13.3 C
Santiago
Jueves, Octubre 21, 2021

Un nuevo sistema eficiente y competitivo que genera electricidad

Diario Sustentablehttps://www.diariosustentable.com/
Contamos historias que merecen crecer. Pensamos diferente y elegimos creer en las personas, comunidades y organizaciones, las grandes y las que están empezando ahora en la mesa de un café, pero que van a cambiar el mundo.

La energía osmótica o azul es una técnica descubierta hace decenas de años, la cual no pudo ser desarrollada en su día debido a su alto coste. Además, la tecnología de la época tampoco lo permitía. Pues bien, en la actualidad se le ha dado una segunda oportunidad a este tipo de energía.

Los avances en la ciencia de los materiales permitirán crear un sistema competitivo y eficiente, lo cual sin duda alguna provocará cambios en las compañías energéticas que ofrecen servicios de electricidad.

¿Cómo se obtiene la energía azul?

El proceso para conseguir esta energía es muy sencillo. El agua del lugar donde se produce el encuentro entre el agua de mar y el agua de río, se debe filtrar por medio de una membrana semipermeable, la cual impida la entrada de partículas que puedan obstruir el circuito.

La presión osmótica que se genera es derivada hacia una turbina que se encuentra conectada a un generador para crear electricidad. Esta no tendrá intermitencias ni tampoco la necesidad de almacenamiento esencial a otros procesos renovables, como el eólico o el solar fotovoltaico. Para conseguir todo esto es fundamental que el tamaño de los orificios sea muy reducido. De este modo, los iones atravesarán la membrana a una escala atómica.

¿Cómo funciona la energía azul?

En la actualidad se encuentran en desarrollo dos sistemas complementarios de la energía osmótica o azul, los cuales se basan en el uso de membranas. Es precisamente en estas donde se han conseguido las mejoras: la electrodiálisis inversa y las ósmosis por presión retardada.

En la electrodiálisis inversa es la sal disuelta la que atraviesa la membrana y no el agua cuando se ponen en contacto los dos fluidos. En cambio, en la ósmosis por presión retardada la membrana permite pasar el agua, pero no la sal. La diferencia de presión originada en ambos casos se aprovecha en una turbina.

Estos avances conseguidos en la energía azul han supuesto una gran noticia para las comercializadores de energía cien por cien renovables, como es el caso de la comercializadora Energya VM, ya que, además de contar con fuentes de energía, tales como la solar, la eólica y la geotérmica, también podrían ofrecer electricidad obtenida a través de este sistema.

¿Dónde deben construirse las plantas de energía osmótica o azul?

El emplazamiento idóneo de este tipo de plantas es en aquellos lugares en los que exista una corriente de agua dulce fluyendo al mar, por lo que la desembocadura de los ríos son grandes localizaciones, ya que precisamente ahí es donde existe una concentración de sales lo suficientemente alta.

Dos de los países que han decidido apostar por el desarrollo de la energía osmótica son Holanda y Noruega. En el año 2009 una empresa noruega inauguró una planta piloto, y en el 2014 una empresa holandesa puso en marcha una central eléctrica de salinidad. Y es que el potencial de este nuevo método es sin duda enorme, el cual además no produce emisiones a la atmósfera ni al agua.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

NUESTROS SOCIOSspot_img
VERAMONTEspot_img
SECHE GROUPspot_img
PEFCspot_img

LO ÚLTIMO