibilidad: Pare, mire y escuche

Por Germán Sáenz, Director Asociado de Corporate Citizenship

Al cruzar una línea de tren, la normativa de tránsito y el sentido común nos instan a detenernos, observar en todas direcciones, aguzar el oído y recién ahí emprender el cruce. Este consejo vial resulta particularmente oportuno para las empresas en estos días, cuando ya comienza el cierre del año, ya que es el momento propicio para evaluar este turbulento 2020 y preparar los planes y presupuestos para 2021, y más allá.

Particularmente en nuestro país, los últimos 12 meses han sido sumamente intensos. Las empresas han reaccionado rápidamente para adaptarse al nuevo escenario, modificando sus canales de atención y venta, adaptando su logística, recalibrando su oferta de productos y servicios, flexibilizando el trabajo de sus empleados, y más.

Este es el momento de pensar más allá de la reacción inmediata. Es la oportunidad de revalidar el propósito y la estrategia de la empresa, y su relevancia y pertinencia en este nuevo contexto.

En este sentido, una buena práctica en materia de sostenibilidad es la de analizar y recalibrar con frecuencia los “temas materiales”. Estos son los factores que, a juicio de la empresa y de sus grupos de interés externos, son más determinantes en el éxito de largo plazo, y por ende son estratégicos y requieren más atención y gestión. Los stakeholders querrán conocer acerca de esta gestión, y por lo tanto sobre estos temas la empresa debiera dar cuenta en sus reportes anuales.

Anualmente acompañamos a decenas de empresas en todos los continentes en sus procesos de materialidad. Lo que observamos hoy es que se han consolidado temáticas que venían emergiendo hace un tiempo, por ejemplo la digitalización y todas sus consecuencias e impactos relacionados, incluyendo la ciberseguridad, y la ética y privacidad en el manejo de los datos. Asimismo, el cambio climático se posiciona cada vez más fuerte como tema material para empresas de todos los rubros y sectores, particularmente porque es cada vez más evidente la relación entre el medioambiente y la salud de las personas.

Por otro lado, también han surgido nuevos matices dentro de temáticas ya bien establecidas. Por ejemplo, la salud mental y física de los empleados irrumpe dentro del ámbito de Salud y Seguridad. Asimismo, se amplía la mirada de la Diversidad e Inclusión, hasta ahora más centrada en la diversidad de género, incorporando ahora más factores raciales y culturales.

Este es el momento de hacer una pausa para buscar e interpretar las señales a nuestro alrededor, con una mirada de largo plazo, preparándose para operar en un contexto y en una sociedad que ciertamente no volverá a ser la misma.