2017 Sociedad Civil

Moba y su importante rol en la limpieza de la ciudad

Mientras uno camina por la ciudad es fácil encontrarse con alumbrado en mal estado, bancas rotas, basureros rebalsados de basura o centros de reciclaje en los que no cabe ni un alfiler más. La solución a estas situaciones llegó desde Europa a través de Moba, una empresa de origen alemán que diseña, fabrica e implementa hadware, microchips y el software de gestión Mawis U2.0, que en su conjunto ayudan a la administración pública fiscalizadora de contratos, a las empresas recolectoras de residuos domiciliarios, industriales, comerciales, recicladoras y prestadoras de servicios de barrido, entre otras, a realizar un trabajo más eficiente y sustentable.

A través de innovadora tecnología, entre la cual cuentan unos microchips que se instalan en papeleros, alumbrado público, árboles, mobiliario urbano, entre otros, la compañía da a conocer importante información sobre el estado de los mismos, que involucra toda la cadena de recolección de basura y limpieza de las calles.

“Por ejemplo en el caso de los contenedores de basura que están en las calles y tienen el microchip RFID, las empresas que contratan el servicio pueden ver a través de un sensor de llenado cuándo deben retirar la basura, evitando que se rebalse, mientras que en el caso del alumbrado pueden ver cuál está en mal estado y si es necesario retirarlo o arreglarlo.”, explica María José Marco, Delegada Territorial en Chile del área Residuos y Logística.

De la misma forma actúan los microchips que están ubicados en los árboles, camiones de recolección de basura, máquinas barredoras de calles, entre otros, donde estos envían la información a la plataforma Mawis, sobre el estado de cada elemento que monitorean, optimizando los costos de los servicios urbanos, por ejemplo, disminuyendo el uso combustible -ya que no debe ir nadie a verificar el estado de los mismos-, también mejora las condiciones de la mano de obra del sector y reduce la cantidad de residuo dispuesto en vertederos o rellenos sanitarios en pro de un reciclaje en origen.

¿Cómo funciona?

Actualmente hay 4.500 microchips RFID usados en el sector residuos, en cumplimiento de normas internacionales especiales, los que hacen posible disponer de un inventario de elementos (contenedor ,papalero ,alumbrado ,mobiliario urbano y arbolado), ya que a cada uno se le asigna un número encriptado dentro de este microchip que va a ser geo referenciado sobre un mapa del software plataforma Mawis U2.0,para que a través de una lectura manual o automática y el uso de las app de las cuales dispone Moba, se asocie información en tiempo real del elemento con el objetivo de contribuir, a través de diversas funciones, en la eficiencia del servicio y a las opciones sustentables de reducir frecuencias y generar estadísticas reales de programación y supervisión.