2018 Emprendimiento

Haedus busca romper la brecha de pobreza potenciando habilidades socio-emocionales

¿De qué manera se potencian las habilidades socio-emocionales en los menores de nuestro país? “Con perseverancia, tolerancia a las frustraciones, comunicando y desarrollando un pensamiento crítico”, afirma Matías Corrales, Director Comercial de Haedus, empresa líder en potenciar aquellas habilidades a niños y adolescentes de colegios vulnerables.

Trabajan con una metodología de aprendizaje llamada “Crear para niños y niñas”, diseñada por ellos mismos, y basada en neurociencia, pedagogías innovadoras y Design Thinking. Consiste en seis etapas, donde se trabajan seis habilidades y competencias, tales como empatía, curiosidad, creatividad, resolución de problemas, pensamiento crítico y comunicación. Las etapas son secuenciales y siguen la línea de un proceso creativo, que les permite a los niños y niñas, resolver desafíos de manera colaborativa en torno a experiencias relacionadas al arte, sustentabilidad y tecnología.

“Estas competencias, transmitidas a niños y jóvenes, están diseñadas para romper con la brecha de la pobreza. Queremos que cada uno de ellos sea feliz a su manera, a la misma vez, que se empoderan y toman las riendas de su vida”, dice firmemente Corrales.

Han impartido por dos años esta metodología a más de 500 niños, destacando con casos de éxito en la creación de productos innovadores, tales como guantes brillantes para ciclistas que manejan de noche y robots hechos con materiales reciclables. Todo parte de un desafío sustentable, artístico o tecnológico que los menores deben solucionar durante el taller.

Para llevar a cabo este sistema, Haedus realizó una investigación en varios colegios de la capital, donde se determinó que los ambientes de aprendizaje eran emocionalmente inseguros, lo que provocaba que el proceso de aprendizaje en niñas y niños fuese ineficiente y generara una gran pérdida de potencial.

“Un ambiente estresado le llamamos, debido a dos factores: uno es la baja calidad de infraestructura que presentan ciertos colegios. Y el otro, es la relación unidireccional entre el profesor y alumno, donde sólo se imparten habilidades técnicas, dejando de lado las socioemocionales”, afirma Ricardo Alvarado, Director Ejecutivo.

Tal problemática, afirman desde la misma empresa, ha causado por años deterioros en las relaciones entre alumnos y profesores, donde los niños provenientes de entornos familiares críticos no saben cómo desenvolverse en una sala de clases, mientras que los profesores, por su parte, tampoco tienen las competencias necesarias para enfrentar a niños vulnerables.

“Los profesores no cuentan con habilidades para tratar a niños abusados o provenientes de hogares con violencia intrafamiliar. Sólo es un aprendizaje cognitivo, no hay preocupación del ambiente emocional”, comenta Alvarado.
Por ello, crearon una nueva metodología – “Crear para profesores”-, diseñada para que docentes logren aunar los proyectos de cada asignatura con habilidades socio emocionales. “Ya la hemos aplicado en cinco colegios y los resultados han sido muy favorables”, dice.

Breves inicios

“Ambos crecimos en poblaciones (Ricardo y yo). No fue tanto los conocimientos lo que hizo que saliéramos adelante, sino que nuestra perseverancia y tolerancia a las frustraciones”, afirma Corrales, quien es Ingeniero Comercial y tiene un Master en Innovación. Mientras que Ricardo, también Ingeniero, ha trabajado por 11 años en empresas, siendo Gerente en una de ellas.

Haedus nació teniendo en mente la posibilidad de que un niño o niña pudiese salir adelante, independiente de su lugar de procedencia, mediante la buena aplicación de habilidades socio-emocionales en su vida diaria.
“Comenzamos el año 2015 con la idea de cambiar la educación y un power point de respaldo”, afirma Alvarado. Con ello, Headus logró ganar el premio al mejor emprendimiento del “PLEIN UDP” en 2015. Luego, los apoyó la plataforma de emprendimiento iF Chile, y a fines del año 2016 recibieron un fondo Corfo para desarollar e implementar, junto a Socialab, sus primeros pilotos y servicios.

Actualmente, la empresa pretende utilizar el fondo adjudicado por Corfo para desarrollar una plataforma digital que sirva de diagnóstico socioemocional en los colegios. De forma que se logre analizar el comportamiento de niños y niñas mientras participan en un juego didáctico. Aquí los menores irán aprendiendo diversos contenidos sobre las competencias y habilidades socioemocionales según sus intereses particulares. El proyecto está en desarrollo y se espera que tengan su primer prototipo funcional en los próximos meses.

Post Comment