Accenture identifica las 5 tendencias que marcarán a las empresas chilenas en el contexto del COVID-19
Hoy hablamos de...

Accenture identifica las 5 tendencias que marcarán a las empresas chilenas en el contexto del COVID-19

La versión 2020 del estudio TechVision de Accenture, fue lanzado en un evento conjunto con NotCo, Microsoft y Mujeres Empresarias. El informe muestra cómo las nuevas tecnologías están adoptando fuerza por la pandemia.

Sin embargo, a pesar de la importancia que tiene la Inteligencia artificial (IA) para potenciar el trabajo humano, sólo 23% de los ejecutivos a nivel mundial afirma que está preparando a su fuerza laboral en este aspecto, mientras en Chile la cifra es aún más baja, con solamente un 16%, lo que lo convierte en el país de la región con menor preparación.

Accenture acaba de lanzar en un evento con Microsoft, NotCo y Mujeres Empresarias la nueva versión de su estudio Technology Vision, el cual identifica las 5 tendencias que marcarán a las empresas los próximos cuatro años. Para el reporte fueron entrevistados 6.000 ejecutivos en 25 países, entre ellos Chile, Argentina, Colombia y Perú, así como 2.000 consumidores a nivel mundial. En el webinar participó también el Ministro de Ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve.

De acuerdo con el reporte, El COVID-19 es el mayor desafío que el mundo ha enfrentado en décadas. Ha transformado la vida de las personas a una escala sin precedentes, impactó en todas las industrias, y se apropió de las ambiciones de las empresas para el crecimiento y la innovación. Pero la pandemia no ha disminuido la innovación, la está amplificando a niveles históricos.

En esta nueva realidad, Accenture identificó las 5 tendencias que marcarán a las empresas en los próximos cuatro años y cómo impactarán a las personas y los negocios en el mundo post COVID-19.

“El estudio TechVision 2020 de Accenture nos muestra la velocidad y el impacto de una transformación digital acelerada. Desde Microsoft, hemos acompañado a nuestros clientes en todo el mundo durante el difícil contexto que atravesamos, y hemos visto la importancia de la tecnología esta crisis: desde la respuesta ante emergencias hasta la etapa de recuperación y la reinvención del mundo en el futuro que será más digital aún. Nuestro papel como de proveedor de plataformas y herramientas nos permite atender la situación, unificar el ecosistema de negocios y permitir a las empresas de todos los tamaños desarrollar la capacidad digital que necesitan para enfrentar estos retos”, señaló Sergio Rademacher, Gerente General de Microsoft Chile.

El experto agregó que “conforme avanzamos hacia una nueva década, estamos enfocados en diseñar y desarrollar tecnologías basadas en las necesidades de todos nuestros clientes, de lo que aspiran a lograr, los retos que necesitan vencer y cómo desean construir su futuro. Las tecnologías de colaboración y la Inteligencia Artificial pueden amplificar todo lo que hacemos, lo que nos distingue como personas, es clave que junto con democratizar la tecnología apoyemos la reconversión laboral y el reskilling, para que las oportunidades lleguen a toda la sociedad”.

Por su parte, Francisca Valdés, Directora Ejecutiva de Mujeres Empresarias, destacó que “en Mujeres Empresarias vemos con preocupación cómo la pandemia ha afectado al empleo y más fuertemente a las mujeres que han visto retroceder en 10 años su participación laboral. Pero también vemos con optimismo cómo las empresarias se adaptan al desafío de la transformación digital y cómo la pandemia eliminó ciertas barreras que hoy nos acercan al resto del mundo”.

Matías Muchnick, CEO y cofundador de Not Co, destacó que “hoy nos enfrentamos a estímulos completamente distintos; nos estamos adaptando y aprendiendo a incorporarlos. Así como el estudio pone en perspectiva, en este contexto los valores de las personas están cambiando, y uno de los aspectos relevantes de este cambio es el considerable aumento de consciencia alimentaria. El contacto que tenemos con los alimentos hoy es completamente distinto, estamos reinventándonos en todo sentido y nunca volverá a ser lo mismo que antes. Se evidencian algunas tendencias muy marcadas, sobre todo con respecto a alimentos de origen animal; las personas piden más transparencia, más sustentabilidad, mejor nutrición, etc., y esto es algo que estamos intentando abordar con la ayuda de la IA.”

Las tendencias identificadas por el reporte son:

Tendencia 1: Desarrollar experiencias basadas en las personas y no en sus propios negocios

Las compañías deben revisar sus modelos de negocio para reinventarlos con foco en las personas. Se deben desarrollar experiencias que junten a las personas con la tecnología y plantear una gestión segura de la democratización de datos y tecnología. Este será el desafío más importante del C-Level en la próxima década. El éxito en la generación de nuevos productos y servicios estará en la habilidad de las compañías de elevar la experiencia humana.

