Potenciando el cuidado del agua
Sacando la voz

Potenciando el cuidado del agua

Por Vivian Budinich, Gerente de Marketing Corporativo y Sostenibilidad de Empresas Iansa

El agua, recurso indispensable para el desarrollo y subsistencia de la población, está siendo cada día más limitado, a consecuencia del cambio climático y el mal manejo de recursos hoy disponible.

En Empresas Iansa hemos tomado consciencia, y hoy tenemos un compromiso real con el desafío de cuidar el agua y continuar aportando al manejo sustentable para contribuir al desarrollo de generaciones futuras. Del mismo modo, la agricultura ha cambiado con un énfasis especial en la sustentabilidad y cuidado del medio ambiente. 

Para ser más eficientes en su uso, considerando que para procesar la remolacha se necesita una cantidad considerable de agua, implementamos un sistema de descarga seca en la planta Ñuble, lo que implica depositar la remolacha mediante gravedad. En términos de riego, el 70% de la superficie de remolacha azucarera está bajo riego tecnificado, lo que ha permitido una reducción del 67% del uso de agua y aumentado un 20% en promedio el rendimiento, logrando cifras mundiales.

Se ha puesto mucho énfasis en los diseños hidráulicos de riego eficientes para disminuir pérdidas de carga, utilizando materiales flexibles y duraderos. El riego de los cultivos de remolacha se realiza a través de balances de riego de acuerdo con la medición de consumos semanales, utilizando información de estaciones meteorológicas y según estado fenológico del cultivo. 

Por otra parte, se mide y monitorea la biomasa del cultivo (NDVI) a través de imágenes satelitales, monitoreos vía GPS y sensores en equipos de riego (pivotes), sembradoras, plantadoras, cosechadoras y transporte, con el objetivo de hacer seguimiento de las eficiencias de las distintas labores agrícolas y poder solucionar funcionamientos inadecuados en forma oportuna. También se realizan análisis de suelo de todos los agricultores remolacheros y se ajusta la fertilización en relación con el nivel nutricional de cada suelo.

En relación a la gestión del agua, hemos triplicado el uso eficiente del agua, evitando erosiones y arrastres de nutrientes en los procesos de regadío. Trabajamos en el rediseño de circuitos, incorporando un sistema de recirculación de agua, reutilizando el 50%, lo que minimiza la extracción del recurso durante la campaña de producción de azúcar. Con respecto al cuidado de agua en nuestras plantas de remolacha, por cada 1000 kg de remolacha que es procesada en nuestras plantas, entra también en las plantas 700 kg de agua, dado que la remolacha está constituida por cerca de un 70% de agua. Empresas Iansa está invirtiendo en la reutilización de este recurso de un modo eficiente, permitiendo este año obtener una reducción del 11,67% de agua captada.

Hemos comenzado también a medir la huella de agua en nuestras plantas de Ñuble y Patagoniafresh, y estamos trabajando en la medición para el resto de nuestras plantas productivas, para así seguir fortaleciendo nuestro compromiso en el cuidado de este importante recurso. Estamos trabajando además en diversas iniciativas colaborativas junto a Sofofa Hub, que está liderando propuestas para combatir la escasez hídrica junto a otras empresas del sector de Alimentos. Participamos también del Centro de Recursos Hídricos para la Agricultura y Minería (CHRIAM) y del programa “Todo Ñuble cuida el Agua”.

Sabemos que tenemos un largo camino por recorrer, pero nuestro compromiso es de largo plazo para seguir creciendo en forma sostenible con nuestras personas, comunidades y socios estratégicos, y así seguir alimentando a Chile y el mundo con lo mejor de nuestra tierra.