Menú

Andrea Martinetti, fundador de EcoItalia: «el simple hecho de que una bolsa sea compostable, no significa que la podemos dejar en la playa o botar en un bosque»

Andrea Martinetti, fundador de EcoItalia: «el simple hecho de que una bolsa sea compostable, no significa que la podemos dejar en la playa o botar en un bosque»

“Personalmente coincido con quienes opinan que la ley aún se puede mejorar, pero no hay duda de que su objetivo de largo plazo es eliminar las bolsas plásticas del mercado chileno, y los esfuerzos se están concentrando en esa dirección”, señaló respecto de la ley 21.100, conocida como “Chao bolsas plásticas”, el emprendedor italiano Andrea Martinetti, , fundador de la empresa chilena “EcoItalia”, dedicada a importar productos sustentables que unen calidad, innovación tecnológica y diseño “made in Italy”.

“Aún quedan las bolsas que dentro del establecimiento se usan para envolver pan, fruta, verduras, quesos, pollos u otros alimentos no empacados”, agregó Martinetti. Conversamos con el emprendedor sobre el progresivo abandono de las bolsas plásticas en los establecimientos comerciales.

No se entregarán bolsas plásticas, pero ya estamos viendo otros tipos de bolsas que se están vendiendo o regalando en los establecimientos. ¿Son plásticas también o no?

Justamente en estos días se discute si las bolsas TNT (tela no tejida) y PP (polipropileno) laminadas deben ser permitidas o menos. La verdad es que son bolsas de plástico, por lo cual la respuesta debe ser un rotundo “NO”. Es apreciable que se puedan reutilizar muchas veces, pero cuando llegan al final de su vida, es decir, cuando se rompen, no se reciclan y son aún más contaminantes que una normal bolsa de plástico. Ya estamos viendo muchos casos de consumidores que las llenan demasiado y se les rompen ahí mismo en la caja del supermercado. Tendrán que comprar otra y la que se rompió seguirá contaminando.

¿Qué alternativas existen?  

Sí, existe otra respuesta y solución al tema: las bolsas compostables hechas en base al Mater-bi, polímero de origen vegetal. Estas bolsas se pueden reutilizar hasta que se rompan; en ese momento se pueden compostar. Por ello, estas bolsas marcan una gran diferencia respecto a las demás, con excepción de las bolsas en yute o algodón natural, que también son compostables, siempre que las impresiones (los diseños y logos) estén realizadas con tintas naturales.

Las bolsas importadas por nuestra empresa “Ecoitalia Spa”, por ejemplo, se compostan perfectamente. Muchas empresas que recolectan residuos orgánicos, y lo compostan en pilas de compostaje, lo pueden confirmar. Están obteniendo óptimos resultados y nosotros estamos muy felices de la relación que se ha creado con ellos.

Para que las personas entiendan claramente, el simple hecho de que sea compostable, es decir, que tiende a degradarse en un tempo infinitamente menor al de una bolsa plástica, no significa que la podemos dejar en la playa o botar en un bosque. O sea que no represente una excusa para seguir con los malos hábitos de aquellos que tiran su propia basura donde se les antoje.

¿Cuáles son las principales críticas a las bolsas compostables?

Una de ella es que en el mar duran cuanto una bolsa plástica. Sin embargo, ignoran que estudios científicos de la Unión Europea han demostrado que el polímero Mater-bi, en ambiente marino, desaparece en solo nueve meses. Un tiempo muy breve respecto a las bolsas plásticas.

Otra crítica es que se rompen fácilmente. Nosotros hemos hecho muchas pruebas con diferentes formatos y la verdad es que los resultados son excelentes. Hay que encontrar un buen equilibrio y tener cuidado con qué y cómo se llenan las bolsas.

¿Qué otros elementos críticos podrías subrayar?

Con respecto a las bolsas compostables siempre me gusta aclarar dos puntos fundamentales: primero, utilizar el material Mater-bi por sí solo no garantiza la realización de una bolsa compostable, y menos de una bolsa compostable de buena calidad. La masa de la pizza está hecha de agua y harina, pero si no sabemos cómo mezclarlas, como trabajarla, ¡saldrá algo difícilmente comestible! Lo mismo pasa con las bolsas compostables. Por esta razón importamos desde Italia un producto de calidad y certificado. Además siempre hay que recordar otro factor, la impresión: podemos “preparar” una bolsa compostable decente, pero si le hacemos una impresión con tinta no natural, ya la bolsa no se puede compostar.

Segundo, se necesita llevar a cabo procesos de capacitación e información sobre las bolsas compostables. Por un lado, para reconocerlas y apreciar si tienen o menos una certificación válida como las europeas que garanticen ser realmente compostable.

Nuestros Socios

AGUAS ANDINAS

CCU

FALABELLA

UNILEVER

SURA

CENCOSUD

VEOLIA

CGE

ENEL

WOM