El COVID-19 ha transformado el papel y la importancia de las experiencias digitales en la vida de las personas. Es cosa de ver la aceleración del comercio electrónico. En abril, Visa informó un aumento del 18 por ciento en el gasto de comercio digital en Estados Unidos. La compañía también dijo que 13 millones de titulares de tarjetas Visa de América Latina hicieron transacciones de comercio electrónico por primera vez en el primer trimestre. Es un gran momento para las plataformas digitales y el contenido personalizado.

Las plataformas y experiencias digitales se están convirtiendo para muchas personas en la principal fuente de interacción. Pero la mayoría de estas plataformas habían sido diseñadas para complementar, no reemplazar las experiencias presenciales. Ahora la demanda se está disparando para compartir verdaderamente experiencias y comunidades digitales, y los líderes de negocio están respondiendo a las circunstancias. Las empresas que construyan comunidades virtuales personalizadas, interactivas y colaborativas hoy podrán mantenerse competitivas en el futuro.

Según explicó Nicolás Goldstein, Presidente Ejecutivo de Accenture Chile, “para lograr foco en las personas, los nuevos modelos de las empresas deben estar basados en la colaboración de los principales stakeholders. De esa forma, quienes tendrán éxito serán aquellos que inviten a las personas -consumidores, empleados, socios y el público en general- a co crear el nuevo curso para el futuro. Las personas piden hoy ser socios de las empresas (85%), trabajar en conjunto en la creación de experiencias, ayudarlos a alcanzar sus objetivos y darles la opción de cambiar las experiencias. Para las compañías esta es una gran oportunidad”.

En ese contexto, el estudio muestra que 52% de los consumidores a nivel global dice que la tecnología juega un rol prominente en prácticamente todos los aspectos en el día a día de sus vidas. Tanto a nivel global como local los ejecutivos reconocen la importancia de realizar un cambio profundo en las experiencias con la que unen a las personas con la tecnología, con un foco más humano. Así, a nivel global 76% se muestra de acuerdo con esa aseveración, muy en línea con la visión local de 74%.

En este aspecto, las tecnologías emergentes como el 5G y la realidad aumentada (RA) cumplen un rol importante. La RA permitirá a los negocios personalizar el ambiente visual, llevando las experiencias desde las pantallas hacia el mundo más real. Mientras las redes de 5G se desarrollan globalmente, generarán una explosión de nuevas interacciones y canales en el mundo físico, permitiendo el delivery de experiencias prácticamente en cualquier parte.

Tendencia 2: IA para Potenciar el Trabajo Humano

Antes de la pandemia, el trabajo colaborativo entre máquinas y humanos ya estaba en la mente de muchas industrias. En la encuesta del TechVision, 73 por ciento de las organizaciones a nivel mundial dijo que está pilotando o adoptando la IA en uno o más unidades de negocio. Pero ahora, la IA debería ser una prioridad más alta.

Hay que considerar cómo los sistemas de IA están alimentando a los chatbots para ayudar a los proveedores de salud a examinar y clasificar a los pacientes, o cómo está permitiendo la rápida reconfiguración de las cadenas de suministro afectadas por COVID-19. Los beneficios de que los humanos y la IA trabajen en conjunto nunca se vio más prometedor que hoy en día.

A pesar de la importancia de la IA para potenciar el trabajo humano, de acuerdo con los resultados del estudio, sólo 23% de los ejecutivos a nivel mundial afirma que está preparando a su fuerza laboral para sistemas colaborativos, interactivos y explicativos basados en IA. En Chile la cifra es aún más baja, con un 16%, lo que lo convierte en el país de la región con menor preparación de la fuerza laboral en este aspecto.

En cuanto a adopción de la IA a nivel de negocio, en Chile, 58% de los ejecutivos dice que está pilotando o adoptando la IA en uno o más unidades de negocio, lo que es bajo en comparación a la situación mundial, pero está en el promedio del escenario regional.

Goldstein destacó que “las empresas que impulsen la colaboración entre los humanos y las máquinas hoy podrán reimaginar cada aspecto de su funcionamiento, desde la forma en que diseñan productos hasta la manera en que contratan y entrenan a sus empleados. Los verdaderos pioneros usarán estas capacidades para reinventar sus organizaciones, construyendo empresas inteligentes de nueva generación. Los ejecutivos chilenos saben que la colaboración entre máquinas y humanos será clave para la innovación el futuro, con un 84% manifestándose de acuerdo con esa premisa”.  

Tendencia 3: Los robots se desplazan

Esta es la tendencia que más escaló por el COVID-19. Mientras más personas se quedan en casa y el distanciamiento social se vuelve la nueva normalidad, los robots se están moviendo desde los ambientes controlados (por ejemplo, bodegas) a ambientes no controlados (por ejemplo, Delivery). Este fenómeno se está amplificando a todas las industrias y más rápido que nunca. La robótica se ha vuelto más esencial que nunca mientras los negocios y los gobiernos buscan soluciones “sin contacto”.

El avance en la adopción de robótica en ambientes no controlados en Chile es el más bajo de la región, con 54% de los ejecutivos afirmando que espera que sus organizaciones avancen en este aspecto en los próximos dos años. A nivel global esta cifra alcanza 61%, siendo el Retail la industria más avanzada, con un 76% que usará robots en ambientes no controlados dentro de tres años o menos.

En este aspecto, los ejecutivos entregan alta importancia al 5G. El 70% dice estar de acuerdo con que esta red expandirá las oportunidades para que robots operen en ambientes no controlados en sus organizaciones.

Goldstein destacó que “uno de los principales desafíos será las necesarias inversiones en talento. El mercado global de robótica móvil crecerá a casi US$ 31 mil millones hacia el año 2025, un crecimiento de 361% en comparación al año 2016 (US$ 8,58 mil millones), y esos robots no se mantendrán por sí solos. En ese contexto, en el estudio, 84% de los ejecutivos consultados a nivel mundial sostuvo que planea entrenar a su fuerza laboral hacia fines de este año”.

Tendencia 4: El dilema de las cosas inteligentes

La noción de propiedad del producto está cambiando de forma radical. A medida que las empresas retienen cada vez más la propiedad y el control sobre los dispositivos, incluso después de que los clientes los hayan comprado, mucha gente está empezando a experimentar una molestia por las continuas actualizaciones de los productos. Están frustrados por el cambio constante de los productos que consideran de ellos. El COVID-19 está aumentando nuestra necesidad de contar con productos inteligentes y actualizables, que tienen un gran potencial de salud pública. Así, mientras la reutilización de dispositivos inteligentes o introducir rápidamente nuevas características y funcionalidades a los productos pudo haber molestado a la gente en el pasado, ahora las actualizaciones son mucho más bienvenidas en el contexto de COVID-19.

En cierto sentido, los desafíos de la pandemia han traído a las organizaciones un tipo de indulto, concediéndoles un margen de maniobra adicional y libertad creativa para usar los dispositivos en toda su extensión.

Las empresas chilenas reconocen la importancia de trabajar con el ecosistema y de desarrollar productos y servicios conectados para mantenerse competitivos en la nueva era digital. Así, 88% de los líderes de negocio y TI locales afirma que su industria está impulsando una oferta más variada en modelos de propiedad para sus productos y/o servicios. A nivel global esta cifra alcanza un 79%.

Según explicó Nicolás Goldstein, “las compañías deben realizar un cambio profundo, en cada aspecto de sus organizaciones, ya sea en ventas, servicio al cliente, desarrollo y otros. Si los líderes de negocio ignoran este imperativo, incluso el producto o servicio más exitoso se verá como una falla luego de que no pueda mantener su evolución”.

Tendencia 5: Impulsar un ADN innovador

Ante el avance sin precedentes de la tecnología actualmente, las empresas deben construir las capacidades y el ecosistema necesarios para impulsar un ADN único de innovación al interior de sus organizaciones. En este aspecto, las tecnologías Darq (Distributed Ledgers, Inteligencia Artificial, Realidad Extendida y Computación Cuántica), cumplen un rol clave. Lo que diferenciará a las organizaciones será la forma en que ellos impulsen y combinen las tecnologías con el core de sus negocios. El COVID-19 ha acelerado como nunca la adopción de las tecnologías Darq.

El COVID-19 está empujando a las empresas a trabajar juntas en nuevas formas, exponiendo las posibilidades de los ecosistemas para fomentar la innovación. La pandemia está llevando a las empresas a considerar y probar muchas nuevas asociaciones y posibilidades. Están desplegando tecnología para mantener los negocios en funcionamiento o para ayudar a las personas seguir trabajando y, así, prevenir el colapso de la industria. Las asociaciones, productos y servicios que las empresas están construyendo hoy tienen el potencial de durar mucho tiempo después la crisis, definiendo los negocios y la tecnología en los años que vienen. 

Para las empresas, el hecho de no cambiar con el mundo siempre significó quedarse atrás. Pero ahora, el mundo está cambiando más rápido que nunca y por eso los negocios necesitan ser más flexibles que nunca.

Según explicó Goldstein, “se trata de construir el ADN correcto para convertir a las empresas en un motor del cambio. En ese sentido, 83% de los ejecutivos chilenos cree que la siguiente ola de innovación estará impulsada por investigaciones científicas relacionadas al desarrollo sostenible, el cambio climático y la energía, mientras a nivel global 77% piensa lo mismo”.

Saltar a la barra de herramientas