2018 Emprendimiento

Limpieza Sustentable: a la vanguardia en iniciativas sociales

La oficina de Limpieza Sustentable, ubicada en Providencia, es un lugar pequeño, acogedor y exento de lujos. Es un espacio sencillo, poco aparatoso, al igual que su equipo que va de un lugar a otro; ellos están convencidos que el trabajo más importante se hace en terreno, con sus colaboradores, que son las personas que trabajan en limpieza y en un 90%, corresponden a migrantes.

Por Nicole Leiva A.

Steve Weitzman, Gerente General de Limpieza Sustentable, y Catherine Sarquis, Gerente de Desarrollo Organizacional y Calidad de Vida, relatan cómo surgió esta empresa familiar que presta servicios de limpieza a oficinas, retail y banca, hace ocho años, desde cero y con su dueño haciendo el aseo. Se muestran orgullosos de lo que han construido y planifican el futuro con gran entusiasmo.

Miembro de Empresas Conscientes —organización que Weitzman encabezó hasta febrero de 2018—, Limpieza Sustentable se caracteriza, en primera instancia, por su compromiso con el medio ambiente a través del uso de productos inocuos para el planeta, a base de naranja, de perejil y de plantas. Sin embargo, el compromiso es aún mayor porque tal como señala Steve, para ser una empresa realmente sustentable y sostenible en el tiempo se debe considerar, además de los factores económico y medioambiental, el componente social.

“El gran problema que tienen las empresas de limpieza y de servicios en general, es que no conocen los entornos, no conocen a su gente, no conocen los problemas, no conocen la calidad de vida, no conocen la calidad de trabajo, no conocen porque no lo han vivido. La mayoría creo que han hecho, con suerte, turismo social”, señala Weitzman categóricamente.

Con el mismo énfasis, sostiene que el primer compromiso que debe asumir una empresa es con su gente, con sus trabajadores. Comprender que no sólo quienes trabajan ahí dependen de ese empleo, sino también sus familias. De esta forma la cifra de personas, al menos, se triplica. Asimismo, señala que un segundo compromiso —entre las empresas sustentables que licitan sus servicios— debiese apuntar hacia la coherencia entre la filosofía corporativa y las acciones concretas en materia de sustentabilidad que lleva a cabo el proveedor que está postulando a la licitación.

“Queremos ser una empresa que brinda oportunidades, nivelar hacia arriba y no hacia abajo. Nos creemos con la responsabilidad, como proveedor de un servicio, de estar en línea con las empresas que hablan de sustentabilidad, que cada día establecen nuevas políticas en esta materia y creemos que las empresas grandes tienen un gran desafío y una obligación de ser coherentes en lo que contratan y con quién trabajan. Si yo quiero promover ciertos valores de empresa no debe ser sólo a nivel interno y para mis clientes, debe ser también para mis proveedores”, recalcó Weitzman.

En la misma línea, Steve comenta en qué valores se basa la filosofía de Limpieza Sustentable. Les moviliza el ser una empresa ecológica, consciente, solidaria y donde sus valores se lleven a la práctica. Es por esto que han invertido en capital humano y material en la realización de acciones concretas en materia de sustentabilidad: el uso de productos inocuos al medio ambiente, una brecha salarial entre el mínimo y el máximo que solamente es superado 14 veces, cuando el promedio es de 20 —y en constante trabajo para reducirla cada vez más—, capacitaciones a sus trabajadores que les permitan hacer carrera al interior de la empresa, y la creación de una gerencia de desarrollo organizacional y calidad de vida, en lo que son pioneros.

Los Colaboradores

Decsy Carreño (28) es venezolana, colaboradora en Limpieza Sustentable y emprendedora. Ella llegó a Chile en enero de este año junto a su esposo y sus dos hijos de 7 y 4 años. “La situación en Venezuela es asfixiante, da tristeza admitirlo, pero nuestro trabajo ya no nos daba suficiente dinero para mantener a nuestra familia, a nuestros hijos. Era muy difícil, por eso, de un momento a otro, tomamos la decisión de venirnos”, señala Decsy, con una evidente nota de nostalgia.

Su emprendimiento, Dulce y Poesía, nació en Venezuela hace dos años, en un intento de unir sus dos pasiones: la repostería y la escritura. En Chile ha continuado con bastante éxito, por lo que Decsy se muestra con una clara intensión de hacer crecer su negocio, y en eso cuenta con todo el apoyo de Limpieza Sustentable. Ellos, con el objeto de aportar a este círculo virtuoso, le comprarán a la trabajadora los pasteles para las celebraciones de cumpleaños que se celebran una vez al mes en la empresa.

Luis Mendoza (30), Desiderio Ramírez (31) y Octavio Márquez (24) son tres supervisores de Limpieza Sustentable que llegaron desde Venezuela buscando mejores oportunidades. Los tres tienen algo en común: todos ascendieron desde el puesto de colaborador a supervisor.

Iniciativas que impactan

A través de la Gerencia de Desarrollo Organizacional y Calidad de vida, dirigida por la trabajadora social, Catherine Sarquis, Limpieza Sustentable está llevando a cabo una serie de iniciativas que contribuyen al mejoramiento en la calidad de vida de las personas. Con el objeto de aportar en la construcción de un círculo virtuoso, Catherine ha trabajado arduamente en la creación y levantamiento de una nueva plataforma virtual: Apóyate.

Se trata de una iniciativa nunca antes vista, que busca informar, guiar y apoyar a los trabajadores respecto a temáticas de beneficios públicos y privados. En la plataforma se otorga toda la información, procedimientos y documentación que las personas requieren para postular a cualquier beneficio del Estado, privado o convenio de la empresa, de manera fácil, rápida y efectiva.

“La presencia de una trabajadora social en las empresas es fundamental. Si queremos ser conscientes y sustentables socialmente debe haber una persona que sea capaz de escuchar a la gente, de orientar a las personas en temas sociales básicos. Si la persona no está bien, no estamos preocupados de ser sustentables socialmente en lo concreto”, asegura Sarquis.

Por último, desde 2018 y una vez al año, la empresa donará el 30% de sus utilidades a causas sociales que trabajen con niños en riesgo social. De esta forma buscan generar cambios reales a nivel local y transmitir el compromiso que las empresas deben asumir con la sociedad.

Post Comment