Babytuto implementa nuevas medidas para facilitar el retorno de sus trabajadoras
Emprendimiento

Babytuto implementa nuevas medidas para facilitar el retorno de sus trabajadoras

A siete meses de la instauración del teletrabajo, la situación laboral de las mujeres se encuentra en un punto crítico: alarmantes cifras de desempleo y la frustración de no poder compatibilizarlo con las tareas del hogar.

Se requerirá de líderes en el mundo tanto empresarial como emprendedor que, a través de propuestas innovadoras, busquen la reincorporación de las mujeres al mercado laboral, como es el caso de Babytuto, que ya trabaja en diversas fórmulas para apoyar a sus trabajadoras.

Si la incorporación del teletrabajo fue vista como una oportunidad para conciliar el trabajo con la familia y los hijos, hoy poco queda de ese entusiasmo y el escenario se ve desolador: la tasa de desempleo femenino constata diez años de retroceso en términos de participación laboral femenina y, por otro lado, las desafiantes cifras entregadas por Cadem, hace un par de semanas, señalan que un 52% de las mujeres que hoy teletrabaja, no logra compatibilizarlo con las tareas del hogar.

Actualmente, muchas de las leyes que buscan promover el empleo femenino no parecen dar con los incentivos correctos, resultando, en muchos casos, en políticas contraproducentes. Cabe decir que el escenario pre-pandemia ya era cuesta arriba: la brecha en la participación de hombres y mujeres en el mercado laboral era de un 21,1% – ya era alta-, y que hoy es de un 40%.

Para la CEO de Babytuto, Daniela Lorca, todavía faltan leyes y políticas públicas que incentiven más que desincentiven la contratación de las mujeres a largo plazo, y permitan a emprendimientos o empresas medianas soportar gastos relevantes como la sala cuna. De todas formas, ve que romper las barreras que frenan la equidad de género debe ser responsabilidad pública – privado. “No nos debemos quedar esperando a que el Gobierno u otras instituciones tomen medidas: las empresas y los emprendedores tienen también el deber de instaurar buenas prácticas”, afirma Lorca

Por esto, en Babytuto se pusieron en marcha una serie de instancias de diálogo con sus trabajadoras para así, en conjunto, delinear fórmulas y diferentes mecanismos que las ayuden a retomar sus trabajos o, al menos, a aliviarles la carga.  Una de las primeras propuestas de la empresa fue la contratación de educadoras de párvulo, todos los días por cinco horas para que cuidaran y acompañaran a sus hijos. Frente a distintas aprensiones de las madres la propuesta no vio la luz, pero, Babytuto decidió buscar otros mecanismos que le permitieran apoyar a sus trabajadoras.

Se decidió alargar el periodo de sala cuna para el próximo año – al no haberse usado en 2020 – independiente que por razones de edad u otra ya no le corresponda el beneficio. También tendrán la oportunidad por medio de turnos de asistir con sus hijos al trabajo, habilitando áreas en el exterior para que puedan jugar, mientras ellas trabajan. Y como la salud mental es un punto clave a considerar, abrieron la posibilidad de coaching personalizados para todas aquellas que lo han necesitado y se formó un grupo compuesto por mamás de la empresa que juntas, comparten sus experiencias y reciben asesoría de una especialista.

La participación de las mujeres en el mercado laboral es de relevancia e impacta directamente en diversos ámbitos, y su contribución a la economía de los países ya está demostrada, especialmente en las naciones desarrolladas, ante esto Lorca afirma que “la creación de mejores condiciones y oportunidades en el mundo laboral para las mujeres debe ser un compromiso que adoptemos, y el escenario actual y la evidente urgencia de una reactivación económica plantean precisamente un desafío, que compete y convoca a todos los actores”