2018 Sociedad Civil

Doble Impacto, el proyecto de Banca Ética que busca financiar a organizaciones sin fines de lucro

Doble Impacto —proyecto financiero en construcción, basado en la Banca Ética— junto a la Fundación Colunga realizaron un desayuno con diversos integrantes de fundaciones y corporaciones con el fin de evaluar alternativas para integrar el financiamiento con impacto a las organizaciones sin fines de lucro.

Más de 15 instituciones compartieron en Fundación Colunga con miembros de Doble Impacto para conocer de cerca la Banca Ética y crear una red de contactos que apuesta por ser un pilar fundamental en el desarrollo a futuro de las OSFL (Organizaciones sin fines de lucro). Un apoyo que ya se ha visto reflejado en organizaciones como Huella Local, que ejecuta proyectos de equipamiento e infraestructura en las comunas más vulnerables del país, aumentando la inversión pública y su impacto en el territorio, con la participación de múltiples actores de cada localidad.

Álvaro Castro, Director de Sostenibilidad de la fundación, señaló con respecto a esta alianza con Doble Impacto que “sin duda es una innovación necesaria para organizaciones como la nuestra. Creemos que este modelo debe seguir escalando para transformarse en un banco. Uno más solidario que realmente confié en los proyectos, no sólo desde el punto de vista económico sino del impacto social que estos puedan generar”.

Ricardo Sánchez es el director de planificación de CapabilityLab, una ONG que busca el cambio social a través de la capacitación, educación y formación en oficio. Hoy en día trabajan en un programa de recuperación de libertad, con la comunidad migrante haitiana de la zona norte de Santiago y en la Quinta región con un programa de mujeres.

Sánchez destaca la visión que tiene Doble Impacto en cuanto al financiamiento y la posibilidad de generar esta instancia de diálogo: “es interesante que se focalicen en áreas sociales y culturales y que tengan una prioridad en el financiamiento de proyectos conscientes. Estamos viendo a las personas que están detrás del proyecto, hay menos restricciones y una clara intención de apoyar a las organizaciones, a diferencia de los bancos tradicionales, que son mucho menos personalizados”.

De esta forma y gracias al espacio generado por Fundación Colunga se pudo dar a conocer el proyecto que desarrolla Doble Impacto para instalar la Banca Ética en el país y el rol que juega en el financiamiento de Organizaciones sin fines de lucro, partiendo por reconocer las dificultades a las que se enfrentan, como por ejemplo la búsqueda de modelos de financiamiento que permitan sostener a largo plazo sus instituciones.

Alejandra Jaurés, responsable del área de desarrollo e inclusión social de Doble Impacto señaló que la solución está en “pasar del financiamiento del Estado a modelos en los que las fundaciones y corporaciones se puedan auto sustentar e incorporar el modelo de la deuda responsable y sostenible como una herramienta que les permita crecer y consolidar el trabajo que realizan”.

“Creemos que esa es la manera en que hoy podemos avanzar en la solución de diversas problemáticas que enfrenta el país, donde todos jugamos un rol: el Estado, las personas, las comunidades, la sociedad civil, la banca, y en el que las OSFL deben fortalecerse para contribuir a un desarrollo equitativo y sostenible, en el que ninguno quede atrás”, concluyó.

Post Comment