38 instituciones públicas de 18 Ministerios están midiendo las capacidades y procesos en sus servicios a través del Índice de Innovación Pública
Hoy hablamos de...

38 instituciones públicas de 18 Ministerios están midiendo las capacidades y procesos en sus servicios a través del Índice de Innovación Pública

Junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Laboratorio de Gobierno, creó el Índice de Innovación Pública -único en el mundo a nivel nacional- el cual busca conocer los procesos y la capacidad de innovación de los organismos que dependen del Gobierno Central.

CORFO, ONEMI, FONASA, SII, SML, TRG, SENAMA y SERNATUR son algunas de las 38 instituciones que se han sometido a esta medición.

El resultado permitirá transformar las instituciones, generar información de valor para el diseño presupuestario y mejorar la toma de decisiones de los servidores y servidoras públicas.

Como una manera de medir la capacidad de innovar por parte de los organismos públicos y continuar avanzando hacia un Estado más eficiente y en sintonía con las necesidades de las personas, el Laboratorio de Gobierno, en conjunto con el BID lanzaron el Índice de Innovación Pública a fines de agosto de 2020. 

Actualmente, ya son 38 las instituciones públicas que han decidido evaluar su capacidad de innovar por medio de este índice que permitirá cambiar el foco de la gestión pública, tomar riesgos o continuar innovando, para transformarse en una versión más eficiente, a través de un trabajo conjunto, por medio de asesorías y mentorías.

Desde Servicio de Impuestos Internos (SII) a Servicio Nacional de Geología y Minería (SERNAGEOMIN). La lista de las instituciones que se han inscrito en la medición, incluye a servicios como Gendarmería de Chile, Defensoría Penal Pública, Servicio Nacional de Menores (Ministerio de Justicia y Derechos Humanos); Instituto Nacional de Propiedad Industrial, Servicio Nacional de Turismo (Ministerio de Economía, Fomento y Turismo); Comisión Nacional de Energía, Superintendencia de Electricidad y Combustibles (Ministerio de Energía); Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (Ministerio de la Mujer y Equidad de Género); Dirección General de Obras Públicas (Ministerio de Obras Públicas); Instituto de Previsión Social, Instituto de Seguridad Laboral (Ministerio del Trabajo y Previsión Social), entre otras.

Este es el primer Índice de Innovación Pública en Chile y a nivel nacional en el mundo. En él se evaluará la capacidad de desempeño de sus organismos que dependen del Gobierno Central, con el objetivo de  incentivar las buenas prácticas en esta materia. 

Sobre la respuesta que han tenido instituciones públicas a la convocatoria del índice para medir sus capacidades, el Ministro Cristián Monckeberg destacó el entusiasmo rápido para participar y el interés por incentivar las mejoras a través de la innovación: “el desarrollo de buenas ideas para llegar con buenas respuestas a la gente que den cuenta de un Estado cercano, eficiente y efectivo, va de la mano con un índice. Este instrumento de medición es necesario para apuntar a lo que la gente espera de las instituciones públicas a nivel nacional, ciudadano, comunal y personal. Todo lo que ha pasado en este último año, ha acelerado la necesidad de medir la capacidad de innovar de nuestras instituciones para transformar el Estado. Poder desarrollar este índice es una gran oportunidad para fortalecer la relación del Estado con la ciudadanía”.

Roman Yosif, director ejecutivo del Laboratorio de Gobierno destacó que el actual contexto aceleró aún más la necesidad de innovar para mejorar los servicios que ofrece el Estado a las personas y que “la cercanía de la atención al usuario “a distancia”, la agilidad en la entrega de un beneficio estatal, la digitalización de sus servicios públicos y las estrategias sistematizadas de gestión para centrar las políticas públicas en su usabilidad, han sido parte de la tarea”.

Yolanda Martínez, representante del BID en Chile, en el lanzamiento del Índice de Innovación pública, reforzó la importancia de este objeto de medición: “Este es un mecanismo que de manera muy sencilla aprovechará los datos administrativos para capitalizar e ir co-diseñando un instrumento valioso que permitirá tener resultados personalizados para democratizar las buenas prácticas de innovación y mejorar los contextos en que los equipos de trabajo hacen el diseño de la política pública día a día” y agregó que “la única manera de poder salir adelante de la pandemia que hoy afecta al mundo entero, es tener a un Estado alerta 24/7, alta disponibilidad y con una capacidad enorme de aprobar nuevos servicios y hacerlos llegar rápidamente a las personas”.

Metodología del Índice de Innovación Pública

En relación a la metodología, el Índice de Innovación Pública considera las capacidades de las instituciones para generar o mejorar ideas, procesos, productos y servicios. Por lo tanto, contempla algunas dimensiones como los recursos dedicados a la gestión, como la gobernanza, el nivel de desarrollo de las personas y los recursos digitales. Además, de actividades y prácticas asociadas al desarrollo de iniciativas de innovación, considerando su nivel de madurez dentro de cada organismo. Así también, el trabajo colaborativo en relación con la ciudadanía u otras instituciones, tanto públicas, como privadas. 

La medición se realiza a través de una plataforma digital especialmente desarrollada por el Laboratorio de Gobierno, en la cual los equipos que trabajan en las instituciones ingresan. Esto permite evaluar concurrencia y trazabilidad de principio a fin. 

Los datos se obtendrán a partir de la combinación de las respuestas validadas entregadas por los equipos institucionales con los datos administrativos. Estos insumos provienen de otros servicios como Dipres, Secretaría de Modernización de Hacienda y Gobierno Digital. 

Finalmente, este instrumento permitirá que las instituciones compartan los aprendizajes, lo que será gestionado por la Red de Innovadores Públicos, del Laboratorio de Gobierno